La insólita historia de Benedetta Barzini: de portada de Vogue a su reclusión en Milán

Autor: Anna Prats

La insólita historia de Benedetta Barzini: de portada de Vogue a su reclusión en Milán

Filmin estrena el próximo jueves 8 de julio el documental "La desaparición de mi madre". Benedetta Barzini, la primera modelo italiana en ser portada de la Vogue estadounidense, fue también musa de Dalí, Penn, Warhol y Avedon en los años sesenta y una feminista radical en los setenta. Pero ahora, con 77 años, está harta de todos los roles que se le han impuesto y de la sociedad materialista. "Quiero desaparecer y no volver nunca más", comenta Barzini mientras fuma cigarrillos impulsivamente en su apartamento de Milán. Bajo la atenta e íntima mirada de su hijo Beniamino Barrese, somos testigos del viaje de la icónica modelo hacia la liberación absoluta en el lugar más alejado posible del mundo que ella conoce.

Este deseo por desaparecer es el foco principal de "La desaparición de mi madre", la lucha de una mujer enfrentada a su propia fama que bien nos puede recordar al caso de Pepa Flores (Marisol) o Mina, ambas apartadas de la vida pública por motivos similares. Barzini renegaba completamente de este documental: "Que te den", decía a su hijo, quién siguió grabándola a pesar de su oposición. Pero, por supuesto, bajo este aparente conflicto se encuentra una estrecha relación de mutua admiración y la lucha empedernida de su hijo Beniamino por retratar a la verdadera Benedetta Barzini: "Demasiado bella, inteligente, divertida, agresiva e increíble como para capturarla en una simple fotografía", explica el director.

SINOPSIS

Benedetta quiere desaparecer. Modelo icónica en la década de 1960, se convirtió en musa de Warhol, Dali, Penn y Avedon. Como feminista radical en la década de 1970, luchó por los derechos y la emancipación de las mujeres. Pero a los 75 años, se harta de todos los roles que la vida le ha impuesto y decide dejar todo y a todos atrás, para desaparecer en un lugar lo más alejado posible del mundo que conoce. Escondido detrás de la cámara, su hijo Beniamino es testigo de su viaje. Después de haberla filmado desde que era un niño a pesar de toda su resistencia, ahora quiere hacer una película sobre ella, para mantenerla cerca el mayor tiempo posible, o, al menos, mientras su cámara siga funcionando. La realización de la película se convierte en una batalla entre madre e hijo, una lucha obstinada por capturar la imagen definitiva de Benedetta: la imagen de su liberación.


Publica un comentario

Sin comentarios