8,6
Premier

Retrato de una mujer en llamas

· 116min.

Una historia de amor lésbico en el siglo XVIII que recupera el argumento universal del artista y la modelo. Tan bella que entusiasma.
No disponible en tu país

Sobre la película

Ganadora del premio a Mejor Guion en el Festival de Cannes y el César a la Mejor Dirección de Fotografía, esta maravilla cinematográfica, obra de la cineasta francesa Céline Sciamma, bien podría ser interpretada como una especie de "Call me by your name" en el siglo XVIII. Un film que hace gala de una preciosa puesta en escena, con una sensibilidad única y una sutileza narrativa que atrapa al espectador hasta involucrarlo emocionalmente por completo. Demasiado bella para ser cierta.

Bretaña francesa, 1770. Marianne es una pintora que debe realizar el retrato matrimonial de Héloïse, una joven que acaba de dejar el convento. Héloïse no acepta su destino como mujer casada y se niega a posar, por lo que Marianne debe trabajar en secreto. Para ello, se hace pasar por dama de compañía, para así observarla de día y pintarla de noche. Su relación se vuelve más intensa a medida que comparten juntas los últimos momentos de libertad de Héloïse antes de su boda.

Dirección y reparto

Dirección:
Céline Sciamma

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español
Versión Original con Subtítulos
Audio: Francés • Subtítulos: Español

Más información

Título original:
Portrait of a Lady on Fire (Portrait de la jeune fille en feu)
Géneros:
Drama, Romántica
País:
Francia
Estreno en cines:
18/10/19
Recaudación: 317.018,00 €
Espectadores: 57.675

Títulos similares

Excel·lent film de la directora Céline Sciamma, narrat amb suau emoció continguda, i profunda delicadesa; esplèndida fotografia dels paisatges bellíssims de la Bretanya francesa. Magnífica interpretació de cadascuna de les dues principals actrius expressant els propis sentiments retinguts a través de mirades i actituds.
Una autèntica joia des de l'inici fins a la fí.
Odile

Maravillosa, una obra de arte, un verdadero festín audiovisual, interpretativo, fotográfico y, sobre todo, alrededor de la sensibilidad femenina. Dura y emocionante.

La mejor película de 2019. La puesta en escena y la fotografía, impecables. No recuerdo haber visto tan natural y tan simbólicamente plasmado el romanticismo en el cine, sin efectismos. En cuanto a la actuación de las dos protagonistas, excelente. Un gran ejercicio de contención por parte de ambas. La película no es solo cine, es también pintura y una composición musical. Es una obra de arte.

Una película que expresa mucho más a través de la imagen ( la fotografía es realmente bella) que de la palabra, lo que es curioso si se piensa en el premio del festival de Cannes al mejor guión. Personalmente me gusta más Tomboy de la misma directora, me parece más completa si se mira en conjunto ( guión, interpretaciones...). El “pero”, el tradicional a mi parecer del cine francés, en ocasiones lenta. En cualquier caso el resultado es bello y cargado de sensibilidad, lo que la hace recomendable.

10

"La película es pura fibra sensible, parece demasiado delicada para ser cierta, y le brilla la piel cada vez que Adèle Haenel y Noémie Merlant, excelentes, se miran a los ojos"

Sergi Sánchez de La Razón

9

"Veraz y fiel descripción de la pasión. Toda la película se vive como el espectáculo incierto del desmontaje de una bomba. Una transparente puesta en escena no exenta de momento iluminados tan delicadamente surrealistas como encendidos"

Luis Martínez de El Mundo

9

"Una devastadora e inolvidable historia sobre el amor y el recuerdo. Se cuece a fuego lento hasta que se vuelve incandescente en sus últimas escenas."

David Ehrlich de Indiewire

9

"Una historia de amor exquisitamente ejecutada, intrépida y devastadora a nivel emocional. Es tan buena que querrás volver a verla de nuevo inmediatamente cuando termine."

Leslie Felperin de The Hollywood Reporter

9

"Una segunda parte del relato en la que asciende desde una contención quizá excesiva en el inicio hasta un volcán de aliento poético y de amor."

Javier Ocaña de El País