"Le Havre" nuevo tráiler del mejor film de Kaurismäki

Fuente: Joan Sala (vía The Playlist)

"Le Havre" nuevo tráiler del mejor film de Kaurismäki

"Siempre he preferido la versión del cuento en la que Caperucita Roja come al lobo y no al contrario" afirmaba en Cannes Aki Kaurismäki, el mismo Aki que se presentara en rueda de prensa con un cigarrillo mentolado colgando de los labios, y pronto encendiera uno auténtico ante la estupefacción del moderador, quién se vio en el compromiso de rogarle que lo apagara. Mientras buscaba un cenicero inexistente, farfulló, casi enfadado: "Hace años se podía fumar aquí…por desgracia los tiempos han cambiado." Pero ya se sabe, a mal tiempo, buena cara, y sino, que se lo digan al amigo Aki. ¿Respuesta? "Cuanto más cínico y escéptico me vuelvo, más suaves son mis películas." Lo dijo ante la estupefacción de las cámaras y lo cercioró con una luminosa ráfaga de luz en la densa oscuridad que supone la actualidad cinematográfica. Es "Le Havre," la última (¿y mejor?) gran película del maestro finés. Ayer se publicaba un nuevo (y sugerente) tráiler oficial que podemos disfrutar a la espera de que Golem nos salve de la cuenta atrás.

¿De qué va?

Marcel Marx, antiguo escritor y bohemio famoso, se ha exiliado voluntariamente en la ciudad portuaria de Le Havre donde su trabajo honorable pero no lucrativo de limpiabotas le hace sentirse más cerca de la gente por estar a su servicio. Ha aceptado renunciar a su ambición literaria y lleva una vida satisfactoria en el triángulo formado por el bar de la esquina, su trabajo y su mujer Arletty, cuando de repente el destino hace que se cruce en su camino un niño inmigrante originario de África negra.

¿Quién está detrás?

Cinco años han pasado desde que brillaran y deslumbraran Europa entera sus "Luces al atardecer" (2006), luces que suponían además el comienzo de un largo y merecido descanso únicamente perturbado por su participación en la película colectiva "Chacun son cinéma"(2007). Hablamos de un Kaurismäki especialmente prolífico en la década de los 90, etapa en la que rodó siete películas, y mucho más relajado desde comienzos de un nuevo milenio en el que únicamente ha rodado "Un hombre sin pasado" (Gran Premio del Jurado en Cannes y Nominada al Oscar como Mejor Película de Habla no inglesa) y la anteriormente mencionada "Luces al atardecer."

¿Quién sale?

La habitual parejita de Kaurismäki. Es decir, Anders Wilms y Kati Outinen, quienes esta vez reciben la visita de Blondin Miguel e incluso de Jean Pierre Darrousin y Jean Pierre Leaud. Ahí es nada.

Algo así como

"Luces al atardecer" + "Welcome" + "Mamá, hay un hombre negro en tu cama"

La prensa ha dicho

Su primer e incontestable logro es haber puesto en consenso a la prensa. Ni aquí, ni allá ,nadie, absolutamente, nadie, ha tenido la osadía de atentar contra el maestro finés tras su premiere en Cannes. Es más, nadie, absolutamente nadie, ha dejado de alabar y reivindicar encarecidamente el valor cinematográfico de "Le Havre." ¿Pruebas? Nos sobran:

Luís Martinez al definía en El Mundo como "una película perfectamente extraña" y añade que "el resultado es un cuento moral sin moral, una fábula sin moraleja, un lúcido alegato contra la hipocresía sin alegato y sin hipocresía. El resultado, decíamos, ni siquiera es resultado; es un ejercicio limpio de vaciado del que queda, entre otras cosas, la divertida constancia de que Murcia (o Helsinki) puede estar en cualquier sitio. Es así. Tan brillante como genial."

Al igual que Sara Brito, quien en Público la encumbraba directamente como máxima favorita afirmando que "Le Havre conmueve, eleva la carcajada, fascina y hace amar hasta la entraña lo que se ve en la pantalla. Sin caer en el panfleto, Kaurismäki entrega una crítica certera al estado moral de la sociedad contemporánea y un canto ilusionado favorito desde ya a la Palma de Oro."

