6,5

Salò o los 120 días de Sodoma

· 112min.

Considerada una de las películas más polémicas de la historia del cine, tuvo su estreno prohibido en multitud de países. Es la última obra de Pier Paolo Pasolini.
No disponible en tu país

Sobre la película

Considerada una de las películas más polémicas de la historia del cine, tuvo su estreno prohibido en multitud de países. Es la última obra de Pier Paolo Pasolini quien fue asesinado días después del estreno de esta particular revisión del original del Marqués de Sade. Unos jóvenes son encerrados en una mansión obligados a satisfacer los oscuros deseos sexuales de los fascistas en la Italia de Mussolini de 1944. En la gran mansión impera el reglamento de los señores, al cual nadie puede escapar. Esta ley faculta a los señores para disponer de la vida de sus prisioneros en cualquier momento y de cualquier modo, y las transgresiones se castigan con la muerte.

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español
Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Italiano

Más información

Título original:
Salò o le 120 giornate di Sodoma
Géneros:
Clásicos, Drama
País:
Italia
Recaudación: 767.646,53 €
Espectadores: 752.873
Ver ficha:
IMDB

Títulos similares

Bestial, provocadora, meritosa versió del Sade. Cal vore-la.

Traumática.

Debería incluirse en la suscripción las sesiones de terapia que voy a necesitar para destraumatizarme.

Fascinante las caras de los actores, es increíble como un director puede conseguir plasmar eso, dejando de lado el hecho simbólico del fascismo y de la dictadura en la que se envuelve en escenario, es un film para ver después de hacer la digestión ya que puedes llegar a vomitar, por lo demás mis dieces para Pasolini, un maquina de los que ya no quedan.

Muestra la realidad del fascismo, la casa y sus juegos como símbolo de toda una dictadura, a la vez que seguro muestra una verdad que hicieron y hacen las personas de poder, el abusar de niños y niñas en juegos macabros, sexuales y delirantes. Sobrepasa límites y muestra así la morbosidad del ser humano. Los fascistas líderes unos enfermos, estamos a cargo de enfermos que aman abusar de otros y que están colgados. Límites sobrepasados e impuestos como nuestra sociedad. De espanto.

Descenso a los infiernos de la humanidad es lo que nos propone Don Pier Paolo Pasolini en este polémico film de bella factura. Enfermiza, sádica, depravada, tóxica, sadomasoquista, implacable, impía, cruel, denigrante y lasciva. Son muchos los adjetivos que se nos vienen a la mente para calificar esta obra, que sin duda goza de las brillantes actuaciones de sus 4 protagonistas, destacando en especial a Paolo Bonacelli en el papel de duque. Mientras va finalizando esta amarga aunque necesaria experiencia, uno se va preguntando si realmente el ser humano tiene algún tipo de limite en la consecución malévola para satisfacer sus deseos sexuales mas retorcidos y automáticamente se responde para si mismo: si se tiene poder no existe el limite ni las normas. Y así nos lo ha demostrado la historia de la humanidad, y por supuesto que Pasolini lo sabía.

(Editado)

Para los verdaderos amantes del BDSM. Mi estado emocional después de ver la película: Altamente perturbada. Es una experiencia en la que asistirás a tal despliegue de depravación y crueldad en todas sus formas que resulta ideal en tiempos de COVID, no te hará echar de menos el género humano. Todo ello regado con una estupenda y candente polémica. Nadie me quitará jamás el mérito de haberla visto entera.

Aparte de la metáfora sobre el fascismo, cruda y realista, sin sensacionalismos ni censura, se puede entender en sentido literal, describiendo las perversiones sádicas del poder. Magnífica mezcla entre calidad literaria y refinamiento perverso, y exposición de lo más odioso del ser humano.

(Editado)

Experiencia dura y muy desagradable, quizá necesaria. Su carácter provocativo es evidente, pero a pesar de ser una buena idea, metaforizar por medio de la crueldad y la escatología el fascismo italiano (sobre todo la etapa de la República de Saló), peca de reiterativa y finalmente obvia hasta el hastío
Todo cinéfilo debe verla, hay pocas películas comparables. De hecho, se especula que este film le costó la vida a Pasolini.

olipe

Muy buenos, actores, buena fotografia, metáforas por doquier (los diferentes poderes, el pueblo, etc...), meritoria por la provocación, tanto temática como visual.....pero absolutamente previsible, y lo que es peor, aburrida. Sigues adelante para ver cual es la siguiente burrada que van a hacer, o a ver si pasa algo diferente, pero es tooooodo el tiempo lo mismo, hasta el final. El nivel de torturas va subiendo, es lo único que mantiene la peli. Yo creo que fue un "a tomar por culo de Pasolini, como el "Metal music machine" de Lou Reed. Meritorio por lo punkie y por lo crítico, pero aburrido. Prefiero mil veces, por ejemplo, "escoria" de Alan Clarke, que siendo también muy cruel, te toca la fibra de verdad.

9

"Transposing the Marquis de Sade to Fascist Italy, Pasolini creates a Sadean anti-utopia in a sealed Lake Garda villa, where old whores and establishment authorities clinically subject kidnapped youths to horrible abuse. The director's contradictions have never been more volatile, as he indicts power structures, godless liberation ("We Fascists are the true Anarchists," one exploiter states), audience participation, and his own libertine libido. Had Pasolini not been murdered a week before Salò's release, it's difficult to imagine how he would've followed this self-immolating performance, which retains the power to disturb in the era of the sham-seditious blockbuster."

Nick Pinkerton de Village Voice

8

"It is the work of a man who had all but given up on anything other than his own anger. Its main obscenity is not that it presents social taboos without comment, in the manner of pornography, but rather that its aims are as high as Pasolini's subject matter gets low. "

Eric Henderson de Slant Magazine

7

"No se puede recomendar a nadie someterse voluntariamente a este ritual atroz de vejaciones y atrocidades, pero una vez, pasada la tormenta y aclarado el asqueamiento, también es verdad que Pasolini volcó en ella muchas luces interesantes. Y que tras su visionado a uno le entran las imperiosas ganas de seguir deshojando la obra con reflexiones posteriores y rebuscar información complementaria."

Marc Muñoz de El destilador cultural