“Invisibles” aquellos paseos por el parque

Autor: Filmin

“Invisibles” aquellos paseos por el parque

Los compañeros de Wanda son los encargados de arropar el nuevo estreno de una de nuestras directoras con más trayectoria, Gracia Querejeta, que tras un año dedicada a las series de televisión vuelve al cine acompañada de tres grandes talentos de nuestro cine: Emma Suárez, Adriana Ozores y Nathalie Poza. Una perfecta antesala para celebrar y reivindicar la amistad femenina en el fin de semana del 8-M.

¿De qué va?

Invisibles trata de acercarse a la vida de Julia, Elsa y Amelia, tres amigas que un día decidieron comenzar a caminar juntas una vez por semana. Lo que empezó por ser una mera distracción y una forma de hacer ejercicio se ha terminado por convertir en una necesidad. En esos paseos comparten lo que sucede en sus vidas, expresan sus emociones libremente, se desquitan, se sinceran, se quitan sus caretas... 

¿Quién está detrás? 

Una de nuestras directoras con más trayectoria, activa desde los años 80, ganó el Goya con su primer cortometraje y ha sido premiada en festivales como San Sebastián y en Málaga. Tras un año dedicada a las series de televisión y tras firmar la comedia negra “Ola de crímenes” vuelve al cine en su vertiente más reivindicativa con esta historia femenina y feminista contada a través de un minimalismo espacial y la cercanía. 

¿Quién sale? 

Tres grandes talentos del cine español que poca presentación necesitan. Emma Suárez, Adriana Ozores y Nathalie Poza derrochan sororidad, pero también contradicción, en sus medidas interpretaciones como tres amigas muy distintas entre ellas. Es precisamente en estas distancias donde su amistad se encuentra y donde el guion de la película consigue brillar entre confesiones y chascarrillos compartidos en aquellos paseos por el parque. 

¿Qué es? 

“Happy Hour” en el Parque del Retiro. 

¿Qué ofrece? 

Gracia Querejeta brinda un homenaje a la amistad femenina con esta bella y minimalista historia de tres amigas que se reúnen cada jueves para dar un paseo en el parque. Pero esto es solo un pretexto. Poco a poco y paso a paso, sus conversaciones nos van desvelando sus miedos y dudas laborales, sus éxitos y derrotas, sus ideas contrapuestas del amor, y entre charla y charla, algunos de los debates feministas que han marcado las conversaciones de los últimos años van asomando con sutilidad entre estas confesiones realizadas bajo el calor del parque. Querejeta se reserva este único espacio para hacer crecer a sus personajes a lo largo de los meses en los que transcurre la película. Con una complicidad que consigue arrancar más de una sonrisa, las tres actrices, en puro estado de gracia, nos transmiten esta sincera sororidad que comparten sus personajes. Pero Querejeta no abusa de la complacencia, y también hay espacio para la contradicción y la imperfección de sus personajes. Es precisamente en este punto donde la amistad se muestra como una de las formas más puras de sanación y crecimiento, también el autodescubrimiento personal, como bien nos demuestra la inspirada aparición de Blanca Portillo, cuyo personaje no sirve si no para reflejar que, a veces en la vida, crecemos diferente a las personas que nos rodean, pero que no por ello debemos guardarles rencor o resentimiento. Un paseo que empieza y acaba con tres amigas que saben que siempre podrán encontrarse un día más en el parque. 



Publica un comentario

Sin valoraciones