Crónica Venecia 2012: "Après Mai" un revolucionario (y maravilloso) Assayas lleva mayo del 68 al 15M

Fuente: Joan Sala (filmin)

Crónica Venecia 2012: "Après Mai" un revolucionario (y maravilloso) Assayas lleva mayo del 68 al 15M

Primero fue Bertolucci con "Soñadores", luego le llegó el turno a Philippe Garrel con "Les amants reguliers" y en en este nuevo milenio, otro de los tótems del cine europeo dice la suya sobre la revolución de mayo del 68...¿o quizá nos habla de la revolución del 15M? "Apres Mai" ("Something in the Air") viaja cuatro décadas atrás para transmitirnos, de forma absolutamente reveladora, que el movimiento que tuvo lugar en mayo del 68, y sus consecuencias, son las mismas que podrían, o mejor dicho, deberían, acontecer hoy día. Valor seguro, como siempre lo ha sido, Olivier Assayas vuelve a hilar fino para obsequiernos (con el permiso de "The Master") con la mirada más estimulante, reflexiva y enriquecedora en lo que llevamos de festival.

¿De qué va?

París principios de los 70', un joven estudiante de 18 años se ve claramente afectado por la agitación política y artística que aún colea tras la revolución del 68'. Al igual que sus amigos y quienes le rodean, no tendrá otra opción que elegir entre su radical compromiso sociopolítico y sus ambiciones personales. Entre encuentros románticos y descubrimientos artísticos, Gilles y sus amigos acabarán viajando a Italia o Londres, viéndose obligados a tomar decisiones definitivas que marcarán su futuro y el lugar a ocupar en el mundo durante aquellos no tan maravillosos años.

¿Quién está detrás?

Olivier Assayas viene de filmar la miniserie "Carlos" (una de las cimas de 2011) y el drama "Las horas del verano" (otra de las cimas de 2009). Ahora llega con "Aprés Mai", que es, desde ya mismo, una nueva cima, del 2012 en este caso, al igual que toda su obra es una de las grandes cimas del cine de autor contemporáneo, con eternos iconos del séptimo arte en su haber, como "Irma Vep", mismamente.

¿Quién sale?

Entre su extenso reparto principalmente destacan el protagonista Clement Matayer (cuyo perfil y mirada nos recuerda a una suerte de Ryan Gosling con 18 años) y como no,  Lola Creton (descubierta en "Un amour de Jeunesse" a las órdenes de la mujer de Olivier Assayas, Mia-Hansen Love). El resto es cosa de prometedores rostros como los de India Menuez, Carole Combes, Felix Armand y Mathias Renoux.

¿Qué es?

'Una obra de arte social'

¿Qué ofrece?

En pocas palabras, una sutil maravilla que de forma inmejorable responde  a los tiempos que corren y cuyo visionado se antoja imprescindible para la juventud de hoy día, erigiéndose en el espejo en que todos y cada uno de nosotros deberíamos mirarnos.

Y no es para menos, el excelente retrato que Assayas dedica a una juventud inmersa en plena agitación revolucionaria a principios de los 70', se revela en el perfecto paralelismo de la crisis europea (y mundial) que actualmente vivimos. La lucha social y colectiva que directamente apunta al capitalismo y la putrefacta política que lo rige, así como el conflicto personal y existencial en el que todos y cada uno de los protagonistas se ve inmerso, se erige en el perfecto reflejo de la problemática que asola a la mayoría de la juventud, hoy, a día 3 de septiembre del 2012, sin ir más lejos.

Y como no podía ser de otra forma para una peli que retrata aquellos locos 60, no faltan a la cita las drogas (advirtiéndonos con el claro ejemplo de la heroína, del alarmante peligro que supone su consumo en tiempos de crisis y revolución), una evocadora banda sonora que únicamente suena cuando realmente debe (logrando así que nunca nos desvíe de la verdadera esencia de la película, que no es otra que su discurso) y sobre todo, la absorbente recreación de una época articulada por la sutilidad, la frescura y el tacto que de forma inconfundible caracteriza la impronta esteta de su director a toda su obra.

Pero la cosa no acaba aquí. "Après Mai" también tiene tiempo de reflexionar sobre el papel que el arte debe jugar en época de revolución. ¿Deberían los cineastas, en tiempos de crisis, dedicar todos sus esfuerzos al cine militante centrado en la lucha, la denuncia y la instigación, o deberían, en cambio, seguir sus propios instintos e inquietudes artísticas anteponiendo lo personal a lo social?. Olivier Assayas es quien lanza la pregunta a través del conflicto que viven sus protagonistas, y el mismo, quien se autoresponde a través de "Aprés Mai", la prueba irrefutable de que es posible aunar ambas vertientes, siempre y cuando se trate de un genio plenamente concienciado con su deber como artista y cineasta en la época que vive y con la capacidad de construir una 'obra de arte social' como la que articula a través de su último film.  Sin duda, estamos ante una de las perlas que más brillarán en el próximo festival de San Sebastián, y ojalá, también en el palmarés de Venecia.

Publica un comentario

Sin comentarios