Matador

Matador

Audio y subtítulos

Versión en Español

País

España

Año de producción

1986

Estreno en cines

07/03/86

Géneros

Drama, Thriller

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Uno de los melodramas más apasionados de Pedro Almodóvar así como su primera colaboración con Antonio Banderas, en el que puede considerarse su primer gran papel en nuestro cine.

Diego Montes (Nacho Martínez) es un torero retirado reciclado en asesino post- coitum. La nostalgia de los ruedos le volvió loco y comenzó a asesinar a sus amantes justo después del clímax, por ser el único placer que calmaba su ansiedad. Antonio Banderas, Eusebio Poncela y Asumpta Serna conforman el cartel de lujo de esta corrida.

NR < 18 años

Dirección y reparto

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Avatar de riscomad

    riscomad

    No es la primera colaboración de Almodóvar con Banderas, el malagueño ya aparecia en Laberinto de pasiones

    hace 3 meses
  • Pauline Kael

    de New Yorker

    "Matador" es un exceso circense y exuberante. Todo en esta película está tratado de un modo erótico… los colores, la violencia. Es demasiado… es suntuosamente perversa y divertida. Almodóvar retoma los temas de "los dos amantes destinados el uno al otro" y el de "los dos asesinos que no pueden dejar de matar" y los lleva tan lejos como le permita su imaginación, y eso es decir mucho. Reactiva los clichés del género negro y los traslada al terreno del punk.[…] Como dijo un amigo que la vio conmigo: "Es como James M. Cain puesto de hongos"

    8.5 8.5
  • Fernando Morales

    de El País

    Uno de los más característicos y apasionados melodramas de Almodóvar. Aunque el final sea demasiado farragoso, presenta un indudable sello de calidad

    8.0 8.0
  • Vicente Molina Foix

    de Fotogramas

    Quizá esa arriesgada y sugestiva pirueta almodovariana - tomar las esencias de la españolada y diluirlas en el fondo del vaso de las neurosis obsesivas más cosmopolitas, menos enraizadas - explique el intercambio fracasado de su película. Cuando, tras unos primeros cuarenta minutos arrebatadores, el director se ve obligado a arracimar los poderosos y tensos hilos de la trama, no puede mantener la intensidad de sus figuraciones semi-oníricas, de sus magníficos personajes en celo constante.

    6.0 6.0