Mindfulness: La entrega y el amor, fuente de superación

Autor: Filmin Fuente: esMindfulness

Mindfulness: La entrega y el amor, fuente de superación

La fuerza que nos da dedicar nuestro tiempo a aquello que verdaderamente anhelamos o como llenar el terrible vacío que nos lleva a buscar de forma desesperada la felicidad son algunos de los temas estrella que confluyen en Mindfulness y por supuesto, en muchas de las películas que forman parte de la colección que dedicamos a esta práctica contemplativa milenaria que cuenta con una creciente notoriedad y reconocimiento por ser una forma eficaz de estar más presentes con lo que está ocurriendo, de vivir con más serenidad, ser más efectivo/a y disfrutar de mejores relaciones personales. A por ellas.

“Million Dollar Baby” es un ejemplo fantástico para ilustrar la fuerza que da dedicarte a aquello que más anhelas: Maggie, a quien da vida la oscarizada Hillary Swank, quiere dedicarse al boxeo y está dispuesta a todo para conseguirlo porque sin eso la vida no tiene sentido hasta las últimas consecuencias. También la joven Lana de "Tierra de Abundancia", interpretada por una entonces emergente Michelle Williams que se mete en la piel de una joven idealista que ha vivido en África y Europa los últimos diez años y que llega a los EE.UU. para ayudar a los inmigrantes en una misión católica. La vida sigue, sin embargo, o eso parecía, para Don (inolvidable Bill Murray en un personaje hecho a la medida de Woody Allen) en "Flores Rotas". Un alma en pena resignado a seguir con su vida tras dejarle su 'ex' hasta que recibe una misteriosa carta de otra antigua novia que le informa que tiene un hijo de 19 años que podría estar buscándole. Es lo que le lleva a investigar este misterio y embarcarse en un viaje que le llevará a recorrer el pais en busca de sus 4 antiguas novias y sobre todo, de sí mismo. Y para viajes, el que Baktay, una niña afgana de 6 años, debe recorrer en "Buda explotó por vergüenza" para ir a la escuela. Un recorrido lleno de obstáculos que deberá superar para poder aprender los alfabetos de su lengua materna.


En contraste, tenemos al protagonista de “Vivir” abrumado al constatar que la vida se le acaba y sentir un vacío terrible que le lleva a buscar de forma desesperada esa felicidad que no se ha permitido en su larga y monótona vida de funcionario. También al entrañable Fusi, un inadaptado de "Corazón Gigante", con sobrepeso, que nunca tuvo novia y cuyo único interés son las batallas de la Segunda Guerra Mundial que reproduce en miniatura en el apartamento en el que vive con su madre. O al menos lo eran hasta que conoce a Sjöfn, una mujer solitaria, como él, y con profundas heridas psicológicas. Un punto de no retorno y sin posible destino parecía ser el de Josef, a quien Tim Robins da vida en "La vida secreta de las palabras". Pero al igual que Fusi, la aparición de una figura femenina, sea desde el sentimiento del amor, o no, despierta un vínculo lleno de secretos, verdades, mentiras, humor y dolor, del que ninguno de los dos va a salir indemne y que cambiará sus vidas para siempre.

Y que decir de María, a quien da vida una estoica Ana Fernández, en "Solas" donde malvive en un barrio conflictivo de Sevilla, trabajando en una empresa de limpieza y estando embarazada de un camionero que no quiere ningún tipo de compromiso. Una vida suspendida en el tedio y la amargura que encuentra un inesperado punto de ruptura en el momento que se pone a vivir con su madre a su vez que avivan sentimientos olvidados y fantasmas familiares. Mismo viaje pero a la inversa es en el que se embarca Marie-Claire a lo largo de "Las nieves del Kilimanjaro", donde su felicidad plena se hará pedazos cuando dos hombres armados y enmascarados les agraden, les arrancan los anillos de boda y huyen con las tarjetas de crédito. Será escudada de su fiel grupo de amigos que podrá encontrar el camino para reconstruirla. Definitivamente más luminoso resulta el destino final de Mathieu en "Los chicos del coro", un profesor de música en paro que empieza a trabajar como vigilante en un internado de reeducación de menores donde descubre que la música les atrae poderosamente y se entrega a la tarea de familiarizarlos con la magia del canto, al tiempo que va transformando sus vidas para siempre.


Otra visión es la de “Mi vida sin mí” en la que una espléndida Sara Polley encarna a Ann, una joven que ante la inmediatez de su muerte decide dedicar sus últimos meses a cosas que quedaron pendientes y a preparar la vida de sus hijas y marido después de su muerte. O “Tierras de penumbra” en la que ,más allá de la lectura romántica, se revelan dos formas de vivir la vida antagónicas, ilustradas con los protagonistas: el contenido y reservado escritor C.S. Lewis y la vital y expresiva poetisa Joy Gresham. Nos atrevemos a hacerte una propuesta: dedica tiempo al cine y compártelo con tus amigos y familiares; aprenderás, crecerás, te divertirás y ¡serás más feliz!

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es