Los desaparecidos: Tony Kaye

Fuente: filmin

Primera entrega de la serie Desaparecidos. O lo que es lo mismo: directores que fueron famosos y ya no lo son. Quienes aquí van a aparecer son nombres ilustres y otros cuyo lustre fue algo más efímero. Son, en cualquier caso, directores que durante un tiempo fueron importantes y que hace un tiempo dejaron de serlo. ¿Por qué? Esa es la pregunta para la que buscamos una respuesta que ni ellos mismos han encontrado. El primer invitado es, ni más ni menos, que el hombre que se enfrentó a Hollywood. Él es, Tony Kaye.

Tony Kaye missing

SU MEJOR MOMENTO:

Año 1998, en color y blanco y negro, neonazis que son buenos y otros que parten mandíbulas en aceras cualquiera. Dos hermanos separados por una ideología. El mayor, Edward Norton en uno de los dos papeles que lo han convertido en referente generacional (el otro, el de "Fight club"). El otro, Edward Furlong en uno de los últimos billetes para no perder definitivamente el tren de Hollywood. Era "American History X", un éxito extraordinario para actores y productores, el inicio del fin para su director.

SU PEOR MOMENTO:

El día que descubrió que el montaje final de "American History X" no le pertenecía y eso era un disparo mortal hacia la elefantiásica autoestima de alguien que se ha autoproclamado como "el mejor director británico de la historia después de Hitchcock". Tony Kaye entró en cólera, gritó, amenazó, insultó y cerca estuvo de acabar a puñetazos con Edward Norton. El actor no fue el único objeto de su ira, Kaye cargó contra Hollywood y su sistema de trabajo. Ese fue su error. Critica a un actor, critica a una actriz pero nunca, nunca, nunca, critiques al sistema.

Hollywood se volvió contra Kaye y dejó de ofrecerle proyectos, de posibilitar que pudiese rodar film alguno.

SU PENÚLTIMO MOMENTO: 

Ocho años después de "American History X" consiguió finalizar un documental, "Lake of fire", drama épico sobre el aborto en Estados Unidos. Un film imprescindible nada complaciente y sin gramo alguno de demagogia. Documental equilibrado, didáctico, necesario que Kaye estuvo rodando durante década y media y cuyo estreno en Estados Unidos fue un fracaso estrepitoso: poca gente lo vio y pese a acumular críticas entusiastas, los principales premios del país le dieron la espalda. Otra vez.

En mayo de 2009 Kaye aterrizó en Madrid invitado por la productora publicitaria The Family para dar una charla en la que hizo un extensivo repaso a su muy extensa trayectoria como director de spots. Aquí está la charla.

Y MAÑANA, ¿QUÉ?

"Black water transit". Un mañana que debió ser ayer. Un film que rodó en Estados Unidos hace más de un año y que acumula polvo en un cajón cualquiera porque su productora (Capitol Films) quebró. Es decir, se encuentra en un caso similar a "Manolete"

"Black water transit" es el primer largometraje de ficción de Kaye en 11 años, relato de cine negro ambientado en el Nueva Orleans post-Katrina, protagonizado un padre corrupto, un hijo preso y un traficante de armas con pocos escrúpulos. Lawrence Fishburne y Karl Urban son los protagonistas de una película que algunos esperan llegue a cines antes de final de 2010. Otros creen que llegará directamente a DVD o a televisión por cable. La resurrección, en cuaqluier caso, deberá esperar.

Ni siquiera "el segundo mejor director británico de la historia" puede creer que "Black water transit" le devolverá al 8.000 que alcanzó en 1998.

Publica un comentario

Sin comentarios