6,1

Compañeros Mortales

· 90min.

Tras la cancelación de la serie de televisión “The Westerner”, el actor Brian Keith es contratado para protagonizar una película del oeste. Al no contar todavía con...
No disponible en tu país

Sobre la película

Tras la cancelación de la serie de televisión “The Westerner”, el actor Brian Keith es contratado para protagonizar una película del oeste. Al no contar todavía con director, Keith sugiere la contratación del joven creador de la serie en la que había estado trabajando, un desconocido cineasta llamado Sam Peckinpah. De ese modo COMPAÑEROS MORTALES (The Deadly Companions, 1961) se convertiría en el debut cinematográfico de uno de los directores más reconocidos de la historia, autor de Grupo salvaje (The Wild Bunch, 1969), Perros de paja (Straw Dogs, 1971) o La huida (The Getaway, 1972). Yellowleg, un antiguo soldado de la Unión convence a un par de prófugos para que juntos asalten el banco de una recóndita ciudad. Sin embargo, antes de que puedan llevar a cabo el atraco, otro grupo de ladrones se les adelanta dando comienzo un tiroteo en el que resulta muerto el hijo de una cabaretera. Yellowleg, sintiéndose responsable, decide acompañar a la apenada madre en su viaje a Siringo, una lejana ciudad ahora localizada en territorio apache, donde tendrá lugar el entierro.

Dirección y reparto

Dirección:
Sam Peckinpah

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés

Más información

Título original:
The Deadly Companions
Géneros:
Clásicos, Western
Ver ficha:
IMDB

Entiendo que pueda resultar decepcionante quien busque aquí un Grupo Salvaje o Patt Garreth y Billy the Kid. Al ser un primer trabajo y encima de encargo es dificil ver algo así, aunque creo que en varios momentos sí hay su esencia. La historia entre O'Hara y Keith me resulta forzadísima, y aunque ella lo hace bastante bien, me resulta mucho más interesante la relación entre los tres protagonistas. Tras verla me parece un westerne muy decente cuya historia se podría haber sacado más jugo

Aun cuando usa (y abusa) de los tópicos más manidos del imaginario del género, su concisión y sequedad narrativas, y lo contundente de su progresión dramática, la redimen. Pasable.

El debut de Peckinpah te deja desilusionado y frío. Esperas una opera prima brutal e impactante y, sin embargo, obtienes un western correcto, sin aristas. Se ve como una curiosidad de cinéfilo, la primera película del maestro. Pero a años luz de absolutas obras maestras como Perros de Paja o Grupo salvaje.

(Editado)
8

"As the deadlier of the refugee criminals, Steve Cochran is almost as mean as his colleague, Chill Wills, is picturesque. Their resourceful efforts would be more effective if the drama, as directed by Sam Peckinpah, did not move at the pace of a hearse."

Bosley Crowther de NY Times