Errol Morris
  1. Errol Morris

    Estados Unidos · 1948

    1 título
    disponible
    6 premios
    recibidos
Biografía

“Después de veinte años analizando películas no he encontrado a ningún cineasta que me intrigue tanto… Errol Morris es como un mago, y tan buen cineasta como Hitchcock o Fellini”, en palabras de Roger Ebert. Recientemente, The Guardian lo ha listado como uno de los diez directores más importantes del mundo. Los documentales de Errol Morris causaron un rebrote del cine de no-ficción, allá en los años 80, teniendo además amplio éxito de críticas, pero hasta The Fog of War (2003), no tuvo el reconocimiento de un Oscar. Sus dos primeras películas ya fueron un gran éxito: Gates of Heaven (1978, sobre la cual Werner herzog, tras ver los brutos, apostó que nunca se estrenaría y que si lo hacía, se comería su propio zapato, lo cual puede ser visto en el cortometraje documental Werner Herzog Eats His Shoe, de Les Blank, 1980) y la bizarra Vernon, Florida (1981). Después, pasó un periodo con dificultades para encontrar financiación, en el cual se dedicó a hacer de detective privado en Nueva York. Finalmente dio el gran salto con The Thin Blue Line (1988). Errol Morris declara que su experiencia como detective fue clave para desarrollar su estilo de cine investigativo, especialmente en la citada The Thin Blue Line, en la cual resolvió el caso del asesinato de un policía en Texas, por el cual un hombre inocente estaba cumpliendo condena desde hacía 13 años. Morris usa técnicas poco usuales en los documentales hasta entonces, con el fin de hacerlos más dramáticos, más variados, más efectivos y, en definitiva, más cinematográficos. Algunas de esas técnicas son las reconstrucciones guionizadas basadas no sólo en la realidad, sino también en las distintas hipótesis (una suerte de Rashomon documental) que dotan a sus películas de múltiples puntos de vista y grandes dosis de intriga. Otra de sus técnicas es el Interrotron; un atrilúgio para hacer entrevistas: una enfoca a Morris y la otra al sujeto y, encima de cada cámara, hay una pantalla que emite lo que graba la otra, así, el sujeto puede hablar mirando directamente a cámara como si hablara con una persona. Mediante esta técnica se consiguen unas entrevistas en primera persona que dan una gran sensación de proximidad. Morris trata a muchos tipos de sujetos, pero especialmente se centra en aquellos que tienen fuertes e inusuales obsesiones, lo cual hace que sus películas sean una especie de retrato de la parte más freak y oscura de América. Uno de los mejores ejemplos de ello es Fred Leuchter, el protagonista de Mr. Death: The Rise and Fall of Fred Leuchter Jr. (1999), un diseñador de métodos de ejecución que trata de hacerlos más humanos y que es llamado a testificar como experto en un juicio donde acaba cuanto menos poniendo en duda el Holocausto. Uno de los temas centrales y recurrentes en las películas de Morris es el gran contraste entre el cómo se ven a si mismos los personajes y el cómo les ve el espectador. El intento de Morris de dirigir una ficción en Hollywood fue bastante problemático, Tempestad en la llanura (1991) fue retenida en el estudio durante dos años y luego se estrenó sólo en video. Después de eso, Morris ha hecho sólo no-ficción. A Brief History of Time (1991) trata de las revolucionarias teorías de Stephen Hawking y del contraste entre su rico universo interior y su limitado y degenerativo universo físico. En The Fog of War (2003) examina la figura del arquitecto de la Guerra del Vietnam, el antiguo Secretario de Defensa Robert S. McNamara. Standard Operating Procedure (2008), que explora los vergonzosos abusos perpetrados por soldados americanos en la cárcel iraquí de Abu Ghraib y que resulta también una profunda reflexión sobre el valor de la imagen fotográfica y sobre las implicaciones de la información digital, le mereció el Gran Premio del Jurado en la Berlinale de 2008. Su último film Tabloid (2010) trata el caso de Joyce McKinney, una ex Miss Wyoming acusada de secuestrar a un joven mormón y que reflexiona sobre la incidencia de los medios de comunicación de masas en la forma de pensar de la gente, y parece ser otra entrega de su estilo personal: la comedia negra, sarcástica y con tintes criminales.

Premios de sus películas

Sus títulos disponibles