7,9

My Favorite War

· 82min.

Ganadora en Annecy, una película de animación que reexamina la historia de la Guerra Fría y la URSS para contarla en primera persona a través de las vivencias de su directora.

Sobre la película

La ganadora del premio Contrechamp de Annecy, el festival de animación más prestigioso del mundo, sigue el interesante camino que han abierto la animación y el cómic (desde el impulso de Persépolis) para reexaminar la historia y contarla en primera persona. Esta película desnuda sin maniqueísmos la maquinaria adoctrinadora soviética a través de los recuerdos de la propia directora, que creció en la Letonia de la Guerra Fría. Dividida entre las facilidades que concede plegarse al Estado y su historia familiar marcada por un pensamiento considerado disidente, los fundamentales años formativos de una niña en busca de un horizonte y un pensamiento propio.

Dirección y reparto

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español

Más información

Título original:
Mans milakais karš
Géneros:
Animación, Documental
País:
Noruega

Títulos similares

El premio recibido probablemente se justifica por la corrección política por la que hoy día se revaloriza cualquier producto generado en el extrarradio primermundista con posicionamientos anti-comunistas, como antaño sucedía en el sentido ideológico inverso. Que no se me entienda mal, sin querer legitimar ni un ápice del devenir histórico contextual del relato, creo que el cine, para ser bueno, marida mal con propaganda y la planitud de mensaje.

(Editado)

Buen relato sobre la infancia de la directora inmersa en el régimen comunista y su propaganda de miedo. Interesante mezcla de animación e imágenes reales.

La mirada de una niña sobre el infierno terrible del imperio soviético.La sumisión al Estado totalitario,la negación de toda disidencia,el menor resquicio de humanidad o dignidad,la desconfianza y el miedo como herramientas de humillación, la escasez de recursos. Menos que cero, y a pesar de tanto infortunio, la fortaleza para registrar esa barbarie y poder superarla. Imprescindible.

La directora de origen letón pero afincada en Noruega, cuenta su propia historia cuando era niña, viviendo con su familia en Letonia en las décadas de 1970-1990, marcada por la presencia comunista. La Unión Soviética utilizó las consecuencias de la ocupación nazi durante la II Guerra Mundial para establecer un sistema ideológico en el que prevalecía el temor y la propaganda. En medio de estas imposiciones, la educación que vivió la directora estuvo marcada por esta politización, pero al mismo tiempo supuso una oportunidad para encontrar otros espacios donde desarrollar su pensamiento con libertad. El principal problema es que no sabemos qué justificación tiene la animación, cuando las entrevistas y las imágenes aparecen en imagen real. Es un recurso que a veces funciona en documentales, pero que aquí parece aleatorio y caprichoso.

9

"Película compleja y llena de matices. Una muestra perfecta de cómo una historia profundamente personal puede convertirse, de repente, en algo muy inclusivo."

Marta Bałaga de Cineuropa