Solo Dios perdona
Solo Dios perdona

Solo Dios perdona

Only God Forgives

Audio y subtítulos

Versión en Español

Versión Original con Subtítulos

  • Audio: Varios
  • Subtítulos: Español y Catalán
Países

Francia, Dinamarca

Año de producción

2013

Estreno en cines

31/10/13

Recaudación

188.924,00 €

Espectadores

28 326

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Después de las emociones fuertes experimentadas en "Drive", Nicolas Winding Ref despliega su feroz ultraviolencia con ecos de Gaspar Noé y luces de Wong Kar wai en una película que dedicó al mismísimo Alejandro Jodorowsky.

Julian, un fugitivo de la justicia estadounidense, dirige un club de boxeo en Bangkok que actúa como tapadera para su negocio de la droga. Su madre, cabecilla de una gran organización criminal, llega a Bangkok procedente de los EE.UU para repatriar el cuerpo de su hijo favorito, Billy. El hermano de Julian acaba de ser asesinado después de haber masacrado brutalmente a una joven prostituta. La madre, loca de rabia y sed de venganza, exige a Julian la cabeza de los asesinos de su hermano. Pero primero, Julian tendrá que enfrentarse a Chang, un misterioso policía retirado conocido como el Angel de la Venganza que está decidido a acabar con el corrupto inframundo de los prostíbulos y clubs de lucha.

Dirección y reparto

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Avatar de robador

    robador

    Larry Smith hace un trabajo de fotografía increíble. Pocos diálogos, lo que la hace más interesante aún.

    9 9 hace 3 días
  • Avatar de mjpg

    mjpg

    Sin duda una película interesante, que conscientemente (como si lo citara) recuerda a Lynch, no solo en lo formal sino en la capacidad de activar los puntos inconscientes que desencadenan el miedo, la premonición, el tabú.
    Interesante el uso “fauve” del color que nunca es luminosidad sino un vehículo para transmitir la tensión y la agresividad.
    Imposible encontrar una Volumnia como la de V Redgrave en Coriolanus, pero esta madre castradora alcanza, con la extraordinaria versatilidad como actriz de K S Thomas, una dimensión de mitología griega. El protagonista, un Hamlet comprometido en una venganza que no es la suya y que no puede eludir, solo puede perder. Gosling, actor capaz de dar grandes interpretaciones y de castigarnos con cursiladas notorias, está a la altura.
    Como en un western, si solo dios perdona..., no hay perdón, y el encargado de repartir justicia lo hará de forma implacable (lo que posiblemente incluye su faceta musical)

    7,5 7,5 hace 1 semana
  • Avatar de robinwright

    robinwright

    No hagáis caso a las criticas que la tachan de pretenciosa. Pretenciosa es el adjetivo pedante que se utiliza cuando no quieres quedar mal diciendo que una película te ha aburrido. El ritmo es lento, la película es silenciosa y si, se te puede hacer aburrida. Pero hay suficientes cosas como para que resulte interesante y además el tratamiento estético y la dirección están a la altura de lo que se espera de NWR.

    A partir de ahí juzgad vosotros mismos

    hace 2 semanas
  • Avatar de robertwhite

    robertwhite

    Violencia camino del sadismo gore. Pretenciosa y leeeeeeenta

    3,5 3,5 hace 3 semanas
  • Avatar de d503

    d503

    Pretenciosa es la palabra.

    5 5 hace 3 semanas
  • Peter Bradshaw

    de The Guardian

    Ryan Gosling and Nicolas Winding Refn re-team for an emotionally breathtaking, aesthetically brilliant and immensely violent thriller set amongst US expatriates in Bangkok

    10.0 10.0
  • Violeta Kovacsics

    de Sensacine

    Winding Refn puede sorprender e incluso decepcionar con 'Only God Forgives', en la que el cineasta parece haber difuminado a conciencia el relato amoroso para dejar que aflore el músculo.

    6.5 6.5
  • Jesse Cataldo

    de Slant Magazine

    Set in a sweaty Bangkok, within a heat-lamp palette of harsh reds and blacks, Only God Forgives starts out in hell, then pushes even further into demonic darkness, resolutely growing more stifling and sinister. It's a far cry from the daydream buoyancy of Drive, which despite its copious violence was still a glimmering bauble, a goofy, gory riff on ideals of heroism filtered through a hodgepodge of fetish symbols and basic Freudian themes.

    6.0 6.0