6,3

La última virgen

· 17min.

Mejor cortometraje en el Festival de Málaga y en los Premios Gaudí. Un retrato nada complaciente de la generación millennial.
No disponible en tu país

Sobre el corto

Mejor cortometraje en el Festival de Málaga y en los Premios Gaudí. Un retrato nada complaciente de la generación millenial.

Sara, una niña de 13 años, tiene la necesidad de abandonar su inocencia para adentrarse en el mundo adulto y así encajar dentro de su grupo de amigas. Envuelta por un mundo donde reina la apariencia, Sara se verá obligada a forzar su voluntad convirtiéndose así en una víctima más de la sociedad. Un retrato de la generación del 2000, donde móviles, Internet y una sexualidad prematura no pueden pasar desapercibidos.

Dirección y reparto

Dirección:
Bàrbara Farré

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español

Más información

Género:
Drama
País:
España

Títulos similares

Maravilloso cortometraje donde se revelan las dificultades del llegar a ser, la presión del entorno y el esquema de valores tan corrompido que triunfa en la actualidad. Felicidades a la directora y actrices.

Bastante sosita, pero es una pincelada de la absoluta decadencia en la que está sumida la adolescencia de estos tiempos. No se lee, no se sabe escribir, se limita el lenguaje a cuatro palabrejas de moda; y por tener muy limitada la capacidad de expresar sentimientos para hacerse comprender, se pierde la capacidad de sentir.

muy triste y dura. La pornificación de las niñas

Veo opiniones muy dispares... a mi lo cierto es que me ha gustado y me ha parecido interesante el análisis que se hace. No obstante, me parece que los personajes son muy previsibles al igual que las situaciones descritas cuando creo que los retos a los que se enfrenta la juventud de hoy en día hace que esa transición hacia la madurez sea mucho más encriptada de lo que se muestra aquí.

La iniciación sexual, la presión del entorno y la desorientación adolescente. Muy realista y una protagonista tan atribulada como la situación lo es para tantas.

Puedo decir, y no me arrepentiré de ello, que es el peor corto que he visto en mi vida. Actrices superfluas, y respecto la protagonista, un ladrillo le pone más sentimiento. Grabación vacua, asquerosa e innecesaria. No le pongo un 1 por respeto a la protagonista, que pudo ser engañada para hacer esta bazofia.

Muy buen reflejo de lo que viven las adolescentes hoy en día. Ese sentimiento de culpabilidad por no hacer algo que no quieres hacer, que debes hacerlo porque si no te tachan de rara, de niña, de aburrida. Hacer lo que hacen las demás para no quedarte atrás. Buena actuación la de Sara, que con pocas palabras, se refleja en la expresión de su cara todo lo que lleva dentro.

(Editado)