San Sebastián 2021: Nuestras 10 favoritas

Autor: Filmin

San Sebastián 2021: Nuestras 10 favoritas

La 69 edición de la Donostia Zinemaldia (del 17 al 25 de septiembre) se enfrenta al reto de igualar el nivel de la selección oficial del año pasado, cuando la cancelación del Festival de Cannes provocó que varias de las películas que iban a participar en el certamen galo acabaran en la sección oficial de la Zinemaldia. Con Sigourney Weaver como protagonista del cartel de este año, homenajes a Johnny Depp y Marion Cotillard, y previsión de lluvias para toda la semana, el festival debe demostrar una vez más por qué es el certamen cinematográfico más importante de España mientras todo el sector reflexiona sobre la relevancia que tiene su palmarés en la carrera comercial posterior de sus películas, en un momento en que el debate entre las salas de cine y las plataformas online parece más encendido que nunca.

1. VÓRTEX, de Gaspar Noé

El sempiterno enfant terrible del cine europeo, responsable de títulos como "Irreversible", "Climax" y "Lux Aeterna", firma su particular versión de "Amor", de Michael Haneke, dirigiendo su cámara partida en dos a la existencia de un matrimonio de avanzada edad que afronta el final de sus días entre el cariño y el respeto, la paciencia a punto de colmar el vaso y los coletazos de sendas enfermedades, una coronaria y otra mental, que pone palos en las ruedas de sus complicadas existencias. Sin perder el gusto por la experimentación formal, sin eludir momentos de dureza marca de la casa, a Noé le surgen algunos de los instantes más bellos de su filmografía en esta elegía a la vida humana en su pura fragilidad.

2. JANE BY CHARLOTTE, de Charlotte Gainsbourg

El retrato que una artista, la actriz Charlotte Gainsbourg, pinta sobre otra artista, la emblemática Jane Birkin, huye del documental hagiográfico, incluso del biopic documental, para exhibir una relación madre-hija que no siempre fue lo sencilla, cercana y cálida que cabría desear. Mediante la cámara, Jane y Charlotte crean un nuevo espacio de diálogo en el que su relación saldrá fortalecida, mientras rememoran el pasado, observan heridas pretéritas y se acercan la una a la otra de un modo sincero.

3. UN POLVO DESAFORTUNADO O PORNO LOCO, de Radu Jude

La última ganadora del Oso de Oro del Festival de Berlín es otra muestra de iconoclastia de uno de los directores rumanos más sólidos, certeros e interesantes de la Nueva Ola: Radu Jude. Cuando un vídeo sexual de una profesora de instituto irrumpe por accidente en Internet, la maestra deberá hacer frente a la ira de unos padres que no creen que pueda seguir siendo la responsable de la educación de sus hijos. La película, dividida en tres partes, recuerda en su libertad, poder metafórico y fugas narrativas, a "Las 1001 noches" de Miguel Gomes, y tiene un delirante segundo episodio que, a modo de enciclopedia, repasa con un ácido sentido del humor algunos conceptos clave de nuestro tiempo: política, ejército o... mamada, por poner algunos ejemplos. Ojo con su sexo explícito y bruto, no apto para espectadores de escándalo fácil.

4. DRIVE MY CAR, de Ryusuke Hamaguchi

Ryusuke Hamaguchi, uno de los niños mimados de Filmin, que ha estrenado en España dos de sus películas previas (la monumental "Happy Hour" y "Asako I & II") alcanzó la mayoría de edad en el último Festival de Cannes ganando el premio al Mejor Guion y el FIPRESCI de la crítica con esta película de 3 horas basada en un relato de Murakami y que explora la relación entre un actor y director de teatro cuya mujer ha desaparecido sin dejar rastro, y la joven que trabaja como chófer para él. Será una de las dos películas que Hamaguchi presente en el Festival; la otra, "La ruleta de la fortuna y la fantasía", se hizo con el Gran Premio el Jurado en el Festival de Berlín.

5. TITANE, de Julia Ducournau

Muchísimos adjetivos grandilocuentes y una avalancha de fascinación llegaron procedentes de Cannes después de que el segundo largometraje de la directora de "Crudo" se llevase la Palma de Oro el pasado mes de junio. "Titane" llega a San Sebastián a corroborar el título de deliciosa salvajada del año, con "Crash" de Cronenberg en el horizonte, relatando la historia de un padre que se reencuentra con su hijo desaparecido 10 años atrás. Violenta, sexual, eléctrica, brutal, su único hándicap es lucir vitola de obra maestra cuando, eso es indudable, no es una película para todos los públicos.

6. UN SEGUNDO, de Zhang Yimou

Aunque muchos vean en él a un director pasado de década, es todo un lujo para el Festival de San Sebastián inaugurar con un cabeza de cartel como el chino Zhang Yimou. Lejos han quedado los wuxia visualmente deslumbrantes que le otorgaron fama internacional, o aquellos dramas intimistas de inicios de su carrera con los que inscribió su nombre en el salón de la fama de la cinefilia más exquisita. Yimou regresa con "Un segundo" a la Revolucíon Cultural China y parte de un Macguffin sorprendente: una película en la que un preso político reconoce a su hija, y que será también ambicionada por una vagabunda que anda tras ella por motivos muy distintos. Entre ambos se establecerá una peculiar relación.


7. LA ABUELA, de Paco Plaza

La vejez siempre ha sido un tema muy apreciado por el cine de terror, que ha asimilado las arrugas y el deterioro físico y mental a una especie de monstruosidad infalible en la que todos caeremos tarde o temprano. Una modelo debe abandonar París y regresar a España para hacerse cargo de su abuela, la persona que la crió, y que acaba de sufrir una embolia. Con guion de Carlos Vermut y bajo la dirección de Paco Plaza, "La abuela" promete ser una de las grandes películas españolas del año. 

8. BENEDICTION, de Terence Davies

El siempre solvente y exquisito Terence Davies, que ya había retratado anteriormente la vida de la poeta Emily Dickinson en "Historia de una pasión", se centra ahora en la figura del poeta Siegfried Sassoon en una película que nos recuerda lo difícil que era asumir y vivir la homosexualidad a principios del siglo XX. Una existencia compleja, la de Sassoon, repleta de contradicciones, que Davies expone con la majestuosidad habitual de su puesta en escena.

9. BLUE MOON, de Alina Grigore

Desde que José Luis Rebordinos dirige el Festival de San Sebastián, a menudo encontramos en su Sección Oficial obras controvertidas que no rehuyen la violencia ni exhibir la parte menos amable del ser humano. Con el célebre plano final de la polaca "Playground" y la desbandada de público en la memoria, nos acercamos a este drama rumano cuya sinopsis nos habla del proceso de deshumanización de una adolescente que se rebela contra los abusos de su familia tras una experiencia sexual ambigua con un artista. Esta no es de las de reír. 

10. LOS OJOS DE TAMMY FAYE, de Michael Showalter

Con el chascarrillo de ser la película en la que Jessica Chastain encarna a Carmen Sevilla (no), esta fiesta de disfraces lleva la firma de Michael Showalter ("La gran enfermedad del amor") y relata una de esas historias de auge y caída del Sueño Americano que tanto nos gustan. En esta ocasión los protagonistas son la telepredicadora Tammy Faye y su marido, que construyeron un imperio religioso en los años 70 y 80 con el mismo espíritu que una taza de Mr. Wonderful, y acabaron mascando las cenizas del infierno de los escándalos financieros y las traiciones traperas. 


Publica un comentario

Sin comentarios