John muere al final
John muere al final
John muere al final

John muere al final

John Dies at the End

dirección

Don Coscarelli

Año de producción

2012

Género

Comedia

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

En 2001, un tal David Wong empezó a difundir por internet, bajo el titulo de “John Dies at the End”, las desventuras cómico-terroríficas vividas por él y su amigo John, consumidores de una droga que les permite ver eventos que ocurrirán en el futuro, así como detectar la presencia de una serie de monstruos que viven entre nosotros. Detrás de Wong se escondía Jason Pirgin, creador de la web Cracked, que con este serial causó furor en la red. Una década más tarde, Don Coscarelli ha cogido las riendas de su adaptación cinematográfica y ha embarcado a Paul Giamatti en la aventura, logrando un alucinado e instantáneo clásico de culto. Una divertidísima e inteligente comedia de terror que entusiasmará a los amantes del género. En la calle lo llaman "salsa de soja" y transporta a los que la toman a través del tiempo. Sin embargo, cuando algunos regresan ya no son seres humanos. Así es como se produce una invasión silenciosa de la Tierra que hace que la humanidad necesite urgentemente un héroe. Aquí aparecen John y David, un par de desertores de la universidad que apenas son capaces de mantener un trabajo. ¿Podrán estos dos seres aterrados salvar a tiempo a la humanidad?.

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

8.0

""John Dies at the End" is a thoroughly unpredictable horror-comedy -and an immensely entertaining one, too."

Rob Nelson de Variety

6.5

"Concebida como una gran broma desde su título, esta especie de comedia surrealista sobrenatural (y más cosas) es capaz de hacerse un hueco en el imaginario del género, una fiesta a ver con amigos y con muy, muy pocas ganas de tomársela en serio. La premisa es sencilla: disfruta del viaje, ríete lo que puedas y entra en la reinvención del género tantas veces como sea posible."

Carlos Marín de Aullidos

6.0

"Esta inteligente y ajustada adaptación de la novela de culto de David Wong, camino de convertirse en el Douglas Adams o el Pratchett del terror, posee todos los elementos adecuados: protagonistas jóvenes, monstruos y criaturas de pesadilla y plastilina (es un decir), mundos paralelos, paradojas cósmicas y cómicas, guiños lovecraftianos y, sobre todo, sexo, drogas, rock´roll… y paranoia. Mucha paranoia."

Jesús Palacios de Fotogramas