Moustapha Akkad
  1. Moustapha Akkad

    Sin especificar (1930 - 2005)

    2 títulos
    disponibles
    1 premio
    recibido
Biografía

  En 1935 su padre le dio 200 dólares y una copia del Corán antes de partir hacia Estados Unidos para estudiar dirección de cine y producción en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Akkad dedicó otros tres años a estudiar un Máster en la Universidad del Sur de California (USC), donde entró en contacto con el legendario director Sam Peckinpah. Peckinpah se convirtió en el mentor de Akkad en Hollywood y lo contrató como consultor para una película acerca de la revolución argelina que nunca llegó a la gran pantalla, pero le siguió alentando hasta que encontró un trabajo como productor en la cadena de televisión CBS. En 1976, produjo y dirigió El Mensaje, protagonizada por Anthony Quinn e Irene Papas. Akkad afronta la reticencia de Hollywood hacia realizar una película sobre los orígenes del Islam, y tuvo que ir fuera de los Estados Unidos para incrementar los fondos para la producción de la película. Mientras creaba El Mensaje, Akkad consultó a religiosos islámicos, tratando de ser respetuoso hacia el Islam y sus puntos de vista sobre la imagen de Mahoma. Contemplaba la película como una forma de salvar la brecha entre occidente y el mundo islámico, tal como afirmaba en una entrevista de 1976:En 1935 su padre le dio 200 dólares y una copia del Corán antes de partir hacia Estados Unidos para estudiar dirección de cine y producción en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Akkad dedicó otros tres años a estudiar un Máster en la Universidad del Sur de California (USC), donde entró en contacto con el legendario director Sam Peckinpah. Peckinpah se convirtió en el mentor de Akkad en Hollywood y lo contrató como consultor para una película acerca de la revolución argelina que nunca llegó a la gran pantalla, pero le siguió alentando hasta que encontró un trabajo como productor en la cadena de televisión CBS. En 1935 su padre le dio 200 dólares y una copia del Corán antes de partir hacia Estados Unidos para estudiar dirección de cine y producción en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Akkad dedicó otros tres años a estudiar un Máster en la Universidad del Sur de California (USC), donde entró en contacto con el legendario director Sam Peckinpah. Peckinpah se convirtió en el mentor de Akkad en Hollywood y lo contrató como consultor para una película acerca de la revolución argelina que nunca llegó a la gran pantalla, pero le siguió alentando hasta que encontró un trabajo como productor en la cadena de televisión CBS.   En 1976, produjo y dirigió El Mensaje, protagonizada por Anthony Quinn e Irene Papas. Akkad afronta la reticencia de Hollywood hacia realizar una película sobre los orígenes del Islam, y tuvo que ir fuera de los Estados Unidos para incrementar los fondos para la producción de la película.   Mientras creaba El Mensaje, Akkad consultó a religiosos islámicos, tratando de ser respetuoso hacia el Islam y sus puntos de vista sobre la imagen de Mahoma. Contemplaba la película como una forma de salvar la brecha entre occidente y el mundo islámico.   En 1978, ayudó en la producción de una película de bajo presupuesto, Halloween, la primera de una serie de populares películas de terror en las que participó como productor ejecutivo (el único productor en todas las películas), por lo que se convirtió en un personaje conocido en la industria de Hollywood. La serie fue muy rentable, aunque sólo la primera película se convirtió en un icono el cine de terror.   En 1980 dirigió su siguiente gran proyecto,El león del desierto, de nuevo con Anthony Quinn e Irene Papas, a los que se unieron Oliver Reed, Rod Steiger y John Gielgud . Es acerca de la vida del dirigente beduino Omar Mukhtar (Quinn), que luchó contra las tropas italianas de Mussolini en los desiertos de Libia. La película actualmente es aclamada por la crítica, después de recibir una inicial publicidad negativa en occidente por haber sido financiada parcialmente por Muammar al-Gaddafi, presidente de Libia, que invirtió 35 millones de dólares en la película. Esta publicidad negativa puede haber sido la causa de su relativamente pobre desempeño en la taquilla.

Premios de sus películas

Sus títulos disponibles