Anita no pierde el tren
Anita no pierde el tren

Anita no pierde el tren

Anita no perd el tren

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

Versión en Catalán

dirección

Ventura Pons

País

España

Año de producción

2000

Género

Comedia

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Anita ve como las más de tres décadas que ha estado trabajando de taquillera en un cine de barrio se hunden literalmente: derriban el local para dar paso a unas multisalas y la prejubilan porqué no liga con la nueva imagen de la empresa. Incapaz de remontar el choque continua yendo, por inercia, cada día al descampado donde antes estaba el cine y ahora una constructora está levantando las nuevas salas. Por una jugada del azar, acaba enamorada y enrollada con el hombre que maneja la excavadora de la obra. Inicia una relación tierna y a la vez agridulce, realizada a oscuras en la caravana donde la empresa tiene las oficinas. El está casado y no lo esconde. A pesar de ello los dos consiguen, gracias a sus encuentros clandestinos diarios, abrir una puerta de esperanza para el futuro. Es una relación sin perspectivas, que en el caso de Anita, con sus cincuenta años, le ayuda a marcar un antes y un después en su vida.
Una historia tierna, divertida y esperanzada de una supervivencia.

Premios
Te la recomendamos para...

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

8.0

"En el curs d'uns pocs mesos de felicitat, aquesta Anita universal ha experimentat una magnífica obsessió que, un cop més, l'apropa a aquell altre melodrama de Sirk on Hudson cura la ceguesa de Wyman. Enlluernada pels mites que ha vist desfilar per la pantalla, la protagonista de Ventura Pons recupera la vista sobre el món real que l'envolta gràcies al conductor d'excavadores que, amb la seva potent pala convertida en eficaç vareta màgica, la fa tocar de peus a terra. Aquí és on es troba la gran pel·lícula que hi ha dins d'Anita no perd el tren....."

Esteve Riambau de Avui

7.5

"Sardà muestra su dominio de la pantalla en su retrato de la entrañable pero nada sentimental Anita: no hay más que verla intercambiando confidencias con su vecina María Barranco (deliciosa) o haciendo fugaces apartes a cámara que se ganan rápidamente nuestra complicidad. Pons la había utilizado magistralmente en "Actrices" o "Amigo/amado" y se merecía tenerla toda para él en éste su primer gran papel protagonista. Como Anita es taquillera, la película se permite a través suyo un leve apunte risueño de la evolución del cine en el que trabaja (y de la exhibición en general), que pasa de local porno a sala de arte y ensayo y luego a multisala. Pero Pons no quiere hablar de cine sino de sus personajes. Ha hecho una película "positiva", como a él mismo le gusta decir, que puede reportarle ese éxito comercial qeu le viene esquivando desde hace tiempo."

Antonio Weinrichter de ABC

7.5

"No es ya lo que la gran actriz diga, lo que su personaje evoque, lo que su estrategia de supervivencia provoque en el espectador (ahí es nada la propuesta, siempre en el filo entre la risa y el drama, pero ahogando éste tras la sonrisa cómplice). Es que sólo con estar, con moverse, con apoyar tímidamente un pie en la calle mientras mira a ambos lados por si viene un coche; con mostrar una larga espera ante una mesa puesta, ahí cuando sólo está el actor con la nada, donde Sardá da la medida de su impresionante oficio , de los años que lleva mostrándonos que puedes ser cualquiera, siempre con un adorable aire de respetabilidad baqueteado por la vida. Hay más, claro: deliciosas parodias cinematográficas (genial la de Cristina de Suecia con Sardá emulando a la Garbo), una historia que se aguanta bien aunque le hubiésemos podido pedir un ppunto más de locura. Y la inteligencia de un director par entender cuándo se acaba un ciclo creativo y comienza otro... ¿Qué más se puede pedir?"

Mirito Torreiro de El País