Crónica L'Alternativa 2014: "Slimane" realidad nómada

Fuente: Ricardo Jornet (filmin)

Crónica L'Alternativa 2014: "Slimane" realidad nómada

El canario José Ángel Alayón ofrece con su ópera prima un recital perfectamente afinado que, combinando el cine directo de directores como Wiseman con la poesía de autores autóctonos como Lacuesta o Guerín, pero ofreciendo una mirada original y mesurada, excele en su retrato de las condiciones de vida de un grupo de jóvenes inmigrantes que (sobre)viven en las Canarias. Es una ficción con todos los visos del documental, un documental con la poesía de un drama de personajes.

¿De qué va?

La película nos introduce, en un estilo documental sin cortapisas, en la realidad cotidiana de un grupo de jóvenes emigrantes perdidos en las zonas poco turísticas del sur de Tenerife, el centro de interés de los cuales es Slimane, cuyos gestos, movimientos y acciones capturan casi por entero la mirada de la cámara. Precariedad, luchas juveniles y un día a día difícil en medio de los cuales surge, como en las mejores historias, una cierta poética que subyuga al espectador.

¿Quién está detrás?

José Ángel Alayón probablemente sea el cineasta canario mejor formado de toda su generación, tras su paso por la Escuela de Cine Cubana y la producción y dirección de varios cortometrajes; "Slimane" es su primer largo y tiene todas las virtudes de una buena ópera prima: cuidado por los detalles, ambición adecuada a las posibilidades del proyecto, una mirada personal que bebe de los que vinieron antes para construir un mundo único (en este caso, el retrato casi enteramente documental de las andanzas de un grupo de jóvenes inmigrantes)... Un valor seguro al que habrá que seguirle la pista, sin duda.

¿Quién sale?

Slimane Larhroti y su mirada luminosa, sus gestos característicos y la fisicidad de su cuerpo son los protagonistas absolutos de un filme que no ahoga a sus intérpretes (ninguno de ellos actor profesional) con diálogos prefabricados u órdenes directoriales complejas, sino que les deja hacer, por suerte para el mensaje directo y naturalista a transmitir, y también para el espectador. Las aventuras de los jóvenes, a veces hilarantes, a veces simplemente contemplativas y en algunas otras fuertemente dramáticas, sostienen la mirada del espectador, que se siente totalmente inmerso en este mundo hasta ahora desconocido para él.

 

¿Qué es?

Una mezcla maravillosa entre el cine directo clásico de cineastas como Frederick Wiseman, la poesía a pie de calle de autores como Isaki Lacuesta o José Luís Guerin, y algo de la denuncia social feísta de los hermanos Dardenne. Es, en fin, una joya para todos los fanáticos del cine de autor que aúna poesía y compromiso.

¿Qué ofrece?

Lo bueno de "Slimane", como hemos venido comentando, es que incluirlo dentro de las categorías de "cine de crítica social", "cine de autor poético" o incluso "retrato sociológico" sería limitar sus múltiples virtudes, que en esencia aprovechan rasgos de todo este universo cinematográfico para hilar un relato en el cual la ficción surge de entre la realidad y viceversa: los vericuetos de la particular realidad de estos jóvenes acaban conformando un relato magnífico en el cual apenas sobra ni falta nada.

Alayón ha trasvasado muchas de las virtudes del documental a su debut, para conformar una pieza que respira realidad en cada fotograma, se mueve al ritmo de sus personajes (sobre todo por su planificación, siempre pegadísima a todos ellos, en especial a Slimane) y se entrega totalmente a la realidad con elecciones directoriales tan acertadas como un diseño de sonido intenso que aprovecha las subidas y bajadas naturales de volumen de las carreteras, zonas industriales y costas (entre otros escenarios que se mueven por este universo) o dejar que los intérpretes vayan sugiriendo, plano a plano y basándose en sus propias experiencias, cuál podría ser el desarrollo de la acción. "Slimane" es, en fin, un debut que vale la pena visitar (y revisitar, dado los ricos detalles que ofrece) y que confirma a Alayón como uno de los cineastas punteros de cine de autor de su generación.

Publica un comentario

Sin valoraciones