8,6

Angry Inuk

· 82min.

Solo para suscriptores
Por primera vez escuchamos a las familias de esquimales del Canadá  y observamos cómo se organizan para encontrar su lugar en un mundo cada vez más globalizado.

Sobre la película

La directora inuit Alethea Arnaquq-Baril da voz a su pueblo para defenderse de los prejuicios culturales que rodean su estilo de vida. Por primera vez escuchamos a las familias de esquimales del Canadá Ártico y observamos cómo se organizan para encontrar su lugar en un mundo cada vez más globalizado.

Las focas son un símbolo del activismo por los derechos de los animales y también son el alimento base de los inuits, la cultura indígena que habita las tundras del norte de Canadá, Alaska y Groenlandia. La tradición ancestral de cazar focas no sólo es básica para su alimentación sino que tiene un rol central en el ámbito social y en la identidad inuit. La lucha de las principales organizaciones ecologistas para erradicar la matanza de focas ha puesto en duda la forma de vida de los esquimales.

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español y Catalán

Premios y nominaciones

Más información

Género:
Documental
País:
Canadá

Títulos similares

Un documental fantàstic que et permet conèixer l'altra cara de la moneda de les ONG's animalistes. Els inuit depenen de la caça de foques per la seva carn i la seva pell. La seva subsistència com a poble passa per l'acceptació de la caça sostenible d'aquest animal.

Los pueblos indígenas llevan defendiendo la Tierra desde hace siglos y con todo en su contra, ellxs son los verdaderos "ecologistas" y la última resistencia al capitalismo y al colonialismo extractivista que explota al Sur Global para beneficio del euroblancx. Occidente tiene demasiado que aprender de los inuits, entre otrxs, y debería empezar a revisar su ecologismo/veganismo racista.

(Editado)

Una bona explicació del conflicte, un documental empoderador per continuar aquesta lluita per part dels Inuits.

(Editado)

Imprescindible y conmovedora esta historia y cultura que desconocía. Hemos de cambiar la mentalidad y la propaganda interesada de los defensores de los animales, que no se posicionan con las prospecciones petrolíferas o de minerales en las mismas zonas, y son mucho más nocivas para el ecosistema.

Como ha dicho ya alguién, que dolor ser pasto de esta ignorancia programada que nos rodea y rabia también por ser cojinetes de esta rueda que tan poco espacio nos deja para combatir esta ignorancia ni que sea para construirnos un pensamiento crítico. Cómo de perversas se pueden volver las iniciativas que surgieron con grandes propósitos.

Una ventana al mundo real y diverso. Debería pasarse en las escuelas para comprender que no todo el plantea debe de regirse por lo que hemos asimilado los mayoritarios de latitudes medias. Cuidadín con los lobbies turbios y las votaciones buenistas en nombre de otros, sin escucharles. Vigilantes, sí. Ignorantes, no.

Totalmente recomendable. Una mirada clara y real a la situación del pueblo inuit en la actualidad, y al falso ecologismo de las grandes organizaciones a nivel mundial.

albertninam

m'ha canviat moltes de les coses que donava per suposades sobre la cacera de foques. un documental que hauria de veure tothom. molt ben fet.

Uno de los mejores documentales que he visto, donde se esclarece el verdadero nivel de egoísmo e individualismo humano en el sistema capitalista. Desde el privilegio de obtener los recursos de subsistencia de manera tan rápida como ir al supermercado es muy fácil criticar la caza de las focas. La falta de investigación de la situación y la utilización del sufrimiento animal por parte de asociaciones animalistas, genera personas que empatizan con las focas y las cuales son fácilmente influenciables. La verdad que es muy triste toda esta situación y me gusta saber que el pueblo Inuit aun sueña con un modelo sostenible y auto gestionado de mantener a su pueblo.

Cercano, esclarecedor y muy necesario para vernos cara a cara con nuestra propia hipocresía de la que a menudo ni siquiera somos conscientes. Hay algo en la forma de pensar y actuar de los pueblos indígenas que me hace ver que ellos son los verdaderos ecologistas, los únicos que aman la naturaleza de verdad y trabajan por preservarla. Mientras, nosotros pagamos la cuota a Greenpeace, comemos hamburguesas veganas hechas con soja transgénica y nos compramos ropa y maquillaje cruelty-free a base de petróleo. Qué pena de mundo.

9

"This quiet, purposed, anger is the most powerful and responsible kind and it has a dignity that is absent in modern discourse. "

Kurt Halfyard de Screen Anarchy