6,4

Flirt

· 80min.

Historia romántica, film de vanguardia, gran éxito en la carrera de Hal Hartley, "Flirt" narra la misma historia contada de tres formas diferentes y ambientada en metrópolis como Nueva

Sobre la película

Historia romántica, film de vanguardia, gran éxito en la carrera de Hal Hartley, "Flirt" narra la misma historia contada de tres formas diferentes y ambientada en metrópolis como Nueva York, Berlín y Tokio.

Dirección y reparto

Dirección:
Hal Hartley

Más información

Género:
Drama
Recaudación: 68.505,24 €
Espectadores: 19.309
Ver ficha:
IMDB
luzsilvestre

Muy interesante experimento... planificación deliciosa, cuiriosa idea y realización, vale la pena perderse por los mundos de Hal Hartley.

(Editado)

Y SIN EMBARGO ME GUSTALa verdad es que Hartley o gusta o no, su estética posmoderna, unos actores que parecen autómatas, y la constante búsqueda del amor, son sus señas de indentidad.Aquí Hartley llega al paroxismo, y cuenta una historia, más propia de un cortometraje, repitiéndola de forma casi milimétrica en tres ciudades diferentes, y con actores diferentes (incluído él mismo), para que dé la duración de un largo.El estatismo de los personajes, la falta de emociones aparentes, la repetición calcada de frases y situaciones, provocan en mi, aunque parezca mentira, cierto interés (que no emoción), la veo con agrado, y me gusta mucho la estética de la última hstoria (donde da algún pequeño giro) que se desarrolla en Japón.No obstante su cine te tiene que gustar, y tienes que pasar por el aro, a mi me gusta, aunque no puedo racionalizarlo demasiado, pero de lo que no cabe duda es que es personal, original, reconocible, y muy fiel a si mismo, incluída su vocación minoritaria.

(Editado)
7

"Hartley blows it -- and it's possible to tell precisely when. He turns his camera on German construction workers, who discuss whether Hartley's strategy of filming the same story three times in a row will work. They predict that it won't. It turns out they're right. Hartley's absurd observations about life are interesting. But when he starts commenting on his process, his film becomes insular, small-minded and uninspired. If everything's a joke, nothing's a joke. The Tokyo segment is a disaster. In what should have been the liveliest segment, Hartley slows the pace, juggles the sequence of scenes and tries the audience's patience. He changes the script enough so that the integrity of his experiment goes out the window. But he doesn't change enough so that the narrative can have any suspense. Being funny, in the significant way to which Hartley aspires, is serious business. If he ever gets past scattershot wisecracking and figures out exactly what he thinks is funny, he'll make a movie that holds up for more than just a half hour."

Mick La Salle de USA Today