7,7

Azul y no tan rosa

· 110min.

Drama optimista sobre la homofobia, la violencia y la paternidad gay en Venezuela que triunfó en la taquilla y ganó el Goya a Mejor película latinoamericana.
No disponible en tu país

Sobre la película

Ganadora del Goya a Mejor película latinoamericana en 2013, once semanas en la cartelera venezolana y más de 600 mil espectadores. Miguel Ferrari se estrena en la dirección con esta exitosa coproducción que retrata desde el optimismo y la reivindicación algunas realidades dramáticas de Venezuela como la homofobia, el miedo a comprometerse, la paternidad gay o la violencia machista.

Diego, decide formalizar su relación de pareja con Fabrizio yéndose a vivir con él, pero de manera inesperada, se ve obligado a hacerse cargo de su hijo Armando, joven adolescente que vive en España y al que no ha visto desde hace años. El chico llega con una maleta cargada de reproches, de modo que a Diego no le resultará fácil restablecer la relación afectiva con él. En tales circunstancias, un grupo de radicales homófobos le propinan una brutal paliza a Fabrizio, dejándolo en coma.

Dirección y reparto

Dirección:
Miguel Ferrari

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español

Más información

Géneros:
Drama, Comedia
Países:
Venezuela, España
Estreno en cines:
25/04/14
Recaudación: 48.183,00 €
Espectadores: 7.748

Títulos similares

Parece hecha para incentivar la tolerancia al colectivo LGTB del público de países en vías de desarrollo, lo cual es loable pero no suficiente. Honestamente, solo tiene 8 años pero ha envejecido tremendamente mal. Es que no sé ni por dónde empezar: actuaciones mediocres, guion predecible, situaciones cliché. Además hay de todo, como en botica: el gay apaleado, el suegro homófobo, la amiga trans, el hijo despechado... un cuadro. Supongo que en el año 2013 a todo lo que oliese a LGTB tenían que darle un premio, por eso lo del Goya. Otra explicación no le encuentro. Tenemos que empezar a asumir que es normal que una película de maricones sea mala, incluso una mierda (como esta), y podemos ponerla a parir sin que recaigan sobre nosotros las sospechas de ser homófobos o de un partido de extrema derecha. Y ya, para darle la puntilla, la música es un auténtico despropósito. No se la recomendaría ni a mi peor enemigo.

(Editado)

El mundo aún está a tiempo de quitarse la venda, y ver que somos de mil colores. pelis así ayudan a que eso pase.

(Editado)
dklattenhoff74

Joder, qué hermosa es esta película. Qué bella. Magnífica y generosa.

10

"Es un alegato nada panfletario sobre la intolerancia en el ámbito de la identidad sexual, que combina mesuradas dosis de comedia y drama"

Lluís Bonet Mojica de La Vanguardia