L'Alternativa 2018: "Our New President" mentiras, verdades y Putin

Autor: Adrià Lacueva

L'Alternativa 2018: "Our New President" mentiras, verdades y Putin

En el marco del Festival L'Alternativa, y por tiempo limitado, presentamos la que es, sin duda, una gran parodia sobre la manipulación de la verdad que tuvo lugar durante las elecciones de Estados Unidos que llevaron a Donald Trump al poder. Dirigida por el multipremiado Maxim Pozdorovkin, viejo conocido en Filmin por la ganadora del Premio del Jurado en Sudance, "Pussy Riot, una plegaria punk", con esta última obra nos muestra su faceta más mordaz y abrasiva que atenta contra un sistema democrático que se ha convertido en todo un espectáculo.

¿De qué va?  

"Our New President" narra la elección de Donald Trump desde la perspectiva de la propaganda rusa. Horripilante e hilarante a partes iguales, la película ofrece un retrato satírico de cómo Rusia trató las elecciones de 2016: un imperio de falsas noticias que respondía a las tácticas de la guerra informativa contemporánea.

¿Quién está detrás?

Maxim Pozdorovkin, director y productor residente en Nueva York, autor, entre otraspelículas, de "Capital" o "Pussy Riot: Una plegaria punk" . Su documental para la HBO Clínica de Migrantes fue nominado al IDA Award de2016. Pozdorovkin se doctoró en la Universidad de Harvard y es miembro de la Society ofFellows de dicha institución.

¿Quién sale?

Toda la troupe política de Estados Unidos y Rusia, incluidos Donald Trump y Vladimir Putin, además de los medios de comunicación más importantes del país soviético, sobre todo la televisión y las diferentes personalidades que contribuyeron a la creación de las denominadas fake news, incluidos los ecos de las mismas por parte de anónimos en redes sociales. 

¿Qué es?

La risa de la posverdad al son de Putin. 

¿Qué ofrece?

Si las fake news han exagerado la enfermedad de un político para afirmar que no tiene capacidad de liderazgo, ¿por qué no añadir unos cuantos rayos y efectos especiales para exagerar aún más esta falsedad? Eso es justamente lo que propone "Our new president": si las fake news quitaron importancia a una realidad indiscutible, el autor también se atreve a quitársela a aquello que ha originado la pérdida de valor en primer lugar. Porque las noticias falsas son distorsiones de las noticias verdaderas, de los hechos que han ocurrido innegablemente, y el documental de Pozdorovkin es un espejo distorsionado más, pero que esta vez refleja su imagen sobre las propias fake news: muestra un hecho real como es la creación de notícias falsas, por parte de Rusia, pero al mismo tiempo exagera el acto de la falsificación, haciendo suya una hipérbole que se ríe de la desinformación a la cual estamos abocados hoy día haciendo de la creación de las fake news un asunto “serio”, muy serio. Lo interesante de su discurso es que deja entrever que es tran estúpido exagerar o desdibujar la realidad, tal y como hacen las fake news, y subestimarlas no tratándolas en serio y de una forma objetiva. Porque la verdad debe prevalecer, ya sea defendiéndola desde la seriedad o el más gamberro humor.

En "Our new president " el montaje es el gran protagonista y su director no duda en hacer uso del efecto Kuleshov del que tanto abusan las fake news y de pura herencia rusa. Para a quienes Kuleshov les suene a piloto de Formula1, esta forma de montaje consiste en tomar momentos reales para descontextualizarlos, es decir, aislando las escenas para arrebatarles su sentido real y crear uno de ficticio. Así pues, este desorden de imágenes parte de escenas relacionadas con la política pero también de otras que pertenecen a la producción audiovisual popular, enlazando así un discurso de Putin con un reportaje de una  periodista y seguidamente un discurso de un ciudadano de pie de calle inventándose una falsa ocupación rusa de América. Para alcanzar la mejor descripción posible de la realidad o lo que es lo mismo, ejercer el mejor periodismo (sea un conjunto de actos que gusten o no pero que han ocurrido) hay que tratarla con objetividad, porque ya sea un suceso político real o la producción real de las fake news, las dos situaciones pueden verse descritas de forma distorsionada. Las fake news exageraron la realidad, y ahora Pozdorovkin exagera las fake news, usando la misma arma que emplearon durante las pasadas elecciones presidenciales de los Estados Unidos y aportando un poco de verdad a través del humor.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es