8,1

The Turin Horse

· 148min.

Libremente inspirado en un episodio que marca el final de la carrera como filósofo de Friedrich Nietzsche.
No disponible en tu país

Sobre la película

Libremente inspirado en un episodio que marca el final de la carrera como filósofo de Friedrich Nietzsche. El 3 de enero de 1889, en la plaza Alberto de Turín, Nietzsche se lanzó llorando al cuello de un caballo agotado y maltratado por su cochero. Luego se desmayó. Después de este acontecimiento, que constituye el prólogo de la película de Béla Tarr, el filósofo dejó de escribir y se hundió en la locura y el mutismo. Sobre esta base, The Turín Horse explora los destinos del cochero, su hija y el caballo, en una atmósfera de pobreza que anticipa el final del mundo.

Dirección y reparto

Dirección:
Béla Tarr

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Húngaro
Versión Original con Subtítulos en Catalán
Audio: Húngaro

Más información

Género:
Drama
País:
Hungría
Estreno en cines:
10/02/12
Recaudación: 17.430,48 €
Espectadores: 2.825
Ver ficha:
IMDB
crisofilax

Me gustaría encontrar en Filmin más películas de Béla Tarr, aunque ésta es desoladora. Pero no se la puede calificar de drama, porque el guión es parco y austero hasta la médula, sin dar cabida a etiquetas. El viento en el cine suele apuntar a la presencia de Dios, sin embargo en este caso parece todo lo contrario. El significado general resulta bastante opaco, por eso no la recomiendo, aunque a mí no me ha disgustado y la volvería a ver. No estoy nada de acuerdo con las críticas extremas, ni es tan extraordinaria ni tan horrible, requiere, eso sí, de una paciencia infinita y de una predisposición de ánimo que difícilmente se puede ejercer en compañía de otros espectadores, se precisa cierta estoica intimidad para soportar este viento furioso que arranca de cuajo toda esperanza.

Un disparate. Tras una hora entera de ver como la chica vestía y desvestía a ese señor y lo metía en la cama tuve que dejar de verla. Es cierto que este tipo de filmaciones invita a la exégesis de Tarr y que más de uno, tras haberse leído cuatro folios sobre filosofía o peor aún tras leerse "El Mundo de Sofía", venga aquí a hacer sus pinitos. Pero 2'5 horas negro sobre blanco, con esa gente que parece sacada de un ataúd, haciendo no sé qué cosa, sirve para todo tipo de interpretaciones, por peregrinas que sean.Transmite más desolación y desamparo, por verdadera, "Los Santos Inocentes".Esto es un rollo trufado de expresionismo alemán del primer cuarto de siglo de hace otro siglo que bueno, si te coge con una edad, pues te crees un Apóstol que ha conocido la Fe y comunicas la Buena Nueva al resto de los mortales; pero si no, como que no has descubierto nada nuevo, más que unas cuantas imágenes en movimiento, que si la cámara estuviese quieta pues habría dado igual.

"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Entonces dijo Dios: Sea la luz. Y hubo luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz día, y a las tinieblas llamó noche. Y fue la tarde y fue la mañana: un día."
_________

Seis días es lo que necesita Béla Tarr para deshacer la creación divina, lo mismo que Dios tardó en crearla. Dios parte de la luz, Tarr se dirige a las tinieblas. Al séptimo día, ambos descansaron.
_________

¿Que más se puede contar después de realizar un filme así? ¿Que decir cuando esta todo dicho? Béla Tarr ha hablado, y su mensaje es claro, conciso y desolador. Sobretodo desolador.

Extraordinaria. Cine que requiere un esfuerzo del espectador - una invitación a participar en el proceso artístico - y que ofrece una experiencia única.