Manu Yáñez por su parte se sumaba a las elogios en Fotogramas con una interesante reflexión marca de la casa: "En Le Havre no hay lugar para los dilemas morales o la truculencia sentimental. De lo que se trata es de invocar el heroísmo anti-épico de un grupo de amigos unidos en una batalla justa. Sin lugar para el rencor o la maldad solo pueden quedar los milagros y la victoria. Kaurismäki filma esta aventura colectiva echando mano de su habitual humor distanciado, mientras los actores (modelados a la manera de Robert Bresson) recitan unos diálogos particularmente delirantes y ortopédicos. Delicada y colorista, Le Havre se erige en portavoz de un cine que no rehuye su responsabilidad con la realidad. Un cine necesario que Kaurismäki lleva dignificando durante casi tres décadas."

Al igual que Carlos Boyero en El País que por una vez, milagro, se unía a la causa: "En Le Havre Kaurismäki se traslada a Francia, a esa ciudad normanda y portuaria que imaginamos brumosa, enigmática y canalla. También utiliza un idioma que no es el suyo y tiene que prescindir de la mayoría de sus actores habituales. Da igual. Se las ingenia para encontrar los mismos caretos y pintas exóticas que caracterizan a su fauna, mantiene idéntico ritmo y atmósfera, nunca sabes cómo van a reaccionar esos marginales ante su problemática existencia, te hace reír con los muy serios disparates que utilizan para defenderse.. (...) El tiempo se te hace muy corto y abandonas la sala con una agradecida sonrisa. Los presuntos marcianos de Kaurismäki están llenos de vida."

Finalmente, E. Rodríguez Marchante concluía en ABC que "Le Havre es el ejemplo más claro de que lo inverosímil puede darle un buen cepillado a los zapatos sucios de la realidad.(...) "Le Havre" es exactamente la película que cualquier conocedor de Aki Kaurismaki espera, y lo sorprendente es que suenen igual de nuevas y frescas sus candorosas denuncias de la maldad en este mundo, donde hay quien roba «cosas», quien delata al vecino y quien es perseguido por la ley pero no por la justicia… No aplaudir a Kaurismaki o a su cine es como apagar velas en una iglesia."

En cuanto al equipo Cahiers, por fin, consenso: Carlos Heredero le da un 9.9, Eulalia Iglesias un 10, Jaime Pena un 9.5 y Carlos Reviriego un 8.5.

En cuanto a la prensa internacional,fumata blanca.

El prestigioso Peter Bradshaw comparaba a Kaurismäki en The Guardian con el mismísimo Chaplin: "Le Havre contiene todas las señas de identidad de su cine pero con una esencia más dulce y enriquecedora que lo que yo recuerdo de sus films previos. Su sensibilidad está cercana a la de Chaplin más que nunca en este film"

Al igual que Kirk Honeycutt, quien afirmaba en The Hollywood Reporter que "Aki Kaurismaki nos regala otro cómicamente encantado oásis cinematográfico del mundo real, donde la gente puede crecer y hacer las cosas como es debido. Las películas de Cannes pueden ser muchas cosas, pero muy rara vez resultan placenteras. Le Havre es una de esas extrañas excepciones"

Jonathan Romney hacía inciso en Screen en su inconfundible factura formal asegurando que "Aki logra un delicado balance entre los exteriores del mundo real y los estilizados interiores de estudio," haciendo hincapié en que "Le Havre esencialmente nos ofrece el habitual menú del director "

Finalmente, Leslie Felperin se sumaba a los elogios en Variety: "Le Havre se percibe como un reunión de bienvenida familiar" y la define como "un cuento de hadas semicontemporáneo"

VEREDICTO

¿Estamos ante la mejor película de Kaurismäki?

Lo aseguraba Kevin Jagernauth títulando su crónica en The Playlist como otra hilarante, humana y tierna película de Aki Kaurismaki," Y añadiendo: "Le Havre" es incomparable a cualquier alegato contra la inmigración o cualquier comedia que estés acostumbrado a ver. Fácilmente se trata de la mejor película de Aki hasta la fecha."

¿Y el tráiler? Allá va. El deadpan humour de Aki en estado puro.

Etiquetas: Ninguna
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es