6,4

Boiling Point

· 97min.

Impactante e irónica crónica sobre el mundo yakuza, una de las principales causantes de la proliferación de fans de Kitano. El cine criminal como pocas veces habrás visto.
No disponible en tu país

Sobre la película

Tan sólo un año después del sonado debut que supuso "Violent Cop", el incomparable Takeshi Kitano certificó su propia identidad – delante y tras las cámaras - con esta impactante e irónica crónica sobre el mundo yakuza. "Boiling Point" es una de las principales causantes de la proliferación de fans de Kitano surgidos desde entonces. El cine criminal como pocas veces habrás visto.

Dos miembros de un equipo de béisbol junior se ven mezclados con la yakuza local. Después de que su entrenador sea herido por ellos, los dos chicos se van a Okinawa para hacerse con un arma y vengarse. Allí, los dos jóvenes se hacen amigos de un psicótico yakuza retirado llamado Uehara, que tiene una deuda pendiente con la yakuza, por lo que no duda en acompañar a los dos chicos a Tokio y enfrentarse con la mafia japonesa.

Dirección y reparto

Dirección:
Takeshi Kitano

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español
Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Japonés

Más información

Título original:
3-4 x Jugatsu
Género:
Thriller
País:
Japón
Ver ficha:
IMDB

Títulos similares

Aunque la trama es interesante y trata de una forma singular el mundo de la Yakuza, la violencia gratuita contra la figura de la mujer en esta película (y en algunas más de Kitano) es despreciable; no hay razón que justifique el hecho de que se le pegue, insulte, viole o mate.

Es entretenida pero al acabar de verla me he dado cuenta que no me he enterado de nada de lo que va la pelicula

(Editado)
7

"Mr. Kitano is off and running on a tale of widening violence and vengeance. Told with his characteristic indulgence in sudden brutality, bloody fights, massacres and casual, sadistic maltreatment of women, the tale leads Masaki into the underworld of the yakuza and to adventures and deeds that transform him into a new and rather frighteningly volatile specimen of Japanese manhood. "

Lawrence van Gelder de NY Times