Animales heridos
Animales heridos
SD V.O.S.E. 92 min NOTA USUARIOS: 6 NOTA PRENSA: 7,8 NR < 13 años

Animales heridos

Animals ferits

Director

Ventura Pons

Nacionalidad

España

Año de producción
Estreno en cines
Recaudación

229.733,71 €

Espectadores

44.625

Género

Comedia

Distribuidora

Els films de la Rambla

Los animales, cuando están heridos, se lamen donde les duele. Esa actitud de autoprotección la adoptamos los humanos cuando la vida da un giro inesperado y nos golpea donde no esperábamos. Silvio, Marcia, Claudia, Daniel, Irina, Mariela y Jorge Washington son vidas que se entrecruzan, que se interrelacionan, por motivos distintos: amorosos, profesionales, de amistad. Silvio es un triunfador. A sus cincuenta, tiene una empresa que funciona, dinero, salud, una casa en Barcelona y otra en Cadaqués, una mujer que lo deja tranquilo y una amante más joven, Claudia, con quien mantiene una apasionada relación de igual a igual. Claudia tiene un amigo, Daniel, un joven galerista casado con Irina. La pareja ha caído en una rutina que los está distanciando. Mariela, una inmigrante sudamericana, trabaja al servicio de Silvio y su mujer y tiene un novio, Jorge Washington, que aspira a una vida mejor. Todos son animales que se lamen las heridas cuando las cosas se tuercen inesperadamente. Se lamen, se levantan y siguen mirando hacia delante; heridos pero vivos.

Premios Te la recomendamos para... Temas

Dirección y reparto

Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Ir al perfil público de celiap
    celiap

    Mala no... lo siguiente.

    2014-06-19 20:18:45
  • Ir al perfil público de edudosi
    edudosi

    Se deja ver, pero no mucho...

    2013-08-22 21:11:00
  • Ir al perfil público de luismanhattan
    luismanhattan

    Me gusta la filmografía de Ventura Pons, que indiga en las relaciones amorosas en el contexto de la Barcelona contemporánea. Esta película no está entre sus mejores trabajos, pero mantiene interés. De las tres historias entrecruzadas, la mejor es la de Daniel e Irina, una pareja en descomposición emocional en un contexto tan idílico como unas vacaciones. Tiene sus toques de humor y se deja ver, aunque tampoco deslumbra. Buen reparto.

    6.5 6,5 2012-06-04 01:24:45
  • Jordi Batlle Caminal de La Vanguardia

    Tres relatos del libro Animals tristos, de Jordi Puntí, alimentan el último trabajo de Ventura Pons, a quien las películas episódicas (El perquè de tot plegat, Carícies) le salen siempre estupendas, sobre todo si se permite integrar parte de un sketch en otro, interrelacionarlos entre sí. De hecho, Animals ferits tiene el aspecto de una única historia, tal es su admirable estructura.

    La primera trama concierne a las relaciones entre un hombre casado y su amante, que viven su ardor sexual más que su amor en puntuales citas en un hotel, siempre en la misma habitación. La segunda tiene por protagonistas a una pareja que pasa sus vacaciones en un camping de la Costa Brava. Y la tercera, a una mujer de la limpieza mexicana, que trabaja precisamente en el lujoso apartamento del marido adúltero y su esposa, y a un joven peruano recién llegado a Barcelona.

    En todos los casos, a los personajes los vemos acompañados de otros personajes, cuando no por una marea humana que se dirige al Camp Nou o regresa de él. Pero, paradójicamente, se hace difícil concebir criaturas más solitarias, desamparadas e incomunicadas que las que componen este fresco contemporáneo.

    Pons logra plasmar el latido de nuestra época y sus infecciones sentimentales. Lo hace, apoyado en un trabajo espléndido de sus actores, aunando con maestría los efectos cómicos y los patéticos. Y aunque le sobra el subrayado de la voz en off del narrador, sabe sacar un gran partido de los silencios en las escenas del camping, las mejores: los paseos por Cadaqués, las lecturas junto a la caravana de ella, la indiferencia de su relación (necesitan un urgente, rosselliniano Viaggio in Italia) radiografían el paisaje emocional de hoy mismo.

    8.0 8.0
  • Mirito Torreiro de El País

    Cada uno de los personajes está condenado a ver sus deseos insatisfechos, a chocar contra la indiferencia o contra el azar esquivo. En eso, como en la medieval Ronda de la Muerte, no hay clases sociales: todos padecen lo mismo, todos se agarran a lo que pueden para sobrevivir. Como apreciará el espectador de Pons, es éste un eslabón más en la ya larga cadena de historias que el cineasta ha forjado sobre el amor y sus contemporáneos. No es la mejor, pero tampoco desmerece de logros como Actrius, como Amic/amat: con este Ventura en la madurez de su oficio siempre se juega en terreno seguro. Y sus espectadores, agradecidos.

    7.5 7.5