Darren Aronofsky
  1. Darren Aronofsky

    Estados Unidos · 1969

    1 título
    disponible
    24 premios
    recibidos
Biografía

Nacido en el barrio Neoyorkino de Brooklyn, el debut de Darren Aronofsky como director de largometrajes se remonta al año 1998, fecha en la que se estrenó la película “Pi, fe en el caos”. Este filme narra la vida de un brillante matemático (Max) que está obsesionado con la idea de que, pese al aparente caos que rige el universo, existe un sistema numérico capaz de prever y controlar todo cuanto sucede en él. Centrándose para ello en el estudio del mercado bursátil, Max cada vez se acercará más a desentrañar el misterio que se oculta tras esa fórmula matemática que aparentemente controla todo, y que le lleva inexorablemente al número Pi. Ansiosos por hacerse con el increíble descubrimiento que Max está a punto de revelar, una agresiva firma de Wall Street y una secta judía le acosarán para hacerse con tan preciado botín. Cabe destacar que la fotografía de este thriller matemático fue en blanco y negro, y que el compositor de la banda sonora de la misma fue su gran amigo Clint Mansell, colaborador habitual de Aronofsky en el resto de sus películas. El filme apenas costó 60.000 dólares, por lo que el mérito es aún mayor.
La cinta logró un gran éxito de crítica y públicoy obtuvo varios galardones, entre los cuales destaca el del Festival de Sundance, que reconoció a Aronofsky como Mejor Director en 1998. La película que siguió fue nada menos que “Réquiem por un sueño”, estrenada en el año 2000. Basada en la novela de Hubert Selby Jr (quien también desempeña las labores de guionista), se centra en el mundo de las drogas (y otras adicciones) y en las devastadoras consecuencias que tienen en un grupo de personas. Este segundo trabajo del director neoyorquino fue aclamado mundialmente por crítica y público y se convirtió instantáneamente en una obra de culto. Su enorme poder visual, unido a una banda sonora hipnótica (obra también de Clint Mansell, cuyo tema Lux Aeterna ha sido remezclado y utilizado en decenas de trailers cinematográficos posteriores) y a unas interpretaciones sobresalientes (Ellen Burstyn estuvo nominada al Oscar y al Globo de Oro a la mejor actriz por su trabajo en este filme) dieron como resultado este exitoso segundo trabajo del realizador de Brooklyn. La película se hizo con numerosos premios, entre ellos la Espiga de Oro del Festival de Valladolid. La siguiente película de Aronofsky no vería la luz hasta más de un lustro después, en el año 2006, fecha del estreno de “La fuente de la vida”. Con un presupuesto millonario, y teniendo a sus órdenes a actores de la talla de Hugh Jackman, Rachel Weisz y Ellen Burstyn (de nuevo). Después de enfrentarse a un sinfín de problemas de producción, Aronofsky plasmó el viaje que emprende un hombre a través de los siglos con el objetivo de encontrar el árbol de la vida, que según la leyenda, otorga la vida eterna a quién bebe de su savia. Su fin último será salvar la vida de su enferma esposa. Aunque quizá se trate del proyecto más personal y más laborioso del director (seis años de trabajo para llevar a cabo una idea que tenía desde sus inicios como realizador) la película pasó con más pena que gloria por la taquilla mundial. El filme produjo una enorme división de opiniones tanto en la crítica especializada como en el público. En cualquier caso, cabe reseñar la nominación de Clint Mansell (de nuevo a cargo de la banda sonora) a los Globos de Oro por su partitura, o la de Darren Aronofsky al León de Oro en el Festival de Venecia, entre otras. En el año 2008 presentó “El luchador”, su cuarto largometraje que obtuvo el León de Oro del Festival de Venecia. La película está protagonizada por Mickey Rourke y Marisa Tomei, y narra la vida de Randy Robinson, un antiguo campeón de lucha libre que se encuentra en el ocaso de su vida profesional. La crítica consideró la película de Aronofsky la mejor del festival y una de las mejores del director. A parte de realizar estos largos, Aronofsky también es el autor de cortos como “Supermarket Sweep” (1991), “Fortune Cookie” (1991) y “Protozoa” (1993).
En el aspecto personal, actualmente mantiene una relación estable con la actriz Rachel Weisz. FILMOGRAFÍA DESTACADA “Pi, fe en el caos”, 1998
“Réquiem por un sueño”, 2000
“La fuente de la vida”, 2006
“El luchador”, 2009
"Black Swan", 2010
 

Premios de sus películas

Sus títulos disponibles