DocumentaMadrid: “El cuarto reino” los espigadores de plástico

Autor: Elodie mellado

DocumentaMadrid: “El cuarto reino” los espigadores de plástico

Tras ser nominados a Mejor Cortometraje Documental en los Goya de 2018, Adán Aliaga Álex Lora vuelven a visitar a los personajes de Sure, We Can para ofrecerles el largometraje documental que bien merecían. Con un variopinto y entrañable plantel de secundarios, volvemos a asistir a la lucha de René y Ana por sobrevivir en un Nueva York que no necesita los muros de su presidente para excluir a los estratos sociales más vulnerables. Recluidos en este cuarto reino que ellos mismos han construído en plástico, entre todos han levantado un espacio en el que sentirse queridos en una comunidad que no les niega el derecho a soñar con el futuro.

¿De qué va?

Los habituales de un centro de reciclaje en Brooklyn, orquestados por un mexicano reservado llamado René, que trabaja y duerme allí, y por la española Ana de Luco, conforman una comunidad capaz de trascender su realidad para convertirla en un planeta propio y, en ocasiones, hasta surreal, al margen de la gran fantasía en la que consiste el “sueño americano”.

¿Quién está detrás?

Àlex Lora y Adan Aliaga vuelven a reunirse con los personajes de su cortometraje documental, “The Fourth Kingdom” un año después para regresar a aquellos personajes que dejaron en Nueva York. A través de una serie de viñetas, vamos avanzando en esta historia de redención y aprendizaje donde también hay espacio para el humor e incluso lo onírico.

¿Quién sale?

René y Ana vuelven a ser las caras visibles de la historia de Sure, We Can, iniciativa social creada por un grupo de activistas internacionales en la ciudad de Nueva York para ayudar a las personas con escasos recursos o en riesgo de exclusión social a redirigir su vida a través del trabajo y la colectividad. Así tenemos a todo un variopinto plantel de secundarios que les acompaña en su día a día por esta Torre de Babel moderna donde se habla mediante Google Translator y se construyen improvisados proyectores de cine con cajas de cartón para reproducir videos de YouTube.

¿Qué es?

La expansión de “The Fourth Kingdon”, los espigadores del plástico

¿Qué ofrece?

Agnès Varda abría uno de sus documentales más aclamados, “Los espigadores y la espigadora” con una cita del Diccionaro Laurosse que decía que, aquel que espigaba era quien recogía lo que sobraba tras las cosechas. Ella actualizaba el término a la vida moderna y lo expandía a todos aquellos que vivían de recuperar las cosas que los demás desechaban, en especial la comida olvidada en los cubos de basura de los supermercados o los restos de las cosechas ahora mecanizadas. En Estados Unidos, la cuna del capitalismo salvaje, parte de esta recuperación es el plástico, que se puede vender a peso a distintas empresas de reciclaje  que operan con él para después enviarlo a otros puntos del planeta donde completarán su ciclo de vida.

Pero tal y como hacía Vardà en su documental, “Los espigadores y la espigadora” no era tan solo un retrato denuncia del consumismo insaciable de una sociedad empeñada en fagocitarse a sí misma, si no que, con su delicadeza característica, se convertía en un retrato expansivo que recogía a todos los personajes con los que se iba encontrando en su viaje, tal y como hacen Adán Aliaga y Àlex Lora en “El Cuarto Reino”, que dentro de ese espacio delimitado por las montañas de plástico, se sumergen en un microcosmos tremendamente vivo que palpita en otra cara de la ciudad de Nueva York que ha quedado excluida del imaginario colectivo. Aquella que es verdaderamente multilingüe, que arropa a sus gentes sin importar la procedencia, con una realidad de clase compartida que les hace ser más fuertes ante la exclusión que viven fuera de esas paredes. A través de un trabajado estudio de personajes que funcionan como elemento cohesionador de la hist


Publica un comentario

Sin valoraciones