Muebles Aldeguer
Muebles Aldeguer

Muebles Aldeguer

The Furniture

Audio y subtítulos

Versión en Español

País

España

Año de producción

2015

Sobre el corto

Como cada mañana Manolo Aldeguer abre su negocio: una tienda de muebles rancios ubicada en Murcia, que muy bien pudiera encontrarse en cualquier otra ciudad española. Por delante se presenta otra vez, otro día, toda una jornada laboral: Ocho interminables horas que llenar.

dirección

Irene M. Borrego

Premios
Te la recomendamos para...

Títulos similares

¿Cómo valoras este corto?

Protagonistas: Manolo, el velador, un puñado de clientes y una armónica . El escenario: una tienda de muebles . El detonante: el tiempo estancado, que no pasa. Una tensión que se va generando, a través de las miradas de sus protagonistas, hasta resolverse en el duelo final.

Una pequeña/gran obra documental con tintes de western en una provincia al sur de España.Brillante.

hace 1 semana (Editado)
noeluar

parece que no sucede nada mientras se nos pasa lo más importante.

11 marzo 2020

Lento paso del tiempo en una historia que toma como excusa una tienda de muebles cuyo tiempo ya pasó.El dueño de Muebles Aldeguer con tanto tiempo que no puede sino perderlo.Un portero con tanto tiempo cada día que espía la tienda, limpia y barre. Espía porque se aburre y tiene poco que hacer.Un trabajo que nos habla del paso del tiempo donde el sonido tiene tanta fuerza (o más) que la imagen: el sonido de las teclas del teléfono, del plumero del portero, del ruido de esos muebles al recolocarlos, de la radio, de las pisadas, de la armónica. No pasa nada, pero pasa el tiempo, pasa todo, pasa la vida.El dueño de la tienda con el calendario mirando al reloj esperando el momento para llamar al portero que está literalmente en frente y que llama justo cuando éste sale a tirar la basura… es pura magia.Para mí es una auténtica maravilla y un placer para la vista y sobre todo el oído este cortometraje. Altísimamente recomendable.

06 febrero 2020 (Editado)
ibn

Elogio al aburrimiento, se aburre el protagonista, se aburren los clientes, se aburre el portero de al lado, y nos aburrimos nosotros, de verdad hace falta tanto aburrimiento? Quizas si el INI nacionalizara la tienda habría algo más emocionante que contar y de paso nos ahorraría tanto bostezo.
PD.-Algo elogioso de este corto es que sus 14 minutos escasos nos acercan a la eternidad que palazo! no acaba nunca

27 enero 2020