14 Días con Víctor
14 Días con Víctor
14 Días con Víctor

14 Días con Víctor

14 Days With Victor

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

Versión en Catalán

dirección

Román Parrado

País

España

Año de producción

2010

Género

Terror

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

El joven Victor tiene una existencia algo gris. Su ánimo de supervivencia lo lleva al taller de Martin, un artista que intenta reflotar su carrera mientras debe cuidar de su hermano, un boxeador que ha vuelto al ring. Martin intentará sacar el máximo de su nuevo modelo, hasta el punto de convertir el cuerpo de Victor en materia de trabajo. En el estudio, el chico conocerá a Anna, una fotógrafa que dejó de comer cuando supo que su padre estaba enfermo de cáncer. De una fisicidad extrema, 14 Days with Victor explora los límites del arte, convierte la piel y la carne en lienzos y se adentra en el terreno del dolor, tanto físico como psicológico.

Premios
Te la recomendamos para...

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

La vi en Sitges y la verdad que no dejó a nadie indiferente. Hubo gente que salió de la sala, quizás por los momentos de violencia y vísceras explícitos, quizás porque el film te lo hacía pasar mal en algunos momentos... El planteamiento me pareció bueno, las interpretaciones también, el guión y la crítica que hace son geniales, pero el desarrollo es algo lento. Un film correcto que ahora que está en filmin es posible que vuelva a ver.

23 julio 2015 (Editado)

Un guión original e interesante por los temas que trata(el sacrificio, el arte, el ego...) y muy intenso. Una película pequeña pero emocionante, a veces dura pero inteligente, con actores ingleses y españoles en estado de gracia, y una realizacion sobria, directa y cruda. Ojalá llegue a las salas comerciales y al mayor numero de aficionados a un tipo de cine pequeño pero de gran calidad.

23 julio 2015 (Editado)
4.0

" Más allá de preguntarse qué pinta este drama psicológico en Sitges, la historia está rodada con corrección en lo formal. Aunque el tema, fangoso, se revele cargante: definir los límites del arte y aspirar a convertirse en tratado sobre el dolor le viene grande a un guión con demasiada conversación. "

Miguel Ayanz de La Razón