AFF 2018: "McKellen: Tomando partido" McKellen sin máscaras

Autor: Sergi Aragón Fuente: Filmin

AFF 2018: "McKellen: Tomando partido" McKellen sin máscaras

Puso el rostro de uno de los magos más icónicos de la Historia del Cine y uno de los villanos favoritos de Marvel, entró en Cambridge por su interpretación de un monólogo de Shakespeare y fue uno de los portavoces del movimiento LGTBI+ británico en los años 80. Su nombre es Ian McKellen y así es cómo él recuerda su camino hasta aquí.


¿De qué va?

Documental en que Ian McKellen, actor detrás del mítico Gandalf de “El señor de los anillos” o Magneto, reflexiona sobre su vida, su carrera profesional y la defensa de los derechos LGTB como actor reconocido desde los 80 hasta la actualidad.

¿Quién está detrás?

Joe Stephenson, un joven director graduado en la New York Film Academy. Este es su segundo largometraje después de “Chicken”, donde explicaba la historia de un adolescente en un entorno rural y opresivo.

¿Quién sale?

Ian McKellen es el único entrevistado. Narrador y rostro del film durante 90 minutos de memoria, reflexión y sinceridad.

¿Qué és?

El retrato de un gran actor sin tener que interpretar a nadie más que a sí mismo.

¿Qué ofrece?

Más que un documental, “McKellen: Prenent Partit” es un espacio en blanco que el director ofrece a Ian McKellen para hacer un repaso de su vida personal y profesional y dejar así que el actor enseñe su personalidad, todavía más carismática y compleja que los papeles por los que es conocido. Aquí descubrimos que McKellen es un fantástico contador de historias, además de tener una historia interesantísima por sí mismo. Mediante una entrevista de 90 minutos que se alterna con material de archivo y unas escenas dramatizadas de su infancia y adolescencia, McKellen nos habla sobre crecer en un pequeño pueblo inglés, ir a la universidad, enamorarse del teatro y descubrir su sexualidad hasta ser capaz de defenderla plenamente.

McKellen confiesa estar actuando un papel delante de la cámara de Joe Stephenson pero cuesta verle alguna máscara que no sea su propia cuando reconoce su miedo diario a la muerte, explica la recesidad de reivindicación y lucha durante los años del sida, o cuando - con una media sonrisa - se sorprende de cómo los jóvenes de ahora ya no necesitan etiquetarse. En este momento McKellen admite que ya es mayor y que las nuevas generaciones tienen que tomar su propio camino, pero hay admiración y orgullo en sus palabras - al fin y al cabo, el discurso de la juventud de ahora no seria possible sin la lucha por los derechos LGTB que él, y muchos otros, protagonizaron hace ya unas cuantas décadas.




Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es