Entrevista "Café de Flore": hablamos con Jean-Marc Vallée

Fuente: Joan Sala (filmin)

Entrevista "Café de Flore": hablamos con Jean-Marc Vallée

Muchos le conocemos por ser el director de "C.R.A.Z.Y", pero su sorprendente pasado también nos revela a un megalómano empedernido que durante mucho tiempo, también se ha subido a la cabina del DJ, compartiendo, su labor como cineasta, con su labor como pincha-discos. No podía ser de otra forma, su última película llega inspirada (y titulada) por un tema de Matthew Herbert. "Café de Flore" se estrena hoy en nuestras salas de la mano de Golem, ocasión que hemos podido aprovechar para mantener una interesante charla con Jean-Marc Vallée. Vanessa Paradis, Sigur Ros, Pink Floyd o el propio Matthew Herbert, son los sugerentes nombres propios que protagonizan nuestra entrevista. Allá va.

1. El "CAFÉ DE FLORE" DE MATTHEW HERBERT

“En el momento que escuché la melodía de "Café de Floré" interpretada con un acordeón, tuve claro que algún día rodaría una película centrada en este tema. Durante tres años estuve escuchándola sin parar en sus diferentes versiones, y cierto es, el tema me resultaba tan indefinible como muchos de los espectadores han encontrado mi película. No sabía el por qué, ni la estructura final que la película tendría. Simplemente sabía que algún día acabaría filmándola. Y ese día finalmente llegó".

2. UNA PELI 'PINCHADA' POR UN DJ

"Entiendo que la gente tenga la sensación de que más que un director, estoy haciendo las funciones de un DJ rodando "Café de Flore". Cortando y empalmando constantemente, dejando volar la imaginación y trasladando e interconectando las vidas de 5 personajes diferentes. Reconozco que no es fácil de explicar, ni tan siquiera de comentar, la película de la misma forma que puede pasar con según que sesión musical. Incluso hoy día, veo la película y me pregunto ¿He triunfado? ¿Conecta con la música de la misma forma que yo quería que lo hiciera?. No estoy seguro, pero honestamente, creo que se asemeja bastante".

3. UN VIAJE MUSICAL Y SENSUAL

“Me encanta la música, es un elemento clave en mi vida, con el que mantengo una enorme conexión, y de la que recibo mucho a cambio, más aún cuando echo una mirada hacia atrás en mis películas. Me doy cuenta que lo que trato es de devolver a la música lo mucho que recibo de ella. En "Cafe de Flore" trato de honrar a todos mis ídolos del rock n' roll como Degolas, The Cure o Pink Floyd, pero también a grupos como Sigur Ros o mismamente Matthew Herbert, en el campo electrónico. Para subrayar los aspectos más románticos y místicos de "Café de Floré" pensé en grupos que me hicieran vivir esas mismas sensaciones y directamente me fui a Sigur Ros y Pink Floyd. ¿Cómo te sientes? ¿Podrías definir como se siente tu cuerpo? Es sensual. La música te hace soñar. Particularmente, trato de encontrar la esencia en esta película, ese 'no se que', que nos provoca querer vivir y disfrutar a tope, querer hacer el amor o salir de fiesta, querer proyectarnos al máximo o simplemte pensar 'que le jodan a todo'.

4. EL RETO MÁS COMPLICADO DE SU VIDA

"Yo no trato de rodar pelis sobre mi vida, aunque he de reconocer que "Café de Floré" es lo más cercano que he rodado a mi experiencia vital, sobre todo, en su aspecto más emocional. Soy consciente la complejidad de los temas que exploro, como lo son la universalidad del amor en todas sus manifestaciones. "Café de Flore habla de la inmortalidad del alma y la creencia en la existencia de las almas gemelas con resonancias mucho más existenciales a las que una simple 'love story' nos tiene habituados. Quería contar una historia 'bigger than life', casi como una fábula, y también quería contar una bonita y épica historia de amor que proyectara una experiencia cinemática completamente diferente a las que hemos llegado a vivir en una sala de cine. Un reto ambicioso, lo sé. Todo aquel que ha participado en el proceso puede verlo y apreciarlo. Han podido comprobar que a lo largo de todo el rodaje, he tratado de ser tan honesto, como auténtico y genuino. Soy un tipo romántico, justamente igual que el protagonista de "Café de Flore", y sabía que rodaba una película emocional. Escribí un guión que permitiera retarme a mi mismo, a explorar, a probar con algo nuevo. Era un proyecto arriesgado, con localizaciones en Montreal y París, y lleno de música rock. Jamás afirmaría que fue fácil rodar esta película y reconozco que tuve una gran suerte con el simple hecho de lograr financiación. La gente temía el proyecto, pero también eran conscientes de que se trataba de un film especial y del que querían formar parte. Sin duda, se trata del proyecto más complejo de toda mi vida".

5. UNA ANTI-DIVA LLAMADA VANESSA PARADIS

"Fue mi primera opción desde el principio. Me atraía enormemente la posibilidad de ver a Vanessa interpretar un personaje visceral, pasional y desgarrado, con un aspecto físico completamente deslucido al que habitualmente estamos acostumbrados a verle, y como madre de un chico con síndrome de down. Ambos se pasaron un mes conviviendo, aprendiendo el uno del otro, cenando, desayunando o merendado, muchas veces, con los verdaderos padres del chico. Incluso montaban juntos en el tío-vivo con el objetivo de establecer un vínculo divertido entre ambos. Muchas veces, Vanessa se vio obligada a ser muy autoritaria con él, ya que se trata de un chico con un carácter muy fuerte. El problema de quienes padecen síndrome de down es que, cuando se obcecan en no querer hacer algo, pueden llegar a ser extremadamente tozudos, hecho que obligó a Vanessa a sacar todo su coraje de forma completamente natural, y es ahí donde, precisamente, cre que está la clave de su magnífica interpretación".

6. UNA SESIÓN ABIERTA

"La película no refleja una creencia personal filosófica. El público puede elegir si la película es sobre la reencarnación y las vidas pasadas, siempre y cuando sea en lo que verdaderamente creen, que no es mi caso. También pueden interpretarla como una película que proviene de la propia imaginación de los personajes. Quería dar estas dos opciones al espectador. Cada uno puede quedarse con la conclusión que crea más conveniente según sus creencias".

7. MATTHEW HERBERT EN LOS 60'

"Es una de las pequeñas claves de la película, uno de los guiños especialmente dirigidos a los fans de Matthew Herbert en particular, y de la música electrónica en general. Evidentemente, quien no es fan de Herbert, ni de la electrónica, puede apreciar el anacronismo que se da en el momento que vemos a Vanessa Paradis escuchando una versión del tema "Café de Flore" en los 60' con la aparición de la portada del disco incluida (The Matthew Herbert Big Band's). Evidentemente, es un anacronismo, algo imposible de darse, pero me gusta que la audiencia recorra su propio camino e interprete la película a su particular manera. Es de la forma que escribí "Café de Floré", tratando siempre de evitar imponer mis ideas al público".



 

Publica un comentario

Sin comentarios