6,5

As Mortes

· 74min.

Un tour de force, un thriller inmóvil, una intriga fantasmagórica que tiene lugar en una pequeña aldea, donde un misterioso crimen desencadena todo tipo de reacciones.

Sobre la película

Cristóbal Arteaga, que ya nos visitó hace unos años con las asombrosas "El triste olor de la carne" (D’A 2014) y "La declaración de los objetos" (D'A 2017), regresa ahora con otro tour de force, un thriller inmóvil, una intriga fantasmagórica que tiene lugar en una pequeña aldea, donde un misterioso crimen desencadena todo tipo de reacciones. Filmada en blanco y negro, tan hermosa como inquietante, "As mortes" es la obra maestra desconocida -por ahora- del Nuevo Cine Gallego.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Gallego

Más información

Título original:
The Deaths
Género:
Thriller
País:
España

Aburrida , sin sentido, me he quedado dormida, terminé de verla al día siguiente, y más de lo mismo, con final sin sentido igualmente.Para loar la buena fotografía, me voy a una exposición, lo más elogiable de una buena película, es un guión, la interpretación del mismo, en este caso falla, primero porque el guión es tan poco original, que aunque lo intente camuflar en una aldea gallega con aires pintorescos, la trama se puede contar en dos minutos, y no aburrirnos con las galiñas con gripe aviar, el mensajero con el paquete, y el licor café que pega fuerte. Mamandurrias y florituras de una historia tan descabellada, vamos que una mujer crea matar a otra, cuando está más tiesa que mi abuelo, es de nota, que pase a la casa a diario como pedro por su casa, para más nota. Eso, en una aldea, no pasa ni de coña, y lo dice alguien que vive en una. Una pesadez y una pérdida de tiempo lamentable, encima rodada en gallego y en blanco y negro, quizás para darle un "color" más intelectual

(Editado)

A proba de que non fan falta grandes orzamentos e medios técnicos para crear un thriller perturbador, onde a cámara atópase sempre lonxe dos personaxes, o director fai sentir que es un observador agochado que non pode facer nada por evitar os crimes e malentendidos cometidos na vila. A paisaxe como elemento fundamental e unha fotografía exquisita.

Un thriller con ritmo de película bucólica y contemplativa. Una apuesta que no tenía por qué salir bien, pero funciona de maravilla. Hay que ver lo grandes que pueden ser los problemas en los pueblos pequeños.

Una historia muy sencilla narrada con una inteligencia y sensibilidad abrumadora. Me ha encantado.