7,9

Aviva

· 116min.

El gran título de esta edición de 2020 de Choreoscope. Una obra ambiciosa y llena de sensualidad, danza y erotismo protagonizada por una pareja,  Aviva y Eden, llena de drama, amor y exceso.
No disponible en tu país

Sobre la película

El gran título de esta edición de 2020 de Choreoscope. Una obra ambiciosa y llena de sensualidad, danza y erotismo protagonizada por una pareja,  Aviva y Eden, llena de drama, amor y exceso. 

Cuenta la relación que existe entre dos protagonistas, uno masculino y otro femenino, cada uno de ellos interpretado tanto por un hombre como por una mujer. 

Dirección y reparto

Dirección:
Boaz Yakin

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español

Más información

Géneros:
Drama, Romántica, Erótica

Utilizar indistintamente hombre mujer, intercambiando sexos, y la narración a través de las coreografías, es simplemente genial, pero la verborrea absurda, grandilocuente y justificativa, convierte lo etéreo y sensual en un pesado ladrillo que no te deja volar. Incluyo algunas escenas de sexo que son un pegote sin sentido dentro de la narración, en cambio otras son emocionalmente perfectas para la historia que está contando. Eso y los eternos minutos de bailes que nada apartan a la linea principal, hacen perder el pequeño y frágil hilo emocional que por momentos consigue con las imágenes y coreografías. Me ha costado la vida terminarla. Las bailarinas y bailarines geniales pero Tyler Phillips además es un actorazo. Es el único al que me he creído.

La película tiene cosas buenísimas: la idea de trasfondo, los planos, la danza. Expresa el conflicto que existe en todo ser humano de manera original, utilizando la misma estrategia que usó Buñuel pero dando un paso más al romper con los estereotipos de género. Trata también la depresión o la autoestima; todo ello no esta mal. Sin embargo, es quizá demasiado rara, muy lenta a veces. Muy artística quizá, pero muy poco natural.

(Editado)

Esta película me provoca un conflicto entre el cerebro y el corazón: me ha conquistado el primero, pero no el segundo. Aviva nace de una idea genial y se convierte en una manera espléndida e ingeniosa de desmitificar la rigidez de los roles de género, explorando la fluidez entre lo 'masculino' y lo 'femenino', además de ser una efigie de los conflictos internos que conviven en todo ser humano y que a veces nos llevan a dar tumbos y a tomar decisiones incoherentes. Visualmente es bella, esos largos planos panorámicos de baile del principio y del final me han encandilado. Todas sus coreografías se integran en el relato de manera fluida y natural, sin aparecer nunca artificiales o superfluas. Muchas de esas danzas son hipnóticas y muy sugestivas. Pero por alguna razón no me ha llegado a emocionar. He vibrado con ella desde un punto de vista puramente intelectual, a menudo he tenido la impresión de que los personajes fueran poco reales, por su tono teatral, afectado, a ratos hasta pedante.

msspan

la idea es buena, pero se pasan de giros.

Una película en la que la danza es parte de la sexualidad de los personajes. Es una interesante exploración de lo masculino y lo femenino, que funciona mejor en su vertiente coreográfica que en la parte narrativa que incluye diálogos demasiado pomposos. Hay espléndidos números de danza creados por Bobbi Jene Smith como la reconciliación entre Eden femenino y Aviva masculino, y las canciones siempre absorbentes de Asaf Avidan.

(Editado)

Me ha encantado como incluye la danza dentro de la narrativa de la historia y que cada protagonista cuente con una interpretación femenina y masculina. Pero la relación de ellos me parece excesivamente dramática y tóxica, no he llegado a empatizar con la relación.