Mi nombre es Khan
Mi nombre es Khan
SD 165 min NOTA USUARIOS: 5,8 NOTA PRENSA: 4,6 NR < 7 años

Mi nombre es Khan

My name is Khan

Director

Karan Johar

Nacionalidad

India

Año de producción
Estreno en cines
Recaudación

120.658,00 €

Espectadores

20.109

Género

Romántica

Distribuidora

Fox

Rizvan Khan es un honorable musulmán indio cuya vida está marcada por el síndrome de Asperger, y que se enamora perdidamente de la bella Mandira, una madre soltera hindú que vive su versión del sueño global del éxito. Pero cuando un incalificable acto de cobardía destroza a su familia, Khan emprende desinteresadamente una impactante odisea a través de unos Estados Unidos contemporáneos, que son tan complejos como el mundo del corazón humano. Con toda su ingenuidad se transforma en la encarnación del acto de rebeldía más inverosímil: la paz y la compasión. Proporciona una aleccionadora realidad que afecta a la vida de cada persona con la que se cruza. En el nombre de la mujer que ama, un peculiar desconocido se presenta a sí mismo diciendo simplemente: Mi nombre es Khan y no soy un terrorista

Tema

Dirección y reparto

Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a soporte@filmin.es
  • Ir al perfil público de corticata
    corticata

    Aunque tiene buenas intenciones, hay ratos que roza el Telefim. De todas manera esta bien para una tarde de Domingo.

    7.0 7 2012-03-04 17:52:16
  • Israel Paredes Badía de Imágenes de Actualidad

    Es tan real como imaginaria y, sobre todo, busca el que el espectador, a través de las emociones, piense sobre ciertas cuestiones actuales relacionadas con las religiones y la problemática del terrorismo. Lástima que lo haga de un modo tan sensacionalista y, sobre todo, tan oportunista.

    4.0 4.0
  • Aurélien Le Genissel de Dirigido por

    Clara apuesta de entretenimiento con toques sociales y políticos que pretenden dar más profundidad a la típica historia de amor y fraternidad. Una obra previsible y sentimental aunque ciertamente bien llevada.

    5.5 5.5
  • Rachel Saltz de NY Times

    The message of “My Name Is Khan,” an effective exercise in Bollywood high emotionalism, is less political than movie-ish: there are two kinds of people in the world, good and bad, a distinction more important than any other differences, like those between Hindus and Muslims.

    6.0 6.0
  • Jay Weissberg de Variety

    This riotously overstuffed and enormously enjoyable drama races forward with incredible drive as its Muslim protag seeks out the U.S. president to give him one message: "My name is Khan, and I am not a terrorist." Fox hopes for a "Slumdog Millionaire" crossover, though it could be a tough sell to non-Bollywood fans.Fox Star Studios, a joint venture between 20

    6.5 6.5
  • Nando Salvá de Cinemanía

    Todo el alcance de sus reflexiones políticas es este: hay personas buenas y malas. El manejo de los conflictos raciales y la guerra contra el terror es tan caprichosos como su alegre perpetuación de ciertos estereotipos étnicos  su retrato del autismo, bienintencionado, aunque indocumentado y algo manipulador.

    4.5 4.5
  • Salvador Llopart de El País

    Los sentimientos - amor, tolerancia-son sencillos y poderosos. El mensaje es claro: en el mundo hay dos tipos de personas: las buenas y las malas. Punto. Nada más. A eso, debemos añadir una sentimentalidad viscosa que te arrastra a poco que te abandones. Un filme efectivo, protagonizado por Shah Rukh Khan, megaestrella del cine indio que ejerce de algo parecido a Forrest Khan. Ni cantan ni bailan, pero el resultado es puro Bollywood.

    5.0 5.0
  • Sergi Sánchez de Time Out

    Els excessos de l’estil Bollywood són domesticats per una posada en escena que aspira que el film sigui producte exportable i agradi als paladars occidentals educats en registres exòtics. Superada la sorpresa d’una lamentable escena inicial, la pel·lícula és una mala imitació del kitsch bollywoodenc, pura bijuteria de luxe.

    3.5 3.5
  • Federico Marín Bellón de ABC

    ¿Es por su origen que no terminamos de bebernos la pócima? La receta parece infalible, en efecto, pero algo en su presentación, una grandilocuencia desmedida y un tufillo a los peores tics de Kevin Costner nos impiden relajarnos a gusto en la butaca, como si en lugar de una película esperáramos la inminente aparición del dentista.

    4.0 4.0
  • Javier Ocaña de El País

    En poco más de dos horas, el relato adquiere esa forma tan reconocible de las películas-río-más grandes-que-la-vida, donde a un protagonista autista se le suman la mayor cantidad posible de circunstancias dramáticas, en una especie de cuento a lo Forrest Gump en el que la famosa (y para muchos babosa) escena de "la vida es como una caja de bombones" serviría a la audiencia como ejemplo de drama seco, duro y sin concesiones, en comparación con la grandilocuencia, el amaneramiento y la gazmoñería reinante en Mi nombre es Khan.

    2.0 2.0