Las 10 de Fotogramas en Filmin: Fotogramas de Plata

Fuente: Fotogramas

Las 10 de Fotogramas en Filmin: Fotogramas de Plata

Aún con el recuerdo muy fresco en la cabeza de la última gala de los Fotogramas de Plata, que se celebró en Madrid el pasado 11 de marzo, este mes os proponemos un ciclo muy especial que rememora diez títulos que en su día ganaron nuestro premio a la Mejor Película Española o Extranjera.

Cada año, Fotogramas reúne a la flor y nata de la crítica estatal para decidir, con sus votos, cuáles han sido los mejores films estrenados en España durante el ejercicio anterior. "Holy Motors", de Leos Carax, y "Blancanieves", de Pablo Berger, se han llevado este año el gato al agua, y la película de Carax, disponible en filmin desde el 20 de marzo, abre el especial. Como cada mes, La Redacción de Fotogramas ha elegido sus títulos favoritos...¿y vosotros, con cuál de estos diez peliculones os quedáis?

1. "Holy Motors" de Leos Carax (2012)

Holy Motors, de Léos Carax

por Philipp Engel

En algún momento, Jean-Luc Godard dijo algo así como que el cine era para él inseparable de la vida, y si de verdad lo dijo, Leos Carax, uno de sus más directos herederos, le tomó la palabra para imaginar un futuro a lo Alphaville donde las cámaras son ya tan pequeñas que han desaparecido de la vista. En este contexto onírico, imaginado por el propio cineasta en pijama al inicio del film, Denis Lavant, su alter ego desde siempre, es un actor agotado, cansado de incorporar hasta una docena de roles en una sola jornada. Pero todo esto lo irá descubriendo el espectador en una película única y desbordante, sobre todo en su primer visionado, que lo lleva de sorpresa en sorpresa a un ritmo endiablado. Explosión de ideas, derroche de imaginación, una experiencia absolutamente irrepetible.

 

2. "Dublineses" de John Huston (1987)

47415743

por Toni Ulled Nadal

Basado en un relato de James Joyce titulado ‘Los muertos’ (título original de la película), ‘Dublineses’ fue el último film de John Huston. Y el sobrecogedor monólogo final, lo último que rodó, su epitafio. Quizás la mejor despedida fílmica de la historia del cine. ‘Dublineses’ es una película que narra vida. Y sugiere muerte. Que habla de los que estamos hoy y no estaremos mañana. Que explica, a partir de una navideña reunión familiar, que estamos solos. Y todo con grandes personajes, mayúsculos actores y un muy nevado epílogo final resumen de TODO. ¿Un ejemplo?: “Piensa en todos los que han existido, desde el principio del mundo. Y yo, efímero como ellos, tembloroso me dirijo hacia su mundo gris. Hala, felices pascuas a todos.

 

3. "Te doy mis Ojos" de Icíar Bollaín (2003)

4815_04

por Sergi Rodríguez

Luis Tosar tiene tres personajes que me obligarían no a cambiar de acera, sino de ciudad, de país y tal vez de continente, en caso de cruzarme con ellos por la calle: el preso de ‘Celda 211′, el portero de ‘Mientras duermes’ y el esposo de ‘Te doy mis ojos’. Miento: tal vez con este último tendría dudas antes de trasladarme al otro bordillo, las mismas que tiene su mujer en la ficción, Laia Marull. El gran mérito de Icíar Bollaín es dotar de humanidad a un tipo que esconde un monstruo, pero que lucha, en vano, por terminar con él. El gran valor de la cinta es mirar a los ojos del maltratador para descubrir que, incluso en alguien así, late un corazón. Por ennegrecido que esté.

 

4. "Una historia verdadera" de David Lynch (1999)

the-straight-story

por Juan Pando

Nunca me he explicado cómo alguien con una filmografía tan turbia, excéntrica y alambicada como David Lynch dirigió una joya como ‘Una historia verdadera’, que retrata la vida sin otra trampa ni cartón que la autenticidad de los sentimientos cotidianos. El hecho es que la película está ahí. Se basa en un suceso real, la epopeya de Alvin, anciano con graves problemas de salud (colosal Richard Farnsworth, moribundo él mismo de cáncer, que logró su segunda nominación al Oscar y se suicidó meses después) que recorrerá cientos de kilómetros en su vieja segadora para reconciliarse con su hermano (Harry Dean Stanton). Cine del que llega al corazón. Luminoso, sencillo, sincero y lleno de momentos que ponen la piel de gallina, como cuando el anciano rememora un episodio que vivió en la Segunda Guerra Mundial. Maravillosas, también, Sissy Spacek, como su hija, y la música de Angelo Badalamenti. La obra de un maestro.

 

5. "Cosas que nunca te dije" de Isabel Coixet (1996)

w964

por Álex Gil

La segunda película de Isabel Coixet, allá por 1996, nos sorprendió a todos y sentó las bases que luego se convertirían en la marca de la casa, estética y temáticamente. ‘Cosas que nunca te dije’ fue rodada en Oregón, con reparto americano (encabezado por Lily Taylor y Andrew McCarthy), algo poco habitual por entonces en una película independiente española. Revisitada ahora, este drama romántico intimista, con el desamor como tema, resiste bien el paso del tiempo (aunque la comunicación y las nuevas tecnologías en nuestros días han cambiado mucho desde entonces) y nos dejó algunas imágenes para el recuerdo como las de la lavandería, los pensamientos de la gente en sus coches… o el descubrimiento del helado capuccino conmotion.

