8,9

Vivir

· 143min.

Maravillosa reflexión existencial sobre la vejez y el sentido de la vida. Una de las películas más poéticas y aclamadas de Akira Kurosawa.
No disponible en tu país

Sobre la película

Maravillosa reflexión existencial sobre la vejez y el sentido de la vida. Una de las películas más poéticas y aclamadas de Akira Kurosawa, con una asombrosa presentación de Takashi Shimura ("Trono de Sangre", "Los siete samurais"). Considerada un hito en la carrera de su director, "Vivir" ha despertado la admiración de cineastas de la talla de Steven Spielberg.
Kanji Watanabe es un viejo funcionario público que arrastra una vida monótona y gris, sin hacer prácticamente nada. Sin embargo, no es consciente del vacío de su existencia hasta que un día le diagnostican un cáncer incurable. Con la certeza de que el fin de sus días se acerca, surge en él la necesidad de buscarle un sentido a la vida.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Japonés

Más información

Título original:
Ikiru
Géneros:
Clásicos, Drama
País:
Japón
Recaudación: 15.584,00 €
Espectadores: 43.336
Ver ficha:
IMDB

Títulos similares

Aunque el fondo último es una invitación a la vida, 'Ikiru' resulta, además, una crítica feroz al sistema burocrático japonés, anquilosado e inútil en última instancia, quizás porque las secuelas de la Segunda Guerra Mundial todavía seguían más que presentes en la sociedad nipona de 1952. Estos dos temas son los pilares principales sobre los que se asienta y va y viene la película, pero tengo ciertas reticencias sobre cómo los va conjugando o alternando Kurosawa. La historia del entrañable Watanabe me interesa bastante más que la de todo el entramado administrativo y sus fallas y, si bien ambas tienen que convivir, el tono entre una y otra –desconozco si aposta– me chirría. Es la manera en que el cineasta aborda ambas cuestiones, lo visceral y profundo del sentido de la vida y lo negrísimo y mordaz de las cloacas gubernamentales, lo que no termina de convencerme de una cinta que, sin embargo, vuelve a regalarnos planos bellísimos y muy conmovedores.

Oda a la esperanza que no excluye a nadie, todos tenemos la presión de la muerte pero la pereza nos dice que queda mucho; la película se comunica directamente a nuestro potencial. La ambición de la muerte, ya sea pera bien o para mal.

Es cierto que se hace larga y su lentitud alimenta esta sensación; es un personaje que hace que sea dura, pero esto no quita que sea una magnífica película.

Los ojos de Takashi Shimura son la mitad del personaje, genial.

Un clásico. Me ha gustado pero reconozco que me resulta un poco "antigua" uq eno quiere decir que no valore que está hecha en los años cincuenta y que el planteamiento me parece muy actual. Quizá un poco sobreactuado a veces pero que no se me interprete.

...la vida es demasiado corta! enamórate doncella...hace falta un poco de rebelión, quien no la tiene se decide por caminos más oscuros y enfermizos, y se apaga lentamente, a Watanabe se le despertó a seis meses de morir y fue suficiente para empezar a vivir, primero empezó a vivir y luego dejó de odiar, todo lo que necesitaba estaba con él , al alcance de su lengua misma, no lo vio hasta que no se rebeló.

10

"A masterwork of burning social conscience and hard-eyed psychological realism."

Time de The Times

9

"Excelente trabajo de su intérprete principal para uno de los grandes clásicos del cine japonés de todos los tiempos."

El Pais de El País

9

"Kurosawa performs a tour-de-force in keeping a dramatic thread throughout and avoiding the mawkish."

Variety Staff de Variety

8

"I saw "Ikiru" first in 1960 or 1961. I went to the movie because it was playing in a campus film series and only cost a quarter. I sat enveloped in the story of Watanabe for 2 1/2 hours, and wrote about it in a class where the essay topic was Socrates' statement, "the unexamined life is not worth living."' Over the years I have seen "Ikiru" every five years or so, and each time it has moved me, and made me think. And the older I get, the less Watanabe seems like a pathetic old man, and the more he seems like every one of us."

Roger Ebert de Chicago Sun Times