"Yo no soy Madame Bovary" un cuento chino

Autor: Filmin Fuente: Filmin

"Yo no soy Madame Bovary" un cuento chino

La sorprendente merecedora de la Concha de Oro a la Mejor Película en el pasado Festival de San Sebastián llega hoy a nuestras salas. "Yo no soy Madame Bovary" es un cuento chino que se nos relata desde el empleo del cine como artificio pero ante todo, como estamento social y político. Única en su especie.

¿De qué va?

Li Xuelian y su marido Qin Yuhe montan un falso divorcio para obtener un segundo apartamento. Seis meses después, Qin se vuelve a casar con otra mujer. Llena de ira, Li presenta una demanda que pierde, porque el divorcio cumplía con los procedimientos legales. Y además Qin la acusa de haber sido impura en su noche de bodas. Una década después, sin que el matrimonio ni su reputación se hayan restaurado, Li viaja a la capital durante el Congreso Nacional del Pueblo para completar su absurdo periplo de diez años por el hijo que no tuvo.

¿Quién está detrás?

Nacido en Beijing en 1958, Feng Xiaogang se dio a conocer en su país como director de cine de masas gracias a sus comedias negras. Durante la primera década del siglo XXI, abordó proyectos más ambiciosos y comenzó a ser conocido internacionalmente con títulos como A World Without Thieves (2004), The Banquet (2006), Assembly (2007), If You Are The One (2008) y Aftershock (2010). Con A Sigh (2010) obtuvo el Premio a la Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de El Cairo, y con Back to 1942 (2012) en el de Beijing. Asimismo, ha ganado en tres ocasiones el premio Cien Flores de China, en la categoría de mejor director.

¿Quién sale?

Fan Binbing, quien da vida a Madame Bovary, es una de las intérpretes más estelares y resonantes de la cinematografía China. Tanto es así que hemos podido verle en la saga "X-Men" así como "Iron Man".

¿Qué es?

Un cuento chino.

¿Qué ofrece?

El cine como artificio pero ante todo como estamento social y político. Dos polos supuestamente opuestos a nivel conceptual y creativo que sin embargo, en la fascinante "Yo no soy Madame Bovary" van unidos. Con una fotografía cuyo encuadre se sustenta sobre un reducido ojo de buey, con un discurso en el que hay cabida para el humor más ingenuo pero también para la crítica más incisiva, la genuina e incomparable película de Fan Binbing ha sorprendido por todos los festivales por los que ha pasado debido principalmente a una idiosincrasia única, a una conjunción entre fondo y forma sublime y distintiva. El suyo es cuento chino que con mordaz irónía bascula entre la comedia más hilarante y el melodrama más estoico. Y es que la última ganadora de la Concha de Oro es ante todo, China a día de hoy.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es