Crónicas 2011: "A Dangerous Method" un perfecto Cronenberg apunta al León de Oro

Fuente: Joan Sala (vía varios medios)

Crónicas 2011: "A Dangerous Method" un perfecto Cronenberg apunta al León de Oro

Era de esperar, "A Dangerous Method" confirma lo que anteriormente, magistrales títulos como "Una historia de violencia" y "Promesas del este" ya apuntaban. David Cronenberg alcanza una nueva cumbre en su cine, un nuevo camino abierto por  una reciente filmografía que le lleva de la trangresión a la perfección, de la violencia visceral a la psicológica, del atroz terror, al oscuro drama. Un nuevo camino en el que ahora, la tercera parada apunta al León de Oro, y la meta, al Oscar con su propuesta más académica (y más académicamente perfecta). Es la gran favorita a reinar en el Lido, o al menos, es lo que opina la prensa desplazada a Venecia, quienes han tenido el gran privilegio de gozar de antemano de una de las mejores películas del año. Así la ven.

¿De qué va?

Transcurre en los albores de la I Guerra Mundial. Es una poderosa historia de descubrimiento sexual e intelectual basada en acontecimientos reales a partir de la turbulenta relación entre el joven psiquiatra Carl Jung, su mentor Sigmund Freud y Sabina Spielrein. A este trío se añade Otto Gross, un paciente libertino decidido a traspasar todo límite posible. Esta exploración de la sensualidad, de la ambición y del engaño llega a su momento cumbre cuando Jung, Freud y Sabina se reúnen antes de separarse definitivamente para cambiar la dirección del pensamiento moderno.

¿Quién está detrás?

DavidCronenberg y Christopher Hampton. El primero es uno de los nombres que más suenan en la actualidad cinematográfica. Cuatro años después de "Promesas del este" y mientras nos llegan rumores y más rumores (esperemos inciertos) sobre su posible secuela, el director de "Inseparables" tiene antes dos proyectos en liza. Uno ya está listo, es el que nos ocupa. El otro, es la adaptación del libro de Don DeLillo "Cosmópolis." El segundo, es el prestigioso dramaturgo responsable de los libretos de "Las amistades peligrosas," "Cheri" y sobre todo, de la obra teatral que "A Dangerous Method" lleva al cine.

¿Quién sale?

Michael Fassbender (descubierto en "Hunger", consagrado en "Fish Tank", conocido por "Malditos Bastardos" y más recientemente por "X-Men") y el propio Viggo Mortensen, quién llegaba al rodaje para reemplazar en el papel a Christoph Waltz, el actor inicialmente destinado a interpretar al famoso psicólogo. Ellos serán  Sigmund Freud y Carl Gustav Jung respectivamente. Su oscuro deseo, Keira Knightly y Vincent Cassell, el tercero en discordia.

La prensa ha dicho

Luís Martínez describe con gran atino la perfección de Cronenberg en El Mundo: "A los pocos minutos de proyección 'A dangerous method' se descubre como un 'cronenbergiano' ejercicio fílmico, pero al revés.(...) El director canadiense consigue que nos explote la cabeza como a sus sufridas víctimas de 'Scanners' haciendo exactamente lo contrario de lo contrario. Eso sí, se reserva el espacio suficiente entre la pantalla y el espectador para dejar a la vista la intención. Y esto es importante. No se trata de, simplemente, un relato perfecto, sino de un relato que se sabe perfecto y que, en cada plano, deja clara su vocación de perfección."

Perfeccionismo que Toni García en El País también alaba: "Un Cronenberg esplendido (y sin cafeína). (...) Un método peligroso tiene algunos de los tics de Cronenberg aunque los utiliza de forma leve, pero por el otro lado parece la película de alguien interesado única y exclusivamente en demostrar que el cine sigue siendo cosa de algunos -pocos- elegidos. (...) La cosa es que Cronenberg, incluso cuando se parece menos a él mismo que de costumbre, sigue siendo un director excepcional. Si el mensaje era ese, lo hemos captado."

En cuanto a la crítica internacional, en Estados Unidos todos coinciden en encumbrar el perfeccionismo del nuevo Cronenberg:

Todd McCarthy ha sido el primero en alabarla en Hollywood Reporter: "Preciso, lúcido y emocionantemente disciplinado, David Croenenberg nos traslada los primeros días del psicoanálisis escenificados con asombroso aplomo por Keira Knightley, Viggo Mortensen y Michael Fassbender." y añade "El diálogo constantemente confronta, articula y estimula el intercambio intelectual de forma penetrante. La dirección de Cronenberg camina junta y de la mano del riguroso libreto de Christopher Hampton, la fotografía de Peter Suschitzky provee visuales de pureza pristina aumentada por los inmaculados decorados fin de l'epoch, mientras el montaje se destaca por una perspicaz vigorosidad únicamente al alcance del maestro Kubrick."

Stephanie Zacharek advierte en Movieline que "la proyección de "A Dangerous Method en Venencia posiblemente a supuesto la mayor diversión que un film sobre Freud y Jung podrá proporcionar jamás." para añadir "como director, Cronenberg es tan buen oyente como ponente."

Justin Chang coincide en Variety aclarando que "la fascinación de Cronenberg por los asuntos de la mente a lo largo de su carrera se manifiesta con peso y determinación. Contado con elegancia y gran estilo, esta compleja historia sobre los primeros días del psicoanálisis absorbe e incluso divierte a medida que se desarrolla a través de un serie de conversaciones, sesiones de tratamiento y cartas intercambiadas. La ausencia del impacto visceral y el enfoque al material enrarecido material auditivo se marca como una de las entradas más especializados de Cronenberg, destinada a un público pequeño pero agradecido."

Al igual que Oliver Lytteltton en The Playlist: "Un método peligroso" es tremendamente inteligente, una película adulta con la que Mortensen culmina la trilogía de la perfecta interpretación dedicada a Cronenberg."

En el Reino Unido en cambio, hay quien también la encumbra pero también quien disiente:

David Gritten destaca en Daily Telegraph el gran trabajo de Keira Knightly: "Cronenberg ha un rendimiento tan feroz y abrumador en Keira Knightley que parece probable que se convierta en el principal punto de conversación sobre una estupenda película de la que hay mucho que hablar."

En cambio, a la espera de añadir más críticas, Xan Brooks se guarda el momentáneo honor en The Guardian de ser el único en cargarse el nuevo Cronenberg: "A Dangerous Method se siente pesada y lúgubre. Es una historia que vino marinada en puerto y se ahogó con el humo de pipa. Tal prolongado sufrimiento hara esconderte debajo debajo de la cama, abrir las ventanas y correr por el jardín."

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es