Una cierta verdad
Una cierta verdad

Una cierta verdad

País

España

Año de producción

2008

Estreno en cines

08/05/09

Género

Documental

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Durante el periodo de casi dos años, las vidas de cinco personajes se entrecruzan en el entorno del servicio de salud mental de un hospital. Los cinco han visto o verán severamente alteradas sus capacidades de comprender y percibir la realidad, perdiendo todo aquello que conforma su propia identidad. Siguiendo la estela de estas historias íntimas, la película nos muestra, a través de un viaje emocional, la búsqueda de un resquicio de luz en el enigmático universo de la locura. Como en una novela de intriga, el film revela la historia humana que se oculta detrás de todo proceso de trastorno mental.

NR < 12 años

Dirección y reparto

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Pablo G. Polite

    de Público

    Con admirable coherencia, sin reticencias ni pudores, el cineasta catalán no se enreda en detalles y se muestra muy respetuoso con el material que maneja (...) mientras plantea un interrogante perturbador: ¿es posible comprender a un loco desde nuestra supuesta cordura? (...) este amargo documento podría situarse en el punto intermedio entre 'Hospital', de Frederik Wiseman y 'Más allá del espejo', de Joaquim Jordà.

    10.0 10.0
  • Quim Casas

    de El Periódico

    Una cierta verdad es un filme directo, de paciente elaboración, en el que se muestra, seleccionada, la realidad de un grupo de personajes en una situación límite: la locura (...) El trabajo de García Roure es encomiable porque busca siempre la comprensión y sabe de qué manera filmar a cada uno de los personajes (...).

    10.0 10.0
  • Sergi Sánchez

    de Fotogramas

    Este documental crea un complejo cerebro-mundo que no es otro que el de aquello que no conocemos, la locura de los invisibles, de los que un día decidieron escuchar la voz múltiple de sus conciencias. García Roure salta de enfermo en enfermo hasta que llega a Javier, que nos sirve como modelo ejemplar de las dificultades que supone la integración de la locura en una realidad que solo acepta la normalidad, aunque sea fruto de una elaborada operación de camuflaje.

    8.8 8.8
  • Nuria Vidal

    de Time Out

    (...) García Roure va seleccionar sis malalts i són aquests els que entrecreuen les seves vides i deliris, les seves certes veritats, en un film que és més un tapís d’històries que una anàlisi sobre què els passa. Dues figures s’erigeixen en punts principals d’allò que veiem: un pacient, Javier, i un metge psicòleg que el visita a casa seva. Les converses de tots dos són el més interessant del documental.

    8.8 8.8
  • Jordi Batlle Caminal

    de La Vanguardia

    (...) lo que prevalece es la espontaneidad, el realismo a ultranza. El primer rasgo de singularidad del filme es el destierro absoluto de declaraciones a la cámara, de información médica al espectador o de terceras personas que nos hablen de tal o cual enfermo. Aquí todo es directo: el psiquiatra atendiendo en su consulta al paciente, los doctores reunidos para hablar de un caso, el tráfico de camillas, camilleros y enfermeras...

    7.5 7.5