Mentiras y gordas

Mentiras y gordas

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

País

España

Año de producción

2009

Género

Drama

Estreno en cines

27/03/09

Recaudación

3.971.968,96 €

Espectadores

660 639

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Un grupo de jóvenes se prepara para lo que va a ser el verano de su vida, entre secretos, mentiras, sexo, confusión, noche y fiesta. No son conscientes que en ese viaje iniciático una vez comenzado no se puede dar marcha atrás, que las mentiras se van haciendo cada vez más grandes y que amar significa hacer daño.

NR < 12 años

Premios
Te la recomendamos para...

Dirección y reparto

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Avatar de mplanet

    mplanet

    Solo con la portada de la película ya sabes que vas a ver algo infumable.

    hace 1 año
  • Avatar de mtorralbo

    mtorralbo

    Simplista, vacía y esteriotipada

    0,5 0,5 hace 1 año
  • Avatar de davidvs

    davidvs

    Lamentable tratar un tema tan complicado y de actualidad como la juventud y hacia dónde va de forma tan gratuita y estereotipada. Aberrante

    3 3 hace 2 años (Editado)
  • Avatar de hola2001

    hola2001

    Contestando a otros comentarios en esta página : No entiendo por que la película da "vergüenza": Puede no gustar el mundo que representa , pero es tal cual ( y hay aún cosas "peores" )( Algunos adolescentes son así ( muchos )y el mundo de la droga de los engaños , del sexo y de las discotecas , también.De "batiburrillo",nada , el que tienen los protagonistas en la cabeza, en todo caso.Deberían aconsejar que esta película fuera vista por jóvenes para que se vieran a sí mismos y/o evitaran este tipo de conductas.¿¡Vale?!

    10 10 hace 2 años (Editado)
  • Pere Vall

    de Fotogramas

    Dentro de sus parámetros (comerciales, para empezar), "Mentiras y gordas" es una sorprendentemente madura, agria y poco complaciente incursión en la vida de las marionetas de la pista, los lavabos, los cuartos oscuros y la zona de trapicheos de las discotecas. Marionetas que, pronto lo descubriremos, apenas han alcanzado la mayoría de edad, o están a punto de hacerlo, y ya piensan, desesperados, que no hay futuro.

    6.2 6.2
  • Jordi Batlle Caminal

    de La Vanguardia

    "Estas pastillas son buenísimas" (...) Es un pequeño detalle que revela el norte de esta ambiciosa radiografía de nuestra juventud de hoy, donde todo son excesos (...) obra pasablemente bien fabricada, por una vez no del todo contaminada por las teleseries del momento (las escenas de sexo, por ejemplo, tienen una real fuerza, un sentido cinematográfico apreciable). El conjunto de su elenco de nuevos y novísimos rostros merece sin duda el aplauso que la historia, el tono y el poso moralista, por el contrario, no merecen.

    5.0 5.0
  • Sergi Sánchez

    de La Razón

    Además de parecer un largo anuncio del Plan Nacional sobre Drogas, el filme aprovecha la oportunidad de reunir a unas cuantas estrellas juveniles de la televisión patria (con la aparición estelar de Hugo Silva y Alejo Sauras) para hacer más eficaz su profundo mensaje (la droga es mala) entre su público objetivo y recaudar en taquilla reclamando el poder de convocatoria de la ficción catódica. Otro ejemplo de la tóxica dependencia que exhibe el cine español ante la anestésica influencia de la producción televisiva.

    3.8 3.8
  • Jordi Costa

    de El País

    Con la complicidad en la escritura del guión de Ángeles González-Sinde, David Menkes y Alfonso Albacete proponen aquí una mirada coral y enfebrecida a las transacciones químico-venéreas de una juventud en caída libre: creen haber hecho Trainspotting (1996) pero les ha salido algo más parecido a Groovy (o a Martín Vigil).

    3.8 3.8
  • Antonio Weinrichter

    de ABC

    Se pretende un retrato al último minuto de los hábitos de ocio juveniles en alguna playa mediterránea y su mayor mérito estaría en que busca el equilibrio entre la crónica petarda y una forma de realismo. Por decirlo con una frase de rancio aroma televisivo que evoca el mismo target de audiencia, la juventud baila, se coloca y se lo monta, en las más diversas combinaciones posibles, y así hasta la hora del chocolate con churros.

    3.8 3.8