Una película muy coherente en su conjunto. Formalmente encaja perfectamente con su mensaje. Resulta tan bella como deprimente. En el camino hacia la muerte solo podemos resignarnos a la vida, entendida como una adversidad física y temporal. El alimento y el descanso es lo único que nos mantiene vivos. Pero el péndulo del tiempo, representado por una BSO insistentemente enfermiza, no da tregua y avanza sin perdón y sin cortes. Porque la vida es un plano secuencia en blanco y negro. Somos náufragos en mitad de un temporal que decide por nosotros. Ni siquiera el amor nos salvará. No hay espacio para la esperanza, para la luz. No hay elección. Y en el cine de Béla Tarr tampoco, es así.

¡¡¡¿¿¿???!!!!!Me han gustado las imágenes en blanco y negro, el sonido y los efectos del viento, la atmósfera en general...No me ha gustado el rol de la mujer en la familia que se presenta.¿Se trata de un retrato costumbrista?.¿Cuál es el mensaje?.¿N. se dio cuenta de las fatigas de esa familia para sobrevivir, y por eso se lanzó al cuello del caballo llorando?.

Creo que se trata de una película que se puede saborear y valorar más, por lo que he creído entender de los comentarios de los espectadores, si se está familiarizado con ciertas corrientes filosóficas (¿Con la Filolosofía de Nietzsche, por ejemplo?).

(Editado)

Obra Maestra Absoluta. Como todo en el Arte, es el mismo el que te elige.
Mala suerte para los que no llegaron a disfrutarle al Maestro Tarr.

Desgarradora. Se puede hacer larga, pero merece la pena todos sus detalles. Tiene guiños a la obra del filósofo, pero va más allá de la desesperanza y de la misantropía. Muestra muy bien la pobreza de la vida rural húngara. El nihilismo y la desolación que la rodea, generados por la repetitiva y simple vida de los personajes son conmovedores.

(Editado)

nuestra esencia destructiva, parasita depredadora y violenta, de nuesrta especie mamifera bipeda sin cola que se cree el centro del universo, que se cree que todo lo pertenece, va camino a su fin, que a pesar que lo ve y lo sabe aun no lo comprende o no lo quiere comprender, al final se llegara a la desolacion final , a la ausencia total de esperanza, que manera mas grafica de expresarlo. Nos creemos dioses , Homo Deus, y creamos una fantasia en nuestra mente para sentirnos mejor, pero No somos nada, nunca lo fuimos ni lo seremos, no mas que ese caballo o mas que una planta, ese mensaje solo se comprende en el ultimo minuto de la pelicula. pero les dejo una reflexion , si existe un Dios en este universo infinito en el tiempo y en el espacio, se reiria de esta especie que se creia tan grande y habitaba una pequeno grano de arena en el universo y solo duro un milisegundo en terminos astronomicos, es mas incluso un segundo antes de extinguirse seguira creyendo que es el centro de todo...

10

"It's a shame to think of this heroically uncompromising director shutting up shop, but if he does, The Turin Horse is a magnificent farewell."

Jonathan Romney de Screen

10

"El mejor filme del certamen, el que contenía más toneladas de cine en estado puro, era The Turin Horse. Una obra maestra de siniestra y ominosa belleza. ¿Para cuándo el primer estreno en salas españolas del cineasta húngaro?"

Sergi Sánchez de La Razón

10

"Nietzsche consideraba que el ser humano era un paso intermedio necesario entre el estado de animal y el de superhombre. Tarr, por su parte, no parece creer en la posibilidad de este último pero sí en las similitudes esenciales que se dan entre hombre y animal, como expresa a través de la repetición del momento en que padre e hija se sientan a comer su alimento."

Oscar Navales de Transit

10

"Béla Tarr is the cinema's greatest crafter of total environments and in The Turin Horse, working in his most restricted physical setting since 1984's Almanac of Fall, he dials up one of his most vividly immersive milieus."

Andrew Schenker de Slant Magazine

9

"Tarr convierte al cine en una herramienta de expresión lanzada a los límites. (...) pocas veces uno tiene la sensación de asistir a algo radicalmente nuevo. Y ésta es una. Porque el único elemento de trabajo es la verdad"

Luis Martínez de El Mundo