Caótica Ana
HD V.E. 113 min NOTA USUARIOS: 7 NOTA PRENSA: 7,6 NR < 13 años

Caótica Ana

Director

Julio Medem

Nacionalidad

España

Año de producción
Estreno en cines
Recaudación

1.368.346,00 €

Espectadores

247.593

Género

Drama

Distribuidora

Video Mercury

Una disección del proceso creativo, un manifiesto político en clave de cuento ingenuo, un canto al poder alumbrador de lo femenino frente al virus destructor de lo masculino, un retrato de mujer -y su biografía subjetiva - que es, a la vez, todas las mujeres, un homenaje al arte naïf de Ana Medem y, entre algunas otras cosas, la película total de Julio Medem. Ana es un espíritu libre que vuelca su pasión por la vida en la pintura. Justine, una mecenas cosmopolita, le invita a completar su formación en Madrid junto al grupo de artistas que protege. Será el comienzo de un viaje no sólo físico, que la llevará a descubrir nuevos continentes, vidas pasadas y mitos remotos. Ana intentará romper la cadena de violencia ancestral que asoma en las puertas que pinta, y al final de la aventura elegirá si se convierte en monstruo o en princesa. "Caótica Ana" es la historia-viaje de Ana durante cuatro años de su vida, de los 18 a los 22. Una cuenta atrás, 10, 9, 8, 7… Hasta el 0, como en la hipnosis, a través de la cual Ana comprueba que no vive sola, que su existencia parece la continuación de otras vidas de mujeres jóvenes que murieron de forma trágica y que habitan en el abismo de su memoria inconsciente. Ese es su caos.

Premios Te la recomendamos para... Temas

Dirección y reparto

Títulos similares

Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Jason Buchanan de NY Times

    A naïve young artist living with her father in an Ibiza cave sets out to explore life on her own terms in Sex and Lucia director Julio Medem's sensual tale of personal transformation.

    7.5 7.5
  • Jordi Costa de Fotogramas

    "Caótica Ana" (que, a ratos, funciona como la más excéntrica película de reencarnaciones jamás rodada) combina el dominio de lo etéreo ya ejercitado por el creador con una curiosidad por lo concreto (en su vertiente más ideológica, pero también, ¡ay!, orgánica) que suma un factor de riesgo capaz de propiciar el extrañamiento de incondicionales, la burla de escépticos y el infarto de quienes, como este crítico, desearían que todo cineasta valiente cayese de pie, pero, también, la fascinación de aquellos que, sin duda, encontrarán en este insólito trabajo de Medem su bandera de culto.

    7.0 7.0