7,1
Premier

La piel que habito

· 120min.

"Los ojos sin rostro," "Inseparables," "Frankenstein," "Vértigo" e incluso el Fritz Lang de los años 20 o el De Palma más manierista habitan la piel de esta película de Almodóvar.
No disponible en tu país

Sobre la película

"Los ojos sin rostro," "Inseparables," "Frankenstein," "Vértigo" e incluso el Fritz Lang de los años 20 o el De Palma más manierista habitan la piel de esta película de Almodóvar.

Desde que su mujer murió quemada en un accidente de coche, el Dr.Ledgard, eminente cirujano plástico, se interesa por la creación de una nueva piel con la que hubiera podido salvarla. Doce años después consigue cultivarla en su laboratorio, aprovechando los avances de la terapia celular. Para ello no dudará en traspasar una puerta hasta ahora terminantemente vedada: la transgénesis con seres humanos. Pero ese no será el único crimen que cometerá …

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español

Más información

Género:
Drama
País:
España
Estreno en cines:
02/09/11
Recaudación: 4.590.476,00 €
Espectadores: 681.066
Ver ficha:
IMDB

Títulos similares

La película es un espanto. Mal interpretada, mal dirigida, con un argumento ridículo y excesivo. Es de un mal gusto apabullante y de un interés casi nulo. No voy a hacer spoilers; pero este delirio, de haberlo hecho otro, nadie lo hubiera financiado. Total y absolutamente prescindible.

mplanet

La dieron por TV y solo pude ver unos minutos. Me da tanta pereza verla.... Primero porque es de Almodóvar y de verdad, no es para tanto, tiene el "nombre" y el postureo. Y segundo, porque creo que su inento de hacer una copia barata de "Los ojos sin rostro" de Georges Franju (1960) es un insulto al cine. Ah, si, se me olvidaba, y tres: sale Antonio Banderas.

(Editado)
medardo_1987

Bodrio como pocos. Recuerdo una escena en particular que se suponía que debía ser muy dramática y en la que la sala entera del cine nos descojonábamos. Un despropósito de película absoluto.

pilarls73

La prueba de fuego con algunas películas de Almodóvar es el revisionado. Y en esta ocasión, ganó puntos respecto a la primera vez. Elena Anaya inmensa.

madialeva

Almodóvar se autoimpone un reto que consigue despejar con calidad. La película es visualmente brillante, un ejemplo estándar del "Almodóvar consagrado". Contiene interpretaciones de mucha calidad, como el dúo Anaya-Banderas. Este último merece mención especial.

Sin embargo, a mi juicio, resbala por su pretendida intelectualidad. La cantidad de citas eruditas que Almodóvar pretende introducir hace perder frescura a la propuesta. Es como si Almodóvar se hubiese querido poner cultureta y pedante (incluso en los créditos incluye una especie de "bibliografía" de libros que se supone que le han influido). Quitando esa impostación, que por momentos distorsiona la película, el resultado global sería todavía mejor.

Una vergüenza de película.Estéticamente muy bien concebida, vale, sí. Pero ridícula."La piel que evito" o "La piel que vomito".Yo era un loco apasionado de Almodóvar pero esta película se la podría haber ahorrado. El señor Almodóvar está vieja. Tremendamente vieja. Necesita que alguien le saque a la realidad, porque se ha quedado muy trasnochadito.Me duele teclear esto.

(Editado)

Esperaba más, me parece una película demasiado película, es decir, poco creible, todo tiene un aire falso, y demasiado articulado, el guión tiene un buen planteamiento sin duda, pero los personajes no acaban de cuajar, los dialogos sin literales y si bien tiene buenos momentos, la película en general me parece más proxima a una representación teatral.¿De verdad se necesita hacer una traveling para llenar un vaso de agua?

(Editado)
10

"I will say this much – it’s fucked up and weird. Imagine Frankenstein, Eyes Without A Face, Cronenberg’s Dead Ringers and hell even Vertigo all put into a blender and meshed together by the deft touch of the guy who made Bad Eduction. Perhaps there’s even a bit of Fritz Lang in there too? "

Matt Holmes de What Culture

10

"Radical, voraz, quirúrgicamente perfecta. Tan precisa como abrumadora. La piel que habito consigue ofrecerse como la más exagerada de todas las obras de Almodóvar renunciando a la gestualidad de Almodóvar. La línea que separa lo sublime de lo ridículo, decíamos al principio, es delgada. Pero, esta vez, y ése es el objetivo, ni existe. Almodóvar ha dejado de ser una ficción creada por Almodóvar. Almodóvar es Almodóvar. Creo que me estoy mareando. Sin duda, una bonita Palma de Oro."

Luis Martínez de El Mundo

9

"Finds the man from La Mancha in dazzlingly idiosyncratic form with a sexual melodrama which unites the visual austerity of his more recent work with elements of sheer Almodovarian entertainment.(...) Visually marrying surgery with sex, Almodovar is the anti-David Cronenberg, providing unexpectedly provocative frissons in scenes involving the beautiful Anaya. (...) Antonio Banderas flourishes in this return to Spanish-language film-making."

Fionnuala Halligan de Screen

9

"After ‘Broken Embraces’, ‘The Skin I Live In’ continues Almodóvar’s journey into darker, more sombre storytelling and into more upscale and interior worlds. Again, too, he chills his palette, rejecting the brighter colours of old for something more maudlin and steely. There are flashes of humour, usually of the nervous kind. Mostly, though, this plays as a psychosexual thriller whose wild events and plot turns are anchored soberly in both Almodóvar’s meticulous direction and a performance from Banderas that swerves the more maniacal aspects of his character to offer an intensely controlled, deadly charming screen presence."

Dave Calhoun de Time Out

9

"For those who would like Almodóvar to do something radical then The Skin I Live In might try the patience. But I can only say that it kept me gripped from first to last. The sheer muscular confidence of Almodóvar's film-making language gives it force, and co-exists with a dancer's elegance and grace. Without this, the story could look strained and farcical. Instead, its bizarre passions are compelling. Almodóvar brings something hypnotic to the surgery-porn aesthetic of his operating theatre of cruelty: the latex, the scrubs, the cold steel, the exquisite yet appalling contrast between wounds and young flesh. It is twisted and mad, and its choreography and self-possession are superb."

Peter Bradshaw de The Guardian