Richard Brooks
  1. Richard Brooks

    Estados Unidos (1912 - 1992)

    3 títulos
    disponibles
    16 premios
    recibidos
Biografía

Tras graduarse en la Temple University, Brooks trabajó como periodista radiofónico. En los años 40 dio inicio a su carrera en Hollywood escribiendo los guiones de películas como "La blanca salvaje" (Arthur Lubin, 1943); "La reina de Cobra" (Robert Siodmak, 1944); "Brute Force" (Jules Dassin, 1947); o "Cayo Largo" (John Huston, 1948). En 1950 y gracias al impulso dado por el actor Cary Grant, dispuesto a pesar de su prestigio a colaborar con un director novel, Richard Brooks debutó en la dirección con la película "Crisis", drama producido por Arthur Freed que Grant protagonizó junto a José Ferrer. En este film Brooks también colaboró con Cedric Gibbons, afamado director artístico con el que coincidiría en varias ocasiones durante los siguientes años. A lo largo de esa década Brooks, quien en la Segunda Guerra Mundial había combatido en los marines, fue asentando su categoría como director de actores, especialmente gracias al éxito de "Semilla de maldad" (1955), un tenso drama protagonizado por Glenn Ford y Sidney Poitier, intérprete que alcanzaría la fama gracias a esta película. Con anterioridad Richard Brooks, candidato al Óscar al mejor guion por esta película, había dirigido títulos como "El milagro del cuadro"(1952), con Stewart Granger, "Deadline - U.S.A." (1952), película con ambiente periodístico con el protagonismo de Humphrey Bogart, o "La última vez que vi París" (1954), melodrama basado en una historia de Francis Scott Fitzgerald, que fue protagonizado por Elizabeth Taylor y Van Johnson. Otras películas destacables de esa época son el western "La última caza" (1956), con Robert Taylor, Stewart Granger y Debra Paget; el drama "The catered affaire" (1956), con Bette Davis y Ernest Borgnine; o "Sangre sobre la tierra" (1957), película protagonizada por Rock Hudson y Dana Wynter.
Adaptaciones cinematográficas Brooks siempre tendió a rodar adaptaciones de gran peso literario, generalmente realizando versiones cinematográficas satisfactorias. Así, en 1958 llevó a la pantalla "Los hermanos Karamazov" de Fiódor Dostoyevski, con Yul Brynner como principal protagonista; en 1960 adaptó la novela "Elmer Gantry" de Sinclair Lewis en la película "El fuego y la palabra", interpretada por Burt Lancaster, Shirley Jones y Jean Simmons; dirigió "Lord Jim" (1965) de Joseph Conrad, con Peter O'Toole; y puso en imágenes "A sangre fría" (1967), excelente docu-drama basado en la novela de Truman Capote. Uno de sus autores favoritos fue el dramaturgo Tennessee Williams, de quien adaptó "La gata sobre el tejado de zinc" (1958), con Elizabeth Taylor, Paul Newman y Burl Ives, y "Dulce pájaro de juventud" (1962), film en el cual volvió a colaborar con Newman. Brooks también llevó a la pantalla novelas de autores menos conocidos para el gran público, como Frank O'Rourke, en el western "Los profesionales" (1966), uno de los mejores títulos del género rodados en los años 60. Su última película en esta década fue "Con los ojos cerrados" (1969), un drama escrito por el propio director que estaba protagonizado por Jean Simmons, ex esposa de Stewart Granger y que se había convertido en mujer de Richard Brooks en el año 1960. En 1977 la pareja terminaría divorciándose.
Últimos años A partir de 1970 su producción menguó en cantidad, rodando el interesante western "Muerde la bala" (1975), película protagonizada por Gene Hackman, Candice Bergen y James Coburn. Otros títulos de su última etapa fueron "Dólares" (1971), comedia con Warren Beatty y Goldie Hawn; "Buscando al señor Goodbar" (1977), drama con el protagonismo de Diane Keaton; "Objetivo mortal" (1981), sátira protagonizada por Sean Connery, y su última película, "Fever Pitch" (1985), flojo melodrama con Ryan O'Neal como principal estrella. El 11 de marzo de 1992, Richard Brooks murió por problemas de corazón en Beverly Hills, California.

Premios de sus películas