 

6. "Pa Negre" de Agustí Villaronga (2011)

Pa_Negre_07

por Pere Vall

La novela de Emili Teixidor fue el vehículo perfecto para el regreso al cine, y por la puerta grande, de Agustí Villaronga, y, además, con un considerable éxito de taquilla, infinidad de premios y el favor de la crítica. El marco (las consecuencias de la Guerra Civil) y los personajes y sus enfermizas relaciones eran ideales para el autor de ‘Tras el cristal’ y ‘El mar’. ‘Pa negre’ es cine de autor hecho desde la industria, conservando las esencias y obsesiones del director y dando otra vuelta de tuerca a una herida nunca cicatrizada y siempre agradecida cinematográficamente.

 

7. "Un Profeta" de Jacques Audiard (2009)

prophet-un-prophete-0

por Roger Salvans

Thriller carcelario, viaje iniciático y drama de gánsters pero, al mismo tiempo, personalísima obra enmarcada dentro de la coherente filmografía de Jacques Audiard, uno de los directores más interesantes del reciente panorama francés, ‘Un profeta’ es una película que no atrapa: te agarra por el pescuezo y te arrastra. Más aún, te atenaza gracias a un retrato realista y nuevo de un mundo sórdido que creíamos mil veces visto poblado de personajes cortados siguiendo patrones clásicos reinventados. Todos somos Malik, un Tahar Rahim deslumbrante, capaz de convertirse en un nuevo padrino del crimen organizado desde la prisión a la que llega para pudrirse hasta que le rescata ¿para su desgracia? Niels Arestrup. Y lo hace desde la sorpresa, desde la mezcla de géneros e influencias (Scorsese, Genet, Ferrara) y siguiendo –acosando– a Malik en esta odisea cruda, escrita con detalle y montada con precisión quirúrgica que da todo lo que promete. Y eso, en un mundo dominado por el hype y en el que lo nuevo parece haber desaparecido de las plateas, es revolucionario.

 

8. "Tiro en la cabeza" de Jaime Rosales (2008)

tiro-en-la-cabeza_ampliacion

por Gerard A. Cassadó

Pocas películas han distanciado tanto a critica y público como el controvertido tercer largometraje de Jaime Rosales. Envalentonado por su inesperado triunfo en los Goya con ‘La soledad’, el cineasta barcelonés, autoproclamado portavoz de un nuevo cine español que nunca acabó de conquistar el espacio mediático, se atrevió con el retrato silente de la monótona vida de un etarra. A unos les molestó que no se diera voz a las razones de un asesino; a los otros, que se le presentara como un hombre normal que come, pasea, charla con sus amigos y hace el amor como tu y como yo. La película no dejó satisfecho a nadie, señal de que estamos ante una obra realmente importante.

 

9. "Million Dollar Baby" de Clint Eastwood (2004)

Million-Dollar-Baby-Immagini-dal-film-71

por Gabri Calzado

El Clint Eastwood más en forma firmaba ésta maravillosa película en 2004  después de la desgarradora ‘Mistic River’. En ‘Million Dólar Baby’, Eastwood (Frankie Dunn) se centra en el paso del tiempo y las relaciones paterno-filiales, dos de sus temas favoritos, para abordar la historia de un antiguo boxeador que se ve obligado a entrenar una mujer, Maggie Fitzgerald (Hillary Swank), ayudado por su viejo amigo Eddie Dupris (Morgan Freeman). La relación entre los dos será como un vaso comunicante, encargado de llenar los vacios antes ocupados por seres queridos, que ya no están (o no quieren estar). Historia de tiempos pasados, cambios, cartas y sobre todo, decisiones vitales, por la que Eastwood ganó 4 Óscars.

 

10. "Secretos y Mentiras" de Mike Leigh (1996)

secrets08hr0

por Carlos Alonso

Si aún no has visto este premiado film (Palma de Oro en Cannes y mejor actriz en 1996; 5 nominaciones al Oscar y Fotogramas de Plata compartido con ‘Rompiendo las olas’) de Mike Leigh (el cineasta británico que mejor retrata a la working class), no pierdas el tiempo leyendo las recomendaciones de mis compañeros de FOTOGRAMAS. Es ésta la película que debes ver en Filmin y la que más te emocionará. Cynthia (Brenda Blethyn) es una madre soltera y sin recursos económicos que tiene una segunda oportunidad en la vida al aparecer por sorpresa la hija negra (Marie Jean-Baptiste) a la que abandonó al nacer. Una crónica humana que habla de la necesidad de amor y cariño que cualquier familia debe experimentar, que te hace reír y llorar al mismo tiempo que sus personajes y con un emotivo clímax final donde se desvela un gran secreto y muchas mentiras.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es