"O Futebol" fuera de juego

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

"O Futebol" fuera de juego

Probablemente estemos ante una de las mejores películas que el pasado año nos brindó el cine español. Tras luchar por el Pardo de Oro en el Festival de Locarno, "O Futebol" refleja el reencuentro de su propio director, Sergio Oksman, con su padre, tras 20 años sin verse. Y lo hace con motivo del Mundial de Fútbol celebrado en Brasil durante 2014. A jugar.

¿De qué va?

Tras veinte años sin hablar con su padre, Sergio Oksman (Una historia para los Modlin) se reencuentra con él en 2013 en su Brasil natal y le propone volver a reunirse al año siguiente para ver el Mundial de Fútbol. La única excusa válida para que dos hombres separados por una profunda brecha pasen tiempo juntos, y un marco definido que sirve de herramienta a Oksman y Carlos Muguiro (coguionista) para construir este film. Desgranando los días a través de los partidos del Mundial, recorriendo las calles de São Paulo, se suceden las contiendas entre un hijo y un padre cuyo encuentro quizás ya nunca sea posible ni a través del idioma universal del fútbol.

¿Quién está detrás?

Brasileño de nacionalidad, residente español, Sergio Oksman es el director de "A Story of the Modlins", uno de los cortometrajes más sorprendentes que nos ha dado nuestro cine en los últimos tiempos. También el responsable de "Goodbye América", el retrato más auténtico y genuino posible que el abuelo de la familia Monster, Al Lewis, podría tener.

¿Quién sale?

El propio Segio Oksman y su padre (aunque sería mejor empezar por aquello que no sale por mucho que de ello se hable: el fútbol)



¿Qué es?

Probablemente estemos ante una de las mejores películas que el pasado año nos brindara el cine español.

¿Qué ofrece?

Muchas son las virtudes por las que podríamos encumbrar "O Futebol" como uno de los grandes acontecimientos del pasadoaño en lo que al cine español ser refiere. Primero y ante todo, partimos de la base de que con su nuevo film, Sergio Oksman presenta claras y estimulantes señas autoriales respecto su anterior y genial "A Story for the Modlins", incidiendo ante todo en el tono críptico y hermético con el que incurre y penetra en las relaciones familiares. Aún y así, Oksman va esta vez un paso más allá por como aborda el carácter íntimo, y encima desde el espectro personal, a través de una mirada que se siente nuevamente muy construida, aunque en este caso sus cimientos sean mucho más soterradas que manifiestos o visibles. Virtudes que nos lleva a una película que se siente tan hipnótica como misteriosa, tan tierna como carismática, tan precisa y rigurosa en su metodología como abierta e imprevisible en el desarrollo de su trama, siendo capaz de ofrecer una mirada absolutamente libre a pesar de partir de una estructura tan condicionada. Y asombrosa es también la inteligencia emocional que yace en ella, con esa conmovedora sensibilidad que demuestra para diseccionar un cosmos sentimental tan vasto y profundo obviando toda posibilidad de subrayado o estridencia melodramática, destacando principalmente los pequeños gestos pero ante todo, y nunca mejor dicho, un fascinante empleo del fuera de campo. Recurso al que "O Futebol" dota de una dimensión mayúscula, abriendo prácticamente un nuevo mundo paralelo a la película a ojos y corazón del público. Cada uno tendrá el suyo, eso seguro. Asombrosa capacidad la suya para transmitir tanto con tan poco. Épica en el sentido menos figurado, pero ante todo épica.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es