8,4

An Elephant Sitting Still

· 234min.

La ópera prima del cineasta Hu Bo, discípulo de Béla Tarr, destaca por una puesta en escena magistral con planos secuencia hipnóticos y una belleza vertiginosa y elegíaca.
No disponible en tu país

Sobre la película

Considerada internacionalmente por la crítica como una obra única, la ópera prima del cineasta Hu Bo destaca por una puesta en escena magistral con planos secuencia hipnóticos y una belleza vertiginosa y elegíaca que impregna cada uno de los 234 minutos de la cinta. Hu Bo se suicidó apenas acabada la postproducción del film con solo 29 años. Un talento inmenso que deja como legado una de las obras maestras imprescindibles del cine chino contemporáneo. Tal como apuntó Béla Tarr, mentor y amigo de Bo, “esta película nos acompañará a todos para siempre”. (Festival D'A)

Al norte de China, una enorme ciudad posindustrial está sumida en una niebla perpetua que atrapa a sus habitantes. Una mañana, un simple altercado entre dos adolescentes de un instituto va a forjar el destino de cuatro individuos, victimas del egoísmo familiar y de la violencia social. Lo único que comparten es la misma obsesión recurrente: huir hacia la ciudad de Manzhouli, donde según dicen, un elefante de circo permanece sentado durante horas, inmóvil, impasible, ajeno a los problemas del mundo.

Dirección y reparto

Dirección:
Hu Bo

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Mandarín

Más información

Título original:
An elephant sitting still (Da xiang xi di er zuo)
Género:
Drama
País:
China
Estreno en cines:
01/05/19

Títulos similares

De la incapacidad a sobreponerse a la crudeza de la vida y poder encauzarla hacia algo satisfactorio. Crónica del maltrato y hostilidad entre personas, agüdizándose cuando los vínculos son familiares o de carácter íntimo. Un escenario gris e insalubre, donde las frustraciones personales forjan un dia a dia pleno de decepción.

OBRA MAESTRA.Una de las mejores películas que he visto en mucho tiempo.Puede ser por su guion, fino y bien hilado en su primera, segunda y tercera lectura.

Puede ser por su intensidad nada impostada, que te hace sentir el drama de los protagonistas. Puede ser porque elige la mejor de las opciones de estilo, para narrar esta historia. Puede ser por su deliciosa fotografía. Puede ser por la banda sonora, que envuelve la obra como se pega la piel a la carne. Puede ser por la suma de todo que te hipnotiza, pero por si esto fuera poco, hace gala de algo poco común, el respeto al espectador como un ser inteligente, capaz de completar la historia, siendo esta tan solo sugerida, no dando la información masticada y manoseada.
He disfrutado mucho de las cuatro horas de metraje,

(Editado)

Una maravilla. Hipnótica, envolvente y delicada. A estos personajes, tan infelices y deprimidos pero, en el fondo, tan valientes, es imposible no quererlos. La fotografía, apagada y gris, es una pasada. La música también. Que no asuste el metraje. Es verdad que el ritmo es muy pausado, pero los cruces de las tramas mantienen la atención, y en cada plano pasan cosas todo el rato. Solo hay que dejarse llevar y que la historia te atrape. Se decepcionarán los que busquen una crítica social al Estado chino. Más bien parece un reflejo de las propias angustias del director, una larga carta de despedida de un genio que nos ha dejado demasiado pronto.

(Editado)

Este hombre yo creo que nos quería matar a todos llevándonos a la nada a través de unos personajes, todos, perdedores absolutos, hasta la niña que recrimina a su abuelo. Paisajes humanos y geográficos desprovistos totalmente de sentimientos que no fuesen autodestructivos dsesperanzadores grises y fríos. Nadie se salva. Original en su movimiento y en la orquestación de todo este lamento humano.

(Editado)

Resulta muy difícil calificar una obra tan brillante como tediosa y desesperante. Hu Bo nos asombra con su particular visión de la vida: La decadencia, el sufrimiento, la soledad, la incomprensión y el aislamiento son los cimientos en los que se sustenta esta trágica historia. Una película que merece ser degustada y paladeada con una imprescindible dosis de paciencia.

Magnífica y dramática película.Su duración no impide disfrutar dela historia y de los personajes. Personajes muy bien trabajados y con una notable calidad interpretativa.
Lástima del final de Hu Bo. Cuántas otras obras de arte nos hubiera podido regalar!

9

"El cineasta se desnudó al máximo y se desfondó para contar todo lo que quería contar. Y de qué manera, con una fuerza y un cuidado en las imágenes difícil de ver en otros realizadores asiáticos contemporáneos."

Quim Casas de El Periódico

9

"Una de las joyas cinéfilas de la temporada. (...) nos retrotrae al descubrimiento a principios de siglo de los primeros films de Jia Zhangke, en su inmersión en la gris realidad de la China profunda. "

Eulàlia Iglesias de Fotogramas