Gijón 2011: El FicXixón abre sus puertas

Fuente: filmin (vía Festival de Gijón)

Gijón 2011: El FicXixón abre sus puertas

Es una referencia, para muchos "nuestro Sundance". Sí, es nuestra gran muestra de cine independiente que llega con 11 meses de retraso. Camino de los 50 años, superadas crisis de mediana edad, el Festival de Cine de Gijón abre las puertas, alza el telón, empieza su fiesta hoy viernes 18 de noviembre. Por descontado, allí estaremos hasta finalizarla para acercaros nuestras crónicas diarias e ir así abriendo boca con gran cantidad de joyas indies que a partir del próximo año formarán parte de nuestro catálogo. Para los impacientes, no vale la espera. Si no tuviste la oportunidad de venir a las últimas ediciones del FICXixón, y te vas a perder la 49, no te preocupes, el Festival Internacional de Cine de Gijón se cuela en tu casa. ¿Y para los presentes? Pues así de bien pinta Gijón.

FAUST, Alexander Sokurov (Podorvikha, 1951)

Llega a Gijón la película ganadora del León de Oro en la última edición de la Mostra de Venecia, con la que Sokurov cierra su tetralogía sobre la naturaleza del poder. La historia es bien conocida: la provocación diabólica sobre un hombre de ciencia, pero pasada por el tamiz, las reglas y los propios miedos del realizador ruso, de carrera sólida e inquebrantable, uno de los grandes cineastas contemporáneos que se estrena en el FICXixón.

LA GUERRE EST DÉCLARÉE, Valerie Donzelli (Epinal, Francia, 1973)

Una de las películas del año en Francia. Donzelli abría con su segundo largometraje la Semana de la Crítica de Cannes y la sorpresa, tanto para público como para crítica, fue más que grata. La guerre est déclarée no sólo está llenando salas, también ha sido elegida para representar a Francia en los Oscar. La directora y actriz utiliza muchos recursos de la nouvelle vague y de Truffaut en particular, en la historia de unos padres que se tienen que enfrentar al tumor detectado a su bebé. Sin caer en el dramatismo pero sí con mucha emoción, esta joya del cine de autor contemporáneo está insuflada de optimismo hasta cuando se declara la guerra contra el cáncer. Es una bomba de relojería y cuando estalla, el cine gana.



DARK HORSE, Todd Solondz (Newark, New Jersey, 1959)

Llega a la competición de Gijón uno de los creadores más sutiles y provocadores del cine independiente americano. La 43 edición le dedicó una retrospectiva y la edición del libro “Todd Solondz: en los suburbios de la felicidad”, de Jordi Costa. Ahora regresa a Gijón tras haber triunfado en Cannes, Venecia o Sundance, y lo hace con una comedia negra centrada en un treintañero que aún vive con sus padres y que busca hacerse un hombre fuera del protector nido familiar. Con Justin Bartha (Resacón en Las Vegas), Christopher Walten, Mia Farrow y Selma Blair (que ya trabajó con Solondz en Cosas que no se olvidan).



ICEBERG, Gabriel Velázquez (Salamanca, 1968)

Única representante española en la competición. El director de Sud Express y Amateurs presenta en Gijón su tercer largometraje, una mirada sobre las primeras decisiones que marcan la adolescencia sin adultos de los protagonistas. Entre Kids de Larry Clark y Elephant de Gus Van Sant, Velázquez nos pone ante tres historias en las que sólo asoma una punta, como en un iceberg. El director salmantino cree, como Rousseau, que la adolescencia es como un segundo nacimiento en el que surge un hombre o una mujer y utiliza a actores debutantes, elegidos en un casting de más de 4.000 jóvenes.



VOL SPÉCIAL, Fernand Melgar (Tánger, Marruecos, 1961)

Este director de origen español (hijo de unos sindicalistas españoles exiliados del franquismo) estrena en Gijón su tercer documental, un polémica crítica al sistema jurídico helvético que fue premiado por el Jurado Ecuménico en Locarno, a pesar de que el presidente del jurado, el productor y actor Paolo Branco, la tildó de “cómplice del fascismo rampante”. Vol Spécial introduce al espectador en un centro de detención administrativa, en el cantón de Ginebra, para mostrarle la última escala de una cadena migratoria. Seis inmigrantes africanos relatan su desesperación ante su vuelta “a casa” en los vuelos especiales organizados por el gobierno suizo. Esta áspera visión sobre las expulsiones forzadas en Suiza le valió a Melgar la prohibición de exhibir Vol Spécial en algunos colegios suizos.



TERRI, Azazel Jacobs ( Nueva York, 1972)

Comedia sobre la adversidad y el aislamiento que pasó con nota por Sundance. Jacobs, hijo del mítico Ken Jacobs y director de títulos tan estimables como Momma’s man, nos presenta la soledad de un chaval huérfano, blanco de las burlas de sus compañeros e ignorado por sus profesores, hasta que uno de ellos (interpretado por John C. Reilly) le muestra que la vida puede compartirse y ser divertida. Hilarante película de un director al que la crítica ha comparado con Kaurismäki, Jarmusch o Tati.



MICHAEL, Markus Schleinzer (Viena, 1971)

Colaborador habitual de Michael Haneke y Ulrich Seidl, este realizador austriaco presenta al concurso su escabrosa ópera prima, una historia de abusos presentada en la Sección Oficial de Cannes. Relato crudo y perturbador de un hombre y de sus intentos por llevar una vida convencional con un niño convertido en su presa. Aplaudida por la crítica internacional, esta película aúna las inconfundibles señas de identidad del nuevo cine austriaco: asepsia, crítica feroz...



TAKE SHELTER, Jeff Nichols (Little Rock, EEUU, 1978) Película de inauguración

Joven promesa del cine independiente americano, conquistó Sundance y logró dos premios en Cannes (el gran premio de la Semana de la Crítica y el de la Sociedad de Autores) con este intenso thriller psicológico sobre las alucinaciones apocalípticas que sufre un obrero de un pequeño pueblo de Ohio, papel interpretado por Michael Shannon, uno de los mejores actores del panorama actual.



THE FUTURE, Miranda July (Vermont, EEUU, 1974)

En Sundance y Berlín también logró buenas críticas con nota The Future, de esta creadora multidisciplinar y compositora que regresa al cine dirigiendo y protagonizando un drama que se sumerge en la crisis de una pareja a través de los ojos de su mascota. Con su primer largometraje, Tu, yo y todo lo demás ganó el Premio Especial del Jurado en Sundance y cuatro premios en Cannes, incluida la Cámara de Oro. Esta artista está considerada una de las miradas más emocionales de la producción independiente americana, y sus performances, vídeos y proyectos audiovisuales se han exhibido en el MOMA o el Guggenheim.



WALK AWAY RENÉE, Jonathan Caouettee (Houston, 1973)

La 49 acoge el esperado regreso a Gijón de uno de los autores más aplaudidos en este festival gracias a Tarnation. Y vuelve con otro filme psicodélico rebosante de vida: la suya propia y la de su familia. En Walk Away Renée utiliza nuevamente fotos, vídeos caseros, películas en Super 8, mensajes en contestadores y diarios para contarnos un momento familiar delicado, con su madre de coprotagonista.

LES GÉANTS, Bouli Lanners (Moresnet-Chapelle, Bélgica, 1965)

En la Sección Oficial repite este intuitivo director, conocido del público de Gijón porque ha presentado sus anteriores largometrajes en la competición, llevándose el Premio al Mejor Largometraje por Ultranova en la 43 edición, y los aplausos y excelentes críticas por Eldorado. Este cómico, toda una celebridad tanto en su país natal como en Francia, plantea en Les Géants una tierna película de aventuras protagonizada por adolescentes, con ecos de Rebeldes o Cuenta conmigo, que logró dos premios en Cannes.



LOW LIFE, Nicolas Klotz

También regresa a la competición Klotz. Tras su premiada La question humaine, el director francés presenta la historia de un flechazo entre una veinteañera francesa y un inmigrante clandestino afgano en medio de grupos antisistema y okupas. Película con dosis de intriga y maldición de fondo.



UN AMOUR DE JEUNESSE, Mia Hansen-Love (París, 1981)

Gran éxito de público y crítica en Francia. Esta joven directora había competido en Gijón en la 45 con Tout est pardonné. En su último largometraje enfoca al primer amor, ese que marca y que duele, a través de dos adolescentes que se enamoran plenamente... hasta que acaba el verano.



PLAY, Ruben Östlund (Styrsö, Suecia, 1974)

La competición acoge el último largometraje del nuevo enfant terrible del cine sueco, finalista de los prestigiosos premios europeos LUX y ganador en Berlín, Moscú o Edimburgo. Para el guión de Play, Ostlud se basó en la historia real de unos niños inmigrantes que robaban a otros niños con intimidación y aprovechándose de los prejuicios sociales: delincuencia y racismo para una afilada disección de la sociedad europea. La película se presentó en la última edición de Cannes.



EL ESTUDIANTE, Santiago Mitre (Buenos Aires, 1980)

El cine latinoamericano está representado en la 49 con la primera película en solitario de este argentino, guionista de las películas de Pablo Trapero Carancho y Leonera. El filme, que se llevó cuatro premios en el último Festival de Locarno, es un apabullante y vertiginoso thriller semipolítico ambientado en el mundo universitario.



  HORS SATAN, Bruno Dumont (Baillent, Francia, 1958)

Tras la retrospectiva que le dedicó el FICXixón en 2006, regresa con su último largometraje, en el que plantea un drama criminal que va reconvirtiendo en un filme al servicio de lo inexplicable a través de dos enigmáticos protagonistas, una joven muy espiritual y el vagabundo que la protege.

THE FORGIVENESS OF BLOOD, Joshua Marston (Los Ángeles, 1968)

Drama sobre asfixiantes tradiciones culturales que se llevó dos premios en la última edición de la Berlinale. Rodada en Albania, parte de una trascendental y violenta disputa por el derecho de paso por una finca para mostrar lo difícil que es librarse de algunas tradiciones intolerantes y la lucha de un joven de 17 años por escaparse a una vida con más oportunidades. Este director conquistó el Oso de Plata en Berlín con su ópera prima, María llena eres de gracia.

Títulos mencionados

Publica un comentario

Sin comentarios