6,7

El crimen de Georgetown

· 100min.

Debut de Christoph Waltz, donde también ejerce de protagonista en una trama de herencias, sospechas y tentaciones acompañado de la ganadora del Oscar Vanessa Redgrave.

Sobre la película

Ópera prima del actor Christoph Waltz ("Malditos Bastardos"), donde también ejerce de protagonista en una trama de herencias, sospechas y tentaciones acompañado de la ganadora del Oscar Vanessa Redgrave.

Ulrich Mott (Christoph Waltz), un ambicioso don nadie, se casa con la adinerada viuda, Elsa Brecht (Vanessa Redgrave). Aunque Mott es tres décadas más joven que su esposa, unen fuerzas para dominar los círculos políticos y sociales de Washington DC, organizando lujosas fiestas en su casa de Georgetown. Cuando Elsa es encontrada muerta pocas horas después de una cena, Ulrich se convierte en el principal sospechoso, ya que la hija de Elsa, Amanda Brecht (Annette Bening), siempre le ha considerado un estafador. Amanda comienza su propia investigación mientras Ulrich crea una farsa cada vez más elaborada para convencer a todos de su inocencia.

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
Georgetown
Géneros:
Drama, Thriller

Títulos similares

8

"Inmediatamente entra en el panteón de películas sobre mentirosos. Es la típica película seria pero atractiva y de escala modesta que a la gente le gusta decir que ya no se hace."

John DeFore de The Hollywood Reporter

8

"Waltz muestra la ambición de hacer malabarismos con las historias de Mott, trabajando con el director de fotografía Henry Braham para organizar situaciones dinámicas y movimientos de cámara complejos que refuerzan la idea de los delirios de grandeza dignos de un personaje de Graham Greene."

Peter Debruge de Variety

7

"El poder tiene el extraño poder de atraer a las personas más patéticas, y esta comedia oscura, medio basada en un hecho real, es sobre todo una historia sobre las personas más patéticas."

David Ehrlich de Indiewire