Crónica Venecia 2020: "Sun Children" al final del túnel

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2020: "Sun Children" al final del túnel

El prestigioso cineasta iraní Majid Majidi vuelve a primera plana para explorar el mundo de la infancia iraní con la enérgica y cautivadora "Sun Children", película que más allá de retratar de forma impecablemente honesta una demoledora realidad social, yace también en ella entretenidísima película de aventuras. Presentada a competición en la presente Mostra de Venecia, todos los caminos la llevan a ocupar su merecido lugar en el palmarés final.

¿De qué va?

Cuenta la historia de Ali, un joven de 12 años, y de sus tres amigos. Juntos trabajan duramente para sobrevivir y ayudar a sus familias realizando trabajos de poca monta en talleres locales, además de cometer crímenes menores para conseguir dinero fácil. En un giro milagroso de los acontecimientos, Ali recibe el encargo de encontrar un tesoro oculto bajo tierra. Para ello recluta a sus amigos, pero para lograr tener acceso al túnel, los niños deben matricularse antes en la Escuela Sol, una institución caritativa que se centra en educar a los niños sin hogar y que se ubica cerca de donde supuestamente se halla el tesoro.

¿Quién está detrás?

Majid Majidi es uno de los principales referentes del cine iraní, sobre todo en lo que al cine social se refiere. De hecho, es el responsable de la única producción de Irán candidata al Oscar extranjero hasta la irrupción de Ashgar Farhadi. Fue con "Niños del paraíso", allá por 1997.

¿Quién sale?

Niños de la calle. Trabajadores infantiles que demuestran ser artistas asombrosos y extremadamente inteligentes. Hete aquí la grandeza del cine, la contundente demostración la importancia que puede tener el arte como actor social.

¿Qué es?

"Las tortugas también vuelan" + "La isla del tesoro"

¿Qué ofrece?

"Sun Children" comienza con unos rótulos en el que se informa al espectador de una demoledora realidad: hay 152 millones de niños en el mundo que a día de hoy se ven obligados a trabajar para ayudar y dar soporte a sus desestructuradas familias. Lejos queda para ellos la posibilidad de tener una educación, una vida escolar. En este sentido, Irán es uno de los principales focos, allá donde se encuentra un alto porcentaje de estas desamparadas criaturas abandonadas a su suerte. Una advertencia inicial que, cabe reconocer y ateniéndonos a varios de los antecedentes, puede llevar a uno a esperar lo peor, a interpretarlo como el aviso previo de que lo que se nos viene a narrar y retratar a continuación bien puede suponer un viaje de miseria y desolación marcado por el exceso de sentimentalismo o dicho de otra forma, la pornografía emocional. 

No es el caso, sin embargo, de la conmovedora y vibrante "Sun Children", una obra sorprendentemente honesta y tremendamente entretenida que rebosa humanidad, que tiene fe ciega en el individuo ante la injusticia social y que, más allá de resultar un drama desgarrador, es también película de aventuras, a ratos incluso comedia y ante todo, un conmovedor relato de iniciación que reclama la importancia de que todo niño tenga libre acceso a la educación. Y todo ello sin dar la espalda a reivindicar los derechos humanos, a retratar una realidad que lamentablemente, resulta demoledora. En definitiva, un espejo ejemplar para todo aquel que desee adentrarse en el cine de denuncia social. Sorpresa sería su ausencia en el palmarés final.

Publica un comentario

Sin comentarios