Agallas
Agallas
Agallas

Agallas

Audio y subtítulos

Versión en Español

País

España

Año de producción

2009

Género

Acción

Estreno en cines

04/09/09

Recaudación

718.712,15 €

Espectadores

118 785

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Sebastián, un delincuente de poca monta recién salido de prisión, decide buscar empleo en una pequeña empresa de Galicia, “Isolina, Productos del Mar”. Pero no por vocación desde luego, sino porque algo le dice que el dueño de la empresa, Regueira, no se ha pagado el Jaguar con cangrejos. Mediante una astucia se hace amigo de un encargado, Raúl, y consigue que le contraten. Regueira se lo cree sólo a medias, pero comprueba muy rápidamente que aquel joven de dientes mellados tiene agallas y decide convertirlo en su ayudante. Poco a poco, Sebas cambia de aspecto, se gana ropa nueva, nuevos dientes y sobre todo la confianza de su jefe. Ahora parece haber llegado a la cumbre - o casi. Pero, Sebastián, tan listo y tan despiadado, ignora que forma parte de un juego que le supera...

Premios
Te la recomendamos para...

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

laclara

Elegimos esta película al azar, una noche que estábamos poco exigentes.

Es regulera, olvidable al instante. Tipo telefilme de tarde de domingo.

Me sorprendió el papel de Hugo Silva, un actor que siempre guardo en mi memoria como no muy bueno y no me deja de sorprender con su versatilidad, su vis cómica y en este caso, su construcción de un personaje muy canalla.

02 noviembre 2017
thethirdclick

Vale la pena sólo por ver el gran trabajo de Carmelo Gómez y Celso Bugallo. Se echa un poco menos más inmersión en algunos secundarios, pero la película está bastante entretenida y bien rodada, además el final no es en absoluto previsible.

23 julio 2015 (Editado)
7.5

""Agallas" se inscribe desde el primer momento, con decisión y sin avergonzarse de ello, en los márgenes del cine de género, ropajes bajo los cuales se arropa la historia cruel, aunque no exenta de sarcasmo, de un arribista chabacano y sin escrúpulos que trata de alcanzar su lugar en el sol bajo el ala de un narcotraficante gallego. Hay, al respecto, ciertos ecos de la tradición del cine policíaco y el viejo cine negro norteamericanos, y de la crook story (la ascención y caída de un hampón que sube rápido... y cae todavía más rápido)."

Tomás Fernández Valentí de Dirigido por

7.0

"La plomiza y surrealista Galicia es el terreno, asimismo peligroso e idóneo para las reglas del género gansteril, que afecta a un duelo de titanes (Hugo Silva y Carmelo Gómez, estupendos) tan dados a la charla metafísica como a la chacinería local y letal. Desacomplejada españolización del mapamundi criminal de Guy Ritchie, Agallas, más que cinéfila (que lo es: de Michael Winner a los Coen), es una valleinclanesca declaración de principios: para ser muy malo debes ser muy bueno."

Fausto Fernández de Fotogramas

7.0

""Agallas" es un modesto pero sumamente deleitoso thriller de mafias, engaños, traiciones y ambiciones desmedidas, labrado sobre surcos tradicionales, sin pretensiones de sentar cátedra ni de reformular el género. Sus giros finales, por ejemplo, entre la pirotecnia de los Coen y el Mamet de El último golpe,entran con gusto pese a que el espectador ducho en el género ya los espera."

Jordi Batlle Caminal de La Vanguardia

7.0

"El cine español se tiñe de negro. Y así quedó demostrado en el pasado festival de Málaga, donde "Agallas", "25kilates" o "Un buen hombre" dejaron claro que el cine patrio va mucho más allá de los melodramas sociales o las comedias. "Agallas", sin estar a la altura de "25 kilates", es la más que notable ópera prima de dos realizadores de TVE enganchados al cine: Samuel Martín y Andrés Luque."

Olga Pereda de El Periódico

6.5

"(...) hay guiños que caen en la candidez -por ejemplo, bautizar a un yate como The African Queen- y ejercicios de estilo -el juego con las retroproyecciones hitchcockianas en el ascenso al acantilado- que no le sientan bien a este sólido, competente ejercicio de género, que coloca a una bestia parda (Gómez) y a una piltrafa del arroyo (Silva, defendiendo muy bien su papel) en un espejismo de relación paternofilial devorado por un climático concatenado de imposturas, a medio camino entre un Mamet a feira y una revisión de "El día de los tramposos" (1970) regada en orujo."

Jordi Costa de